Skip to Content

Reacción A Una Transfusión De Sangre

LO QUE USTED NECESITA SABER:

¿Qué es una reacción a una transfusión de sangre?

Una reacción a una transfusión de sangre es una respuesta dañina del sistema inmune a la sangre donada. Las reacciones pueden presentarse de inmediato o más adelante, y varían de leves a graves.

¿Cuál es la causa de una reacción a la transfusión de sangre?

El sistema inmune puede reaccionar a algo en la sangre donada. Una de las más graves reacciones es la denominada incompatibilidad ABO. Los 4 grupos principales de sangre son A, B, O, y AB. Su sistema inmune tratará de destruir las células donadas que son del grupo equivocado para usted. La otra reacción sucede cuando usted es alérgico a algo en la sangre donada. Las reacciones alérgicas por lo general son leves pero pueden volverse una reacción de peligro mortal conocida como anafilaxis.

¿Cuáles son los signos y síntomas de una reacción inmediata a una transfusión de sangre?

Los médicos suspenderán la transfusión si usted presenta alguno de lo siguiente de una reacción inmediata a una transfusión:

  • Una sensación de temor o que algo no está bien
  • Desmayos o problemas respiratorios
  • Fiebre y escalofríos
  • Comezón, ronchas, o inflamación
  • Dolor en su abdomen, pecho, o espalda
  • Dolor o sensación quemante en el sitio de la transfusión
  • Inflamación y un moretón grande en el sitio de la transfusión
  • Sangre en la orina
  • Una herida que sangra
  • Náuseas, vómito, o diarrea

¿Cuáles son los signos y síntomas de una reacción tardía a una transfusión de sangre?

Una reacción tardía a una transfusión sanguínea puede empezar durante los 3 a 10 días siguientes a la transfusión. Otras reacciones tardías pueden ocasionar una reacción la próxima vez que reciba una transfusión. Es posible que presente alguno de lo siguiente:

  • Fiebre alta y escalofríos
  • Mareos o desmayos
  • Orina poco o nada en absoluto
  • Dolor de cabeza, visión doble, o convulsiones
  • Coloración amarillenta de la piel o los ojos
  • Dolor en el pecho o falta de aire
  • Moretones
  • Fatiga y debilidad

¿Cómo se diagnostica una reacción a una transfusión de sangre?

  • Pruebas de sangre: Su sangre es analizada por signos de destrucción a los glóbulos rojos.
  • Análisis de orina: Su orina es analizada para detectar la presencia de sangre y por señales de falla renal.
  • Examen de electrocardiograma Unos parches adhesivos son colocados en su piel para registrar la actividad eléctrica de su corazón si usted tiene dolor en el pecho.

¿Cómo se trata una reacción a una transfusión de sangre?

  • Medicamentos:
    • Antipirético: Es un fármaco que reduce la fiebre.
    • Antihistamínicos: Los antihistamínicos disminuyen la comezón y la inflamación de una reacción alérgica leve.
    • Epinefrina: Es un medicamento en caso de emergencia que se administra cuando el antihistamínico no detiene una reacción alérgica.
    • Esteroides: Los esteroides reducen la inflamación y ensanchan las vías respiratorias facilitando su respiración.
    • Broncodilatadores: Los broncodilatadores relajan los músculos que envuelven las vías respiratorias que se estrechan durante una reacción alérgica.
    • Vasopresores: Es un fármaco para que la presión arterial aumente para prevenir un shock ocasionado por una baja en la presión arterial.
  • Intravenosa: Para prevenir que la presión arterial se baje demasiado se le administran líquidos por vía intravenosa. Los líquidos intravenosos también ayudarán a sus riñones a desechar los glóbulos rojos donados que su sistema inmune ha destruido.

¿Qué aumenta mi riesgo a una reacción en la transfusión?

Los siguientes son los riesgos más comunes a una reacción a una transfusión de sangre:

  • Transfusiones previas: Se aumenta su riesgo si usted ha tenido una transfusión sanguínea anteriormente. Su sistema inmune forma anticuerpos que van a combatir la sangre donada la próxima vez que reciba una transfusión.
  • Embarazo: Usted corre un mayor riesgo si usted ha estado embarazada. Usted ha sido expuesta a la sangre del feto durante su embarazo, lo cual la hace más sensible a la sangre donada.
  • Condiciones médicas: Ciertas afecciones médicas aumentan su riesgo, como la anemia falciforme. La anemia falciforme hace que el cuerpo produzca anticuerpos para combatir los glóbulos rojos. Ésta clase se anemia también requiere transfusiones frecuentes, lo cual también aumenta su riego

¿Cómo puedo ayudar a prevenir otra reacción a una transfusión sanguínea?

  • Suministrar una historia médica completa: Informe a sus médicos sobre su condición de salud, transfusiones y embarazos.
  • Alertar a sus médicos: Avísele a sus médicos de inmediato si no se siente bien. Ellos suspenderán la transfusión y tratarán sus síntomas. Una buena razón para detener la transfusión es si usted presenta dolor, náuseas, comezón, o un hematoma grande en el sitio de la transfusión.
  • Preguntar si usted puede utilizar su propia sangre: Algunas veces usted puede suministrar su propia sangre para una transfusión durante una operación quirúrgica. Esto se llama donación sanguínea autóloga. Unas semanas antes de una cirugía programada será necesario que le saquen sangre para guardarla.
  • Llevar consigo una identificación de alerta médica: Utilice un brazalete de alerta médica o lleve consigo una tarjeta de bolsillo que indique que usted ha tenido una reacción a una transfusión. Los médicos pueden administrarle un antipirético o antihistamínico antes de una transfusión si usted ha tenido una reacción alérgica anteriormente.

¿Cuándo debería comunicarme con mi médico de cabecera?

Consulte con su médico de cabecera sí:

  • Usted tiene preguntas o inquietudes sobre su transfusión de sangre.

¿Cuándo debería buscar atención inmediata?

Busque atención inmediata o llame al 911 sí:

  • Usted tiene un dolor en el pecho o siente que le falta el aire.
  • Usted sufre una convulsión.
  • Usted presenta dolor de cabeza o visión doble.
  • Usted nota puntos púrpura o parches púrpura en su piel.
  • Usted se siente mareado y débil durante los 7 días siguientes a su transfusión.
  • Se siente su piel sudorosa y fría. Usted se siente aturdido y confundido. Sus labios o uñas se tornan azules.
  • Usted presenta coloración amarillenta en la piel o la parte blanca de sus ojos.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación de su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta con sus médicos sus opciones de tratamiento para juntos decidir el cuidado que usted quiere recibir. Usted siempre tiene el derecho a rechazar su tratamiento. Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

© 2015 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Hide