Skip to Content

Crisis De La Enfermedad De Células Falciformes

LO QUE NECESITA SABER:

Una crisis de células falciformes es una crisis dolorosa que ocurre en personas que tienen anemia de células falciformes. Ocurre cuando los glóbulos rojos con forma de medialuna u hoz bloquean los vasos sanguíneos. La sangre y el oxígeno no pueden llegar a sus tejidos y esto ocasiona dolor. Una crisis de células falciformes también puede dañar sus tejidos y causar una falla de los órganos, como insuficiencia renal o hepática. Una crisis de células falciformes puede ser mortal.

INSTRUCCIONES SOBRE EL ALTA HOSPITALARIA:

Llame al número de emergencias local (911 en los Estados Unidos) si:

  • Usted tiene falta de aire o dolor de pecho.
  • Usted es hombre y tiene una erección que es dolorosa y no desaparece.
  • Usted pierde la visión en uno o ambos ojos.

Regrese a la sala de emergencias si:

  • Tiene fiebre.
  • Usted siente que ya no puede afrontar más su dolor o siente deseos de lastimarse.
  • Usted tiene cambios de conducta, convulsiones o desmayos.
  • Usted tiene dolor abdominal, náuseas o vómitos.
  • Usted tiene un dolor de cabeza que es peor o distinto de los que ha tenido en el pasado.
  • Usted tiene debilidad o adormecimiento en su brazo, pierna o rostro recientes.
  • Usted tiene un dolor nuevo en cualquier parte de su cuerpo.
  • Su orina está oscura y usted orina menos de lo usual, o no orina del todo.
  • Usted tiene mareos, desvanecimiento o desmayos.

Llame a su médico si:

  • Usted tiene signos o síntomas nuevos.
  • Usted orina con sangre.
  • Usted tiene estreñimiento o diarrea.
  • Usted presenta cambios en su visión.
  • Usted siente aún más fatiga.
  • Usted planea viajar en avión o viajar a mucha altitud.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

Medicamentos:

Es posible que usted necesite alguno de los siguientes:

  • Medicamentos pueden administrarse para disminuir la formación de glóbulos rojos falciformes. Usted también podría necesitar medicamentos para tratar o prevenir una infección bacteriana.
  • Puede administrarse podrían administrarse. Pregunte al médico cómo debe tomar este medicamento de forma segura. Algunos medicamentos recetados para el dolor contienen acetaminofén. No tome otros medicamentos que contengan acetaminofén sin consultarlo con su médico. Demasiado acetaminofeno puede causar daño al hígado. Los medicamentos recetados para el dolor podrían causar estreñimiento. Pregunte a su médico como prevenir o tratar estreñimiento.
  • Los AINE, como el ibuprofeno, ayudan a disminuir la inflamación, el dolor y la fiebre. Este medicamento está disponible con o sin una receta médica. Los AINE pueden causar sangrado estomacal o problemas renales en ciertas personas. Si usted toma un medicamento anticoagulante, siempre pregúntele a su médico si los AINE son seguros para usted. Siempre lea la etiqueta de este medicamento y siga las instrucciones.
  • Acetaminofén alivia el dolor y baja la fiebre. Está disponible sin receta médica. Pregunte la cantidad y la frecuencia con que debe tomarlos. Siga las indicaciones. Lea las etiquetas de todos los demás medicamentos que esté usando para saber si también contienen acetaminofén, o pregunte a su médico o farmacéutico. El acetaminofén puede causar daño en el hígado cuando no se toma de forma correcta. No use más de 4 gramos (4000 miligramos) en total de acetaminofeno en un día.
  • Tome sus medicamentos como se le haya indicado. Consulte con su médico si usted cree que su medicamento no le está ayudando o si presenta efectos secundarios. Infórmele si es alérgico a cualquier medicamento. Mantenga una lista actualizada de los medicamentos, las vitaminas y los productos herbales que toma. Incluya los siguientes datos de los medicamentos: cantidad, frecuencia y motivo de administración. Traiga con usted la lista o los envases de las píldoras a sus citas de seguimiento. Lleve la lista de los medicamentos con usted en caso de una emergencia.

Identificación de alerta médica:

Use joyería de alerta médica o tenga siempre a mano una tarjeta que indique que usted tiene anemia de las células falciformes. Pregúntele a su médico dónde conseguir estos artículos.

Accesorios de alerta médica

Prevenga una crisis de anemia falciforme:

  • Tome vitaminas y minerales según sus indicaciones. El ácido fólico podría ayudar a prevenir problemas con los vasos sanguíneos que pueden ocurrir con la anemia de células falciformes. El zinc puede llegar a disminuir la frecuencia de su dolor.
  • Tome líquidos como se le haya indicado. La deshidratación puede aumentar su riesgo de sufrir una crisis de células falciformes. Pregunte cuánto líquido debe tomar cada día y cuáles líquidos son los más adecuados para usted.
  • Reparta el tiempo de forma equilibrada entre el ejercicio y el descanso. Descanse durante su crisis de células falciformes. Con el tiempo, aumente su nivel de actividad a una cantidad moderada. Ejercítese según indicaciones. Evite ejercicios o actividades que podrían provocar lesiones, tal como el fútbol americano. Pida más información acerca de un plan de ejercicio adecuado para usted.
  • Lávese las frecuentemente. Lavarse las manos puede ayudar a prevenir enfermedades. Lavarse las manos antes de preparar alimentos o comer y después de ir al baño.
    Lavado de manos
  • Evite cambios bruscos de temperatura No pase de un lugar cálido a uno frío rápidamente. Entre a la piscina lentamente en lugar de saltar. Evite calentarse o enfriarse demasiado. Vístase con ropa ligera en el verano y ropa de abrigo en el invierno.
  • No fume cigarrillos ni tome bebidas alcohólicas. Esto aumenta su riesgo de sufrir de una crisis falciforme. La nicotina y otras sustancias químicas que contienen los cigarrillos y cigarros pueden dañar los pulmones. Pida información a su médico si usted actualmente fuma y necesita ayuda para dejar de fumar. Los cigarrillos electrónicos o el tabaco sin humo igualmente contienen nicotina. Consulte con su médico antes de utilizar estos productos.
  • Pregunte sobre las vacunas que pudiera necesitar. Las vacunas pueden ayudar a prevenir una infección viral que puede desencadenar una crisis de células falciformes. Debe recibir la vacuna contra la gripe tan pronto como se lo recomienden cada año, generalmente en septiembre u octubre. Es probable que usted necesite vacunarse contra la neumonía cada 5 años. Su médico puede indicarle si necesita otras vacunas, y cuándo aplicárselas.

Acuda a la consulta de control con su médico según las indicaciones:

Usted podría necesitar estudios de detección continuos para las condiciones que pueden desarrollarse con la enfermedad de células falciformes. Entre los ejemplos, se incluyen enfermedad de los riñones, hipertensión (presión alta), retinopatía (problemas en los ojos) y problemas en los pulmones. Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

Learn more about Crisis De La Enfermedad De Células Falciformes (Aftercare Instructions)

Associated drugs

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.