Skip to Content

Ciática

LO QUE USTED NECESITA SABER:

¿Qué es la ciática?

La ciática es una condición que causa dolor en el nervio ciático. El nervio ciático sale de la espina dorsal y corre por ambos lados de los glúteos. Luego baja por la parte posterior del muslo, la parte inferior de la pierna y el pie. El nervio ciático puede estar comprimido, inflamado, irritado o estirado en alguna parte y causar síntomas.


¿Qué causa la ciática?

La ciática puede estar relacionada con ciertas actividades, mala postura y tensión física o psicológica. Cualquiera de los factores siguientes puede causar o incrementar su riesgo de tener ciática:

  • Problema con los discos: La causa más común de la ciática es una hernia de disco (tejido acolchado que se encuentra entre los huesos de la columna). Es posible que el disco ponga presión en el nervio ciático. Puede que un hueso de la columna se deslice sobre otro, o que se haya estrechado el espacio en los huesos de la columna.
  • Lesión muscular: Esto puede suceder después de torcerse o levantar un objeto pesado. La inflamación que resulta del esguince o irritación muscular en los glúteos, los muslos o las piernas pone presión en el nervio ciático.
  • Obesidad o embarazo: El exceso de peso pone más presión en la espalda y las piernas.
  • Trauma: Los golpes directos en los glúteos, los muslos o las piernas, los accidentes automovilísticos o las caídas pueden lesionar el nervio ciático.
  • Enfermedades de la columna vertebral: La artritis, osteoporosis, cáncer o infección de la columna también pueden afectar el nervio ciático.

¿Cuáles son los signos y síntomas de la ciática?

La ciática puede tener síntomas a corto o a largo plazo:

  • Dolor que comienza en la parte inferior de la espalda y baja por los glúteos y la parte posterior del muslo
  • Pérdida de la sensación u hormigueo en los glúteos y las piernas
  • Debilidad muscular, dificultad para moverse o para controlar la pierna o el pie
  • Dolor en la pierna que aumenta cuando se pone de pie, se sienta o se agacha

¿Cómo se diagnostica la ciática?

Su médico le preguntará si tiene otras enfermedades. Puede que le pregunte acerca de su trabajo, su historial de dolor en la espalda y las enfermedades o cirugías que ha tenido. Lo examinará y le moverá las piernas para comprobar qué hace que el dolor aumente. Es posible que también necesite alguna de las siguientes pruebas:

  • Radiografías: Son imágenes de los huesos y los tejidos de su espalda, caderas, muslos o piernas. Es posible que esta prueba muestre otros problemas, como fracturas (huesos quebrados).
  • Tomografía computarizada: Este estudio también se conoce como TC. Una máquina de rayos x utiliza una computadora para tomar imágenes de sus caderas, muslos y piernas. Puede que las imágenes muestren su nervio ciático, músculos y vasos sanguíneos. Es posible que le administren un medio de contraste antes del estudio para que los médicos puedan ver las imágenes con mayor claridad. Informe al médico si alguna vez ha tenido una reacción alérgica a un medio de contraste.
  • Imagen por resonancia magnética (IRM): En este estudio se utilizan imanes potentes y una computadora para tomar imágenes de las caderas, muslos y piernas. Puede que la IRM muestre si se ha dañado los nervios, músculos, huesos y vasos sanguíneos. Es posible que le administren un medio de contraste para que las imágenes sean más claras. Informe al médico si alguna vez ha tenido una reacción alérgica a un medio de contraste. No entre a la sala donde le harán el estudio por resonancia magnética con ningún objeto de metal. El metal puede causar lesiones graves. Dígale al médico si tiene algún objeto de metal dentro o sobre su cuerpo.
  • Una electromiografía (EMG): es un examen que mide la actividad eléctrica de sus músculos en descanso y en movimiento.
  • Pruebas de conducción nerviosa: Estos estudios comprueban la manera en que los nervios superficiales y los músculos relacionados reaccionan a la estimulación. Se colocan electrodos con cables o agujas diminutas en ciertas áreas, como los glúteos y las piernas.

¿Cuál es el tratamiento para la ciática?

  • Medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE): Estos medicamentos bajan la hinchazón y calman el dolor. Se pueden adquirir sin receta médica. Pregunte a su médico cuál de estos medicamentos es apropiado para usted. Pregunte qué dosis debería tomar y cuándo debería tomarlo. Tómelo tal como le han indicado. Los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos pueden causar sangrado estomacal o problemas renales si no se toman de la manera indicada.
  • Acetaminofeno: Este medicamento alivia el dolor. Se puede obtener sin receta médica. Pregunte qué dosis debería tomar y con qué frecuencia. Siga las instrucciones. El acetaminofeno puede dañar el hígado si no se toma de la manera indicada.
  • Relajantes musculares ayudan a reducir dolor y espasmos musculares.
  • Medicamento esteroide epidural: Puede incluir tanto un anestésico (medicamento para adormecer) como un esteroide, que puede bajar la inflamación y calmar el dolor. Se administra en forma de inyección cerca de la espina dorsal, en el área donde siente el dolor.

  • Quimionucleólisis: Se administra una inyección en el disco afectado para ablandarlo o encogerlo.
  • Cirugía: Es posible que se realice una cirugía para corregir problemas como un disco dañado o un tumor en la columna. Se puede realizar para disminuir la presión en el nervio ciático. Los médicos también pueden liberar los músculos que están presionando el nervio ciático.

¿Cómo puedo ayudar a controlar la ciática?

  • Terapia de ultrasonido: Una máquina emplea ondas sonoras para aliviar el dolor. Es posible que se use además un medicamento tópico para contribuir a calmar el dolor y la inflamación.
  • Fisioterapia: Un fisioterapeuta le enseña ejercicios para aumentar la fuerza y el movimiento y aliviar el dolor. Un terapeuta ocupacional le enseña destrezas que le pueden ayudar con sus actividades diarias.
  • Dispositivos de asistencia: Es posible que deba usar un soporte para la espalda, como una faja. Puede que necesite muletas, un bastón o un andador para disminuir la presión en los músculos de la parte inferior de la espalda y las piernas. Pida más información a su médico sobre los dispositivos de asistencia y cómo usarlos correctamente.

¿Cómo se puede prevenir la ciática?

  • Evite la presión en la espalda y las piernas: No levante objetos pesados, ni esté de pie o sentado por períodos prolongados de tiempo.
  • Levante los objetos de manera segura: Mantenga la espalda derecha y doble las rodillas para alzar un objeto. No doble ni tuerza la espalda cuando levante algo.
  • Mantenga un peso saludable: Pregunte a su médico cuánto debería pesar. Pídale ayuda para diseñar un programa para adelgazar si está excedido de peso.
  • Ejercicio: Pida a su médico que le recomiende el programa de estiramiento, calentamiento y ejercicio más apropiado para usted.

¿Cuáles son los riesgos de la ciática?

Si no se administra correctamente, la inyección epidural de esteroide puede resultar en trastornos de dolor o parálisis. También puede causar dolor de cabeza, dolor en la pierna y bloqueo del flujo sanguíneo a la médula espinal. Puede sangrar o contraer una infección como resultado de la cirugía. Si no recibe tratamiento, sus músculos y nervios se podrían dañar de forma permanente. Es posible que pierda fuerza. Es posible que no pueda mover la pierna o controlar cuándo orina o evacua los intestinos.

¿Cuándo debo comunicarme con mi médico?

Comuníquese con su médico si:

  • Le duele la parte inferior de la espalda por la noche o cuando descansa.
  • Le duele la parte inferior de la espalda y se le adormece la pierna por debajo de la rodilla.
  • Siente debilidad en una pierna solamente.
  • Tiene alguna pregunta o inquietud acerca de su condición o cuidado.

¿Cuándo debo buscar atención médica inmediata?

Busque atención médica de inmediato o llame al 911 si:

  • Tiene dificultad para contener la orina o las evacuaciones intestinales.
  • Siente debilidad en ambas piernas.
  • Pierde la sensación en la ingle o los glúteos.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación de su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta con sus médicos sus opciones de tratamiento para juntos decidir el cuidado que usted quiere recibir. Usted siempre tiene el derecho a rechazar su tratamiento. Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

© 2015 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Hide