Skip to Content

Conmoción Cerebral En Niños

LO QUE NECESITA SABER:

Una conmoción cerebral es una lesión en el tejido o los vasos sanguíneos del cerebro del niño. Por lo general es causada por un golpe en la cabeza que es el resultado de una caída, un accidente automovilístico o una lesión deportiva. Algunas veces una sacudida fuerte puede causar una conmoción cerebral.

INSTRUCCIONES SOBRE EL ALTA HOSPITALARIA:

Medicamentos:

  • Ibuprofeno o acetaminofeno: Se administran estos medicamentos para calmar el dolor que siente el niño. Se pueden comprar sin receta médica. Pregunte qué cantidad le debe dar al niño y con qué frecuencia.
  • Administre el medicamento a su niño como se le haya indicado: Llame al proveedor de salud de su niño si piensa que el medicamento no esta funcionando como se había esperado. Infórmele si su niño es alérgico a algún medicamento. Mantenga una lista vigente de los medicamentos, vitaminas, o hierbas que toma su niño. Incluya la cantidad que toma, la forma y la razón porque los esta tomando. Traiga la lista o los recipientes de las píldoras a sus visita de seguimiento. Mantenga la lista con usted en caso de emergencia.
  • No administre aspirina a niños menores de 18 años de edad: Su niño podría desarrollar el síndrome de Reye si toma aspirina. El síndrome de Reye podría causar daño de peligro mortal al cerebro e hígado. Revise las etiquetas del medicamento de su niño para aspirina, salicilato, o aceite de gaulteria.

Programe una cita con su proveedor de salud de su niño como se le haya indicado:

Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante las citas de su niño.

Cuidado de su niño:

  • Despierte al niño en forma regular durante la noche: Pregunte si debería de despertar al niño durante la noche después que tuvo la conmoción cerebral. Pregunte con qué frecuencia debería despertarlo. No es peligroso que el niño duerma, pero puede que tenga que despertarlo para comprobar que está pensando con claridad. Pregúntele cosas como su nombre o el nombre de algunos juguetes.
  • Use hielo: El hielo ayuda a bajar la inflamación y calmar el dolor. El hielo también puede contribuir a evitar el daño de los tejidos. Use un paquete de hielo o ponga hielo molido dentro de una bolsa plástica. Cubra la bolsa con una toalla y colóquela sobre la cabeza del niño durante 15 a 20 minutos cada hora los 2 días después de que sufrió la lesión.
  • Asegúrese de que el niño descanse lo suficiente: Haga que el niño descanse en la cama o juegue tranquilo. No permita que juegue juegos de video o haga tareas escolares. Debería descansar durante las 24 horas posteriores a la conmoción cerebral o hasta que sus síntomas desaparezcan. El niño puede volver lentamente a sus actividades regulares una vez que no tenga más síntomas.
  • Pregunte sobre los deportes: Pregunte al médico de cabecera del niño cuándo puede regresar a la escuela o volver a practicar deportes. No debería volver a practicar deportes hasta que se le hayan pasado por completo los síntomas de la conmoción cerebral.

Comuníquese con el médico de cabecera de su niño si:

  • El niño tiene náuseas o vómitos.
  • Los síntomas o la condición del niño empeoran durante los primeros días posteriores a la lesión.
  • Los síntomas del niño se prolongan por más de 6 semanas después de ocurrida la lesión.
  • Tiene alguna pregunta o inquietud acerca de la condición o cuidado del niño.

Regrese a la sala de emergencia si:

  • El niño tiene dolor de cabeza muy fuerte o vomita varias veces.
  • Al niño le cuesta más que de costumbre despertarse, o usted no puede despertarlo.
  • El niño deja de reaccionar frente a los demás o se desvanece.
  • El niño siente debilidad en los brazos o las piernas, pérdida de la sensación o tiene nuevos problemas con su coordinación.
  • El niño no deja de llorar o se niega a comer.
  • El niño tiene convulsiones, está más confundido o experimenta un cambio de personalidad.
  • El niño comienza a arrastrar las palabras cuando habla o tiene nuevos problemas con la vista.
  • Al niño le sale sangre o un líquido transparente de los oídos o la nariz.
  • El niño es un bebé y tiene un abultamiento blando en la cabeza.

© 2015 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide