Skip to Content

Depresión En Niños

CUIDADO AMBULATORIO:

La depresión

es un trastorno médico que causa que su niño se sienta triste, sin esperanzas o irritable. La depresión puede provocar que su niño pierda interés en las cosas que antes disfrutaba. El niño también puede estar enojado, tener un bajo rendimiento en la escuela o alejarse de los demás o quejarse de dolor. Estos sentimientos pueden llegar a interferir con la vida cotidiana de su niño.

Síntomas comunes incluyen los siguientes:

  • Cambios en el apetito, o subida o pérdida de peso
  • Dificultad para conciliar el sueño o para quedarse dormido, o dormir demasiado
  • Fatiga o falta de energía
  • Sentirse inquieto, irritable o antisocial
  • Sentirse inútil, desesperanzado, desanimado o culpable
  • Dificultad para concentrarse, recordar cosas, hacer los quehaceres diarios o tomar decisiones
  • Pensamientos de hacerse daño o suicidarse

Llame al 911 si:

  • El niño ha hecho algo con el propósito de hacerse daño o trata de suicidarse.

Comuníquese con el proveedor de salud o psiquiatra de su niño si:

  • Su niño dice que quiere cometer suicidio.
  • El estado de ánimo de su niño empeora.
  • Su niño presenta nuevos síntomas, como dolores de cabeza o náusea, después de empezar a tomar los medicamentos antidepresivos.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de la condición o cuidado de su niño.

El tratamiento para la depresión

puede incluir medicamento para mejorar o estabilizar el estado de ánimo de su niño. También se puede usar terapia para tratar la depresión. Un terapeuta le ayudará a su niño a lidiar con sus pensamientos y sentimientos. La terapia se puede realizar solo o en grupo. También se puede realizar con familiares.

Maneje la depresión en los niños:

  • Observe cuidadosamente a su niño por algún cambio en su comportamiento. Consulte con el proveedor de salud de su niño si usted tiene alguna preocupación o preguntas sobre el comportamiento de su niño. Los niños que padecen de depresión corren un riesgo más elevado de suicidio.
  • Fomente hábitos sanos alimenticios y para dormir. Asegúrese de que su niño consuma una variedad de alimentos sanos. Cumpla un horario fijo para la hora de dormir para que su niño duerma lo suficiente. Su niño puede llegar a dormir mejor si su habitación es tranquila y oscura.
  • Asegúrese de que su niño realice 1 hora de actividad física todos los días. Anime a su niño a jugar deportes o a estar activo todos los días.

Acuda a la cita de seguimiento con el proveedor de salud según le indicaron:

Escriba sus preguntas para que las recuerde durante las citas de seguimiento del niño.

© 2015 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide