Skip to Content
Is it time for a new insulin treatment? Learn more >>

Cetoacidosis Diabética En Niños

LO QUE NECESITA SABER:

¿Qué es la cetoacidosis diabética?

La cetoacidosis diabética (CAD) es una condición de peligro mortal causada por niveles peligrosamente altos de azúcar en la sangre. El nivel del azúcar en la sangre del niño se eleva porque el cuerpo no tiene suficiente insulina. La insulina ayuda al cuerpo a extraer el azúcar de la sangre con el fin de usarla como fuente de energía. La falta de insulina obliga al cuerpo a usar la grasa en lugar del azúcar para producir energía. A medida que las grasas se descomponen, van dejando químicos llamados cetonas que se van acumulando en la sangre. Los altos niveles de cetonas son peligrosos.

¿Qué aumenta el riesgo de que mi hijo tenga cetoacidosis diabética?

  • La insulina no es suficiente
  • Falta de control de la diabetes
  • Infección u otra enfermedad
  • Ataque cardíaco, derrame cerebral, trauma o cirugía
  • Estrés emocional
  • Ser del sexo femenino

¿Cuáles son los signos y síntomas de la cetoacidosis diabética?

Su niño podría sentir mucha sed y orinar más de lo normal. El niño podría tener fiebre. Es posible que también presente cualquiera de los siguientes:

  • Sequedad en la boca, ojos y piel
  • Respiración rápida y profunda
  • Ritmo cardíaco más acelerado de lo normal en su caso
  • Dolor abdominal, náuseas y vómitos
  • Aliento a fruta y dulce
  • Altibajos de su estado de ánimo e irritabilidad
  • Se siente muy débil, cansado y confundido
  • Pérdida de peso

¿Cómo se trata la cetoacidosis diabética?

La cetoacidosis diabética puede representar una amenaza para la vida. El niño debe recibir atención médica inmediatamente. La meta del tratamiento es reemplazar los líquidos corporales perdidos y que los niveles de azúcar en la sangre regresen a su nivel normal.

¿Cómo puedo ayudar a evitar que se presente la cetoacidosis diabética?

La mejor forma de evitar la cetoacidosis diabética es ayudarle a su niño a controlar la diabetes. Consulte con el médico del niño para mayor información sobre cómo controlarle la diabetes. Lo siguiente podría ayudar a disminuir el riesgo del niño de desarrollar la cetoacidosis diabética:

  • Mantenga bajo observación los niveles de azúcar en la sangre de su niño en caso de que presente una infección, esté estresado o sufra un trauma. Revise con frecuencia sus niveles de azúcar. Es posible que necesite controlarlos al menos 3 veces al día. Si los niveles de azúcar del niño están muy elevados, adminístrele insulina como lo haya indicado el médico.
    Como revisar su nivel de azúcar en la sangre
  • Manejo de los días de enfermedad de su niño. Cuando su niño esté enfermo, es posible que no coma tanto como lo acostumbrado. Es posible que usted necesite cambiar la cantidad de insulina que recibe. Usted tendrá que revisarle el nivel de azúcar en la sangre con más frecuencia que lo acostumbrado. Elabore un plan con el médico de su niño sobre cómo controlar la diabetes del niño cuando se encuentre enfermo.
  • Revise las cetonas según las indicaciones. Siga las instrucciones del médico de su niño sobre cuándo necesita revisarle las cetonas de la sangre u orina. Es posible que le proporcionen una máquina para revisar las cetonas en la sangre de su niño. Las cetonas en la orina se pueden revisar con un palillo que usted sumerge en la orina. No permita que su niño se ejercite si tiene cetonas en la orina o sangre.
  • Sepa cómo tratar la cetoacidosis diabética. Si su niño presenta signos de CAD, dele más líquidos que no contengan azúcar, como agua. Adminístrele insulina como lo indique el médico y vaya a la sala de emergencias más cercana.

Llame al 911 en caso de presentar lo siguiente:

  • Su hijo convulsiona o está inconsciente.
  • Su hijo comienza a respirar rápidamente, o le falta el aliento.
  • Su hijo se encuentra débil y confundido.

¿Cuándo debo buscar atención inmediata?

  • Su hijo está más soñoliento de lo usual.

¿Cuándo debo comunicarme con el médico de mi niño?

  • El aliento de su hijo tiene un olor dulce como a frutas.
  • Su hijo tiene dolor de estómago intenso reciente y está vomitando.
  • El nivel de azúcar en la sangre del niño está más bajo o elevado de lo que le indicaron que debería estar.
  • Su hijo tiene fiebre o escalofríos.
  • Su hijo tiene cetonas en la sangre u orina.
  • Su hijo tiene más sed de lo usual.
  • Su hijo está orinando con más frecuencia de lo usual.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes sobre la condición o el cuidado de su hijo.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación del cuidado de su hijo. Infórmese sobre la condición de salud de su niño y cómo puede ser tratada. Discuta opciones de tratamiento con el médico de su hijo, para decidir el cuidado que usted desea para él. Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Hide