Skip to Content

Crisis De La Enfermedad De Células Falciformes

LO QUE USTED NECESITA SABER:

¿Qué es una crisis de células falciformes?

Una crisis de células falciformes es una crisis dolorosa que ocurre en personas que tienen anemia de células falciformes. Ocurre cuando los glóbulos rojos con forma de medialuna u hoz bloquean los vasos sanguíneos. La sangre y el oxígeno no pueden llegar a sus tejidos y esto ocasiona dolor. Una crisis de células falciformes también puede dañar sus tejidos y causar una falla de los órganos, como insuficiencia renal o hepática. Una crisis de células falciformes puede ser mortal.

¿Cuáles son los signos y síntomas de una crisis de células falciformes?

Sus síntomas podrían cambiar cada vez que usted tenga una crisis y dependerán del área de su cuerpo donde el flujo sanguíneo ha sido bloqueado.

  • Fiebre
  • Dolor
  • Debilidad o fatiga
  • Dolor abdominal e inflamación
  • Dolores de cabeza
  • Pene doloroso y erecto (priapismo) en varones
  • Latidos cardíacos acelerados
  • Falta de aliento

¿Qué puede provocar una crisis de células falciformes?

  • La deshidratación
  • Una infección como un resfriado o la gripe
  • Niveles bajos de oxígeno debido a la dificultad del ejercicio, viajes en avión o gran altitud
  • Enfriarse o pasar de caliente a frío rápidamente
  • Procedimientos médicos, cirugía o parto
  • Emociones fuertes como la ira o depresión

¿Cómo se maneja el dolor durante una crisis de células falciformes?

  • Se podrían administrar medicamentos para disminuir el dolor o el riesgo que sus glóbulos rojos adquieran forma de medialuna u hoz. Usted podría también necesitar medicamentos para prevenir una infección bacterial o ayudarle a usted a respirar con más facilidad.
  • Los AINEs , como el ibuprofeno, ayudan a reducir inflamación y dolor o fiebre. Este medicamento esta disponible con o sin una receta médica. Los AINEs podrían causar sangrado estomacal o problemas en los riñones en ciertas personas. Si usted esta tomando un anticoágulante, siempre pregunte a su proveedor de salud si los AINEs son seguros para usted. Antes de usar el medicamento, siempre lea la etiqueta de información y siga sus indicaciones.
  • El acetaminofén disminuye el dolor y la fiebre. Está disponible sin receta médica. Pregunte cuánto tomar y con cuánta frecuencia tomarlo. Siga las indicaciones. El acetaminofén puede causar daño al hígado cuando no se toma correctamente.

¿De qué otra forma se puede tratar una crisis de células falciformes?

  • Los líquidos intravenosos tratan la deshidratación y ayudan a reducir el cambio de forma a medialuna de los glóbulos rojos.
  • El oxígeno ayuda a aumentar los niveles de oxígeno en la sangre y facilita la respiración.
  • Una transfusión de sangre reemplaza la sangre con glóbulos rojos que no tengan forma de medialuna.
  • Se podría realizar una cirugía para extirpar una parte de su bazo.

¿Cómo puedo prevenir una crisis de células falciformes?

  • Tome vitaminas y minerales según indicaciones. El ácido fólico puede ayudar a prevenir problemas con los vasos sanguíneos que pueden surgir con la anemia de células falciformes. El zinc puede llegar a disminuir la frecuencia que usted tiene dolor.
  • Tome líquidos según indicaciones. La deshidratación puede aumentar su riesgo de sufrir una crisis de células falciformes. Pregunte cuánto líquido tomar por día y cuáles líquidos son mejores para usted.
  • Busque un equilibrio entre el descanso y el ejercicio. Descanse durante su crisis de células falciformes. Con el tiempo, aumente su actividad física a una cantidad más moderada. Ejercítese con regularidad. Evite el ejercicio o actividades que puedan causar lesiones, como el fútbol americano. Pregunte cuál es el mejor plan de ejercicios para usted.
  • Permanezca fuera del frío. No pase de un lugar cálido a uno frío rápidamente. No nade en agua fría. Manténgase caliente durante el invierno.
  • No fume cigarrillos ni consuma bebidas alcohólicas. Esto aumenta su riesgo de sufrir de una crisis de células falciformes. La nicotina y otros químicos en los cigarrillos y cigarros pueden ser nocivos para los pulmones. Solicite a su proveedor de salud información en caso que se encuentre fumando y necesite ayuda para dejar de fumar. Los cigarrillos electrónicos o el tabaco sin humo todavía contienen nicotina. Consulte con su proveedor de salud antes de usar estos productos.
  • Pregunte sobre cuáles vacunas necesita. Las vacunas pueden ayudar a prevenir una infección viral que pudiera conllevar a una crisis de células falciformes. Asegúrese de acudir a vacunarse contra la gripe todos los años según indicaciones. Es probable que usted necesite vacunas para protegerse de la neumonía cada 5 años.

Llame al 911 en caso de presentar cualquiera de los siguientes:

  • Usted le hace falta la respiración o tiene dolor de pecho.
  • Usted es un varón y tiene una erección dolorosa que no se alivia.
  • Usted pierde la vista en uno o ambos ojos.

¿Cuándo debo buscar atención médica inmediata?

  • Usted siente que ya no puede afrontar más su dolor o siente deseos de lastimarse a sí mismo.
  • Usted tiene cambios de conducta, convulsiones o desmayos.
  • Usted tiene fiebre.
  • Usted tiene dolor abdominal, náusea o vómito.
  • Usted tiene un dolor de cabeza que es peor o distinto.
  • Usted tiene una nueva debilidad o adormecimiento en su brazo, pierna, o rostro.
  • Usted tiene un nuevo dolor en cualquier parte de su cuerpo.
  • Su orina está oscura y usted orina menos de lo usual, o no orina del todo.
  • Usted tiene mareos, desvanecimiento o desmayos.

¿Cuándo debo comunicarme con mi proveedor de salud?

  • Usted tiene signos o síntomas nuevos.
  • Usted tiene sangre en la orina.
  • Usted tiene estreñimiento o diarrea.
  • Usted tiene cambios en la vista.
  • Usted siente aún más fatiga.
  • Usted planea viajar por avión o viajar a alta altitud.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes sobre su condición o cuidados.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación de su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta con sus médicos sus opciones de tratamiento para juntos decidir el cuidado que usted quiere recibir. Usted siempre tiene el derecho a rechazar su tratamiento. Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

© 2015 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Hide