Skip to Content

Conmoción Cerebral En Niños

LO QUE USTED NECESITA SABER:

¿Qué es una conmoción cerebral en los niños?

Una conmoción cerebral es una lesión en el cerebro del niño. Por lo general es causada por un golpe en la cabeza que es el resultado de una caída, un accidente automovilístico o una lesión deportiva. Algunas veces una sacudida fuerte puede causar una conmoción cerebral.

¿Cuáles son los signos y síntomas de una conmoción cerebral en los niños?

Inmediatamente después de la lesión, es posible que el niño se sienta aturdido, pierda el conocimiento o tenga convulsiones. Los síntomas pueden aparecer de inmediato o varios días o semanas después de la conmoción cerebral. Los síntomas de una conmoción cerebral pueden pasar desapercibidos. Algunos niños actúan de forma normal, incluso cuando no se sienten bien. Pregunte al niño si tiene algún síntoma. Comunique a los maestros, entrenadores y proveedores de cuidado que el niño ha tenido una lesión y los síntomas que podría tener. Observe al niño más de cerca durante unas semanas después de la lesión para ver si se presenta alguno de los siguientes signos y síntomas:

  • Dolor de cabeza leve a moderado
  • Somnolencia, mareos o pérdida del equilibrio
  • Náuseas o vómitos
  • Cambios de humor (desasosiego, tristeza o irritabilidad)
  • Dificultad para pensar, para recordar las cosas o para concentrarse
  • Zumbido en los oídos
  • Olvido transitorio de cosas que había aprendido recientemente, como usar el baño
  • Cambios en el patrón de sueño

¿Cómo se diagnostica la conmoción cerebral en los niños?

El médico del niño le preguntará cómo se lastimó y lo examinará.

  • Examen neurológico: El médico examinará los ojos y la memoria del niño, y la facilidad con que se despierta. Es posible que también compruebe la fuerza de los brazos, manos, piernas y pies del niño. Estas pruebas indican al médico si el cerebro del niño está funcionando bien.
  • Radiografía: Es posible que el médico prescriba radiografías de la cabeza y cuello del niño para comprobar si tiene alguna otra lesión, como una fractura.
  • Tomografía computarizada: Un equipo de rayos X usa una computadora para tomar imágenes del cerebro del niño. Es posible que le administren un tinte antes de tomar las imágenes para que los médicos las puedan ver con mayor claridad. Diga al médico si el niño tiene alergia al iodo o los mariscos. Es posible que también sea alérgico al tinte.
  • Imagen por resonancia magnética: Este estudio usa imanes muy potentes y una computadora para tomar imágenes de la cabeza y los vasos sanguíneos del niño. Es posible que le administren un tinte para que las imágenes sean más claras. Diga al médico si el niño tiene alergia al iodo o los mariscos. Es posible que también sea alérgico al tinte. No permita que el niño entre a la sala donde le harán el estudio con ningún objeto de metal. El metal puede causar lesiones graves. Diga al médico si el niño tiene algún implante de metal dentro o fuera del cuerpo.

¿Cuál es el tratamiento para la conmoción cerebral en los niños?

Aunque es necesario que el niño se atienda con un médico, es común que no haga falta seguir ningún tratamiento. Es posible que tengan que hacerle algunas pruebas. Puede que deba estar internado en el hospital durante un breve período de tiempo. Es posible que lo envíen a casa con instrucciones especiales.

  • Ibuprofeno o acetaminofeno: Se administran estos medicamentos para calmar el dolor que siente el niño. Se pueden comprar sin receta médica. Pregunte qué cantidad le debe dar al niño y con qué frecuencia.

¿Cómo puedo ayudar a controlar los síntomas de mi niño?

  • Hielo: El hielo ayuda a bajar la inflamación y calmar el dolor. El hielo también puede contribuir a evitar el daño de los tejidos. Use un paquete de hielo o ponga hielo molido dentro de una bolsa plástica. Cubra la bolsa con una toalla y colóquela sobre la cabeza del niño durante 15 a 20 minutos cada hora los 2 días después de que sufrió la lesión.
  • Descanso: Haga que el niño descanse en la cama o juegue tranquilo durante las 24 horas posteriores a la conmoción cerebral. El niño puede retomar sus actividades regulares una vez que se sienta mejor.
  • Restricción de las actividades: Es posible que el niño no pueda practicar deportes o hacer otras actividades que podrían causar que se golpee la cabeza. Es peligroso sufrir una segunda conmoción cerebral cuando el cerebro aún no se ha recuperado de la primera. El médico de su hijo le dejará saber cuándo el niño puede retomar sus actividades normales y practicar deportes.

¿Cuáles son los riesgos de que un niño tenga una conmoción cerebral?

  • Rara vez ocurre, pero algunos niños presentan síndrome posterior a la conmoción cerebral. Es posible que los síntomas de este síndrome recién se manifiesten varias semanas o meses después de ocurrida la lesión, y por lo general desaparecen con el tiempo. Algunas personas necesitan recibir más tratamiento. Con este síndrome el niño puede tener síntomas como dolor de cabeza o cambios en la vista. También es posible que se sienta ansioso, deprimido y tenga dificultad para controlar su ira, o que tenga problemas de memoria.
  • Es posible que el niño haya tenido otras lesiones en el mismo momento que la conmoción cerebral, como una lesión en el cuello o el rostro. Cuanto más tiempo haya estado inconsciente el niño, más grave es posible que sea la conmoción cerebral. Con cada conmoción cerebral adicional que el niño tenga aumentará su riesgo de tener problemas más adelante en su vida. Entre estos problemas se incluyen la falta de coordinación o dificultad para pensar o concentrarse. Las conmociones cerebrales reiteradas pueden poner en peligro su vida.

¿Cuándo debo comunicarme con el médico de mi niño?

Comuníquese con el médico del niño si:

  • El niño tiene náuseas o vómitos.
  • Los síntomas o la condición del niño empeoran durante los primeros días posteriores a la lesión.
  • Los síntomas del niño se prolongan por más de 6 semanas después de ocurrida la lesión.
  • Tiene alguna pregunta o inquietud acerca de la condición o cuidado del niño.

¿Cuándo debo buscar atención médica inmediata?

Busque atención médica de inmediato o llame al 911 si:

  • El niño tiene dolor de cabeza muy fuerte o vomita varias veces.
  • Al niño le cuesta más que de costumbre despertarse, o usted no puede despertarlo.
  • El niño deja de reaccionar frente a los demás o se desvanece.
  • El niño siente debilidad en los brazos o las piernas, pérdida de la sensación o tiene nuevos problemas con su coordinación.
  • El niño no deja de llorar o se niega a comer.
  • El niño tiene convulsiones, está más confundido o experimenta un cambio de personalidad.
  • El niño comienza a arrastrar las palabras cuando habla o tiene nuevos problemas con la vista.
  • Al niño le sale sangre o un líquido transparente de los oídos o la nariz.
  • El niño es un bebé y tiene un abultamiento blando en la cabeza.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación del cuidado de su niño. Informarse acerca del estado de salud del niño y sobre la forma como puede tratarse. Discuta con los médicos de su niño las opciones de tratamiento para decidir el cuidado que se usted desea para él. Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

© 2015 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Hide