Skip to Content
How to talk to a doctor about advanced ovarian cancer >>

Trasplante De Médula ósea Y De Células Madre De La Sangre

CUIDADO AMBULATORIO:

Lo que usted necesita saber acerca de un trasplante de médula ósea o de células madre:

Un trasplante de médula ósea o de células madre es un procedimiento para quitar las células madre de la sangre o de la médula ósea. Las células madre se colocan adentro del cuerpo para tratar una enfermedad. Las células madre son capaces de convertirse en otras células, como en glóbulos rojos. También pueden transportarse a la médula ósea y convertirse en células de médula ósea nuevas.

Como prepararse para un trasplante de células madre:

  • Es posible que usted necesite varios días de exámenes para asegurarse de que su cuerpo esté listo para un trasplante de células madre. Usted podría necesitar exámenes de sangre para revisar si tiene virus como la hepatitis B o para obtener información acerca de su salud en general. Su médico introducirá en su corazón una vía intravenosa larga a través de una vena grande de su pecho o cuello. Esta vía intravenosa se conoce como línea central y podría permanecer en su lugar por el tratamiento completo.
  • Si a usted le realizan un trasplante de células madre autólogo, le quitarán su propia sangre o médula ósea de su cuerpo aproximadamente 2 semanas antes de su trasplante. Antes de que le quiten las células madre, usted recibirá medicamento para aumentar la cantidad de células madre en su cuerpo. Las células madre podrían ser extraídas de su médula ósea o de una vena. Antes del trasplante de las células madre, usted podría recibir tratamiento de cáncer, como quimioterapia o radiación. Estos tratamientos ayudan a eliminar las células cancerígenas y otras que estén dañadas. También podrían ayudar a que su sistema inmunológico deje de atacar a las células trasplantadas.

Qué sucederá durante un trasplante de células madre:

Es posible que le den medicamento para disminuir los efectos secundarios por el conservante que contiene las células madre. También podrían administrarle líquidos vía intravenosa. Las células madre serán trasplantadas en su cuerpo a través de una línea central. El procedimiento podría tomar varias horas. A usted le colocarán un monitor cardíaco y vigilarán sus signos vitales de cerca para revisar su ritmo cardíaco, presión arterial y respiración. Un monitor cardíaco es un electrocardiograma que permanece encendido constantemente para registrar la actividad eléctrica de su corazón.

Qué sucederá después de un trasplante de células madre:

  • A usted lo vigilarán muy de cerca después de un trasplante de células madre. Usted podría pasar de días a semanas en el hospital para vigilar o tratar las complicaciones o infecciones. Usted podría sentirse muy débil y podría cansarse muy fácilmente. Es posible que necesite una transfusión de sangre hasta que su médula ósea pueda producir células sanguíneas por sí sola.
  • Es posible que usted tenga falta de apetito y que necesite apoyo nutricional. También es posible que necesite medicamentos para tratar efectos secundarios debido al trasplante de células madre. Sus médicos y visitantes podrían usar batas y máscaras especiales para evitar que usted contraiga una infección. Es posible que usted necesite usar una máscara cuando salga de su cuarto del hospital. Pídale a sus familiares y amigos que no lo visiten si están enfermos.

Cuáles son los riesgos de un trasplante de células madre:

  • Su cuerpo podría rechazar las células madre nuevas. Usted podría tener dolor estomacal, náusea, vómito o diarrea. Usted también podría tener aumento de peso, fiebre o salpullido. Usted podría desarrollar lesiones dentro de la boca. Es posible que usted no pueda embarazarse. Usted podría necesitar transfusiones de sangre hasta que su médula ósea pueda producir células sanguíneas. Es posible que su sistema inmunológico no funcione tan bien como antes del trasplante y que contraiga una infección seria.
  • Si a usted le realizan un trasplante autólogo de células madre, éstas podrían contener células de cáncer, y el cáncer podría propagarse a otras áreas de su cuerpo. Uno o más de los órganos podrían sufrir daño. Usted podría desarrollar un coágulo de sangre en el brazo o en la pierna. El coágulo puede desprenderse y viajar a los pulmones. Un coágulo sanguíneo en sus pulmones puede causar dolor de pecho y dificultad para respirar. Este problema puede poner en peligro su vida.

Llame al 911 en caso de presentar lo siguiente:

  • Usted sufre una convulsión.
  • Usted se siente mareado, le hace falta el aire y tiene dolor de pecho.
  • Usted expectora sangre.
  • Usted tiene alguno de los siguientes signos de derrame cerebral:
    • Adormecimiento o caída de un lado de su cara
    • Debilidad en un brazo o una pierna
    • Confusión o debilidad para hablar
    • Mareos o dolor de cabeza intenso, o pérdida de la visión.

Busque atención médica de inmediato si:

  • Su brazo o pierna se siente caliente, sensible y adolorida. Se podría ver inflamado y rojo.
  • Su piel o las partes blancas de sus ojos se vuelven amarillentas.
  • Su ritmo cardíaco es más rápido de lo normal.
  • Usted tiene dolor de estómago, náusea, vómito o diarrea.
  • Usted tiene salpullido o úlceras en su piel.
  • Usted tiene fiebre.

Pregúntele a su médico qué vitaminas y minerales son adecuados para usted.

  • Su dolor no está controlado.
  • Usted aumenta de peso.
  • Usted tiene úlceras, inflamación o enrojecimiento en su boca.
  • Tiene una tos que no se va.
  • Usted tiene sangre en las evacuaciones intestinales u orina.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

Cuidados personales:

  • Limpie sus dientes y boca como se le indique. La buena salud oral podría disminuir la molestia de la boca a causa de los efectos secundarios de la medicina. Use un cepillo suave. Cepille sus dientes y encías de 2 a 3 veces cada día. Use el hilo dental cuidadosamente. Pregunte a su médico acerca de enjuagues bucales que podrían disminuir el dolor.
  • Tome líquidos como se le indique. Los medicamentos que se administran antes del trasplante de células madre podrían provocar daño a los riñones o a la vejiga. Los líquidos ayudan a eliminar los medicamentos de su cuerpo y a evitar complicaciones.
  • Siga su plan alimenticio prescrito. Es posible que usted tenga efectos secundarios como náusea y vómito después de un trasplante de células madre. Consulte con su médico acerca de planear alimentos y de elegir alimentos que le darán una nutrición completa.
  • Respire profundo y tosa. Respire profundo y tosa 10 veces cada hora. Esto ayudará diminuir el riesgo de contraer una infección pulmonar. Respire profundo y sostenga el aire lo más que pueda. Expulse todo el aire y luego tosa con fuerza. La respiración profunda ayuda a abrir las vías respiratorias. Es posible que le proporcionen un espirómetro de incentivo para ayudarlo a respirar hondo. Coloque la boquilla plástica en la boca y respire lento y profundo, a continuación, exhale el aire y tosa. Repita estos pasos 10 veces por hora.
  • Aumente su actividad lentamente. Pregunte a su médico cuándo puede regresar a sus actividades normales y cuándo puede manejar. Comience lentamente con sus actividades como con caminatas cortas. Descanse cuando lo necesite. Realice más conforme se sienta mejor y con más energía.
  • Conozca los signos de la enfermedad injerto contra huésped (EICH). Pida más información sobre los signos de la EICH a su médico.

Prevenga una infección:

  • Lávese las manos frecuentemente con jabón y agua. Use gel antibacterial si no tiene agua y jabón a su disponibilidad. Lávese las manos después de usar el baño, cambiar un pañal y estornudar. También hágalo antes de tocarse la cara y de preparar o comer alimentos.
  • Mantenga su casa limpia. Limpie las superficies del baño y la cocina con limpiadores que contengan blanqueador. Limpie los pisos y alfombras regularmente.
  • Use prácticas alimentarias seguras. No coma frutas y verduras hasta que su médico lo autorice. Cocine bien la carne. Almacene los alimentos adicionales y las sobras en el refrigerador dentro de 2 horas después de prepararlas.
  • Practique una buena higiene. Báñese todos los días. Informe a su médico si usted nota úlceras en la piel. Si usted es mujer, siempre límpiese de enfrente hacia atrás después de usar el baño. No use tampones. Los tampones podrían aumentar el riesgo de una infección.
  • No pase tiempo con gente que está enferma. Esto incluye a la gente que tiene un resfriado, gripe, infección o salpullido. Usted debería evitar los lugares concurridos, como los centros comerciales y los elevadores.
  • Tenga cuidado con las mascotas y los animales. No cambie la caja de arena de su gato. Juegue cuidadosamente con los gatos. Los rasguños de los gatos u otros animales pueden infectarse. Permanezca lejos de los perros y gatos pequeños, y de los animales con poca edad. Ellos pueden propagar la enfermedad y provocarle que usted contraiga la infección.

Acuda a sus consultas de control con su médico según le indicaron.

Es posible que usted necesite regresar a que le realicen más exámenes de sangre y de orina. Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide