Skip to Content

Hipertensión Arterial Pulmonar

LO QUE NECESITA SABER:

¿Qué es la hipertensión arterial pulmonar (HAP)?

La HAP es una condición que aumenta la presión en su arteria pulmonar. La arteria pulmonar es el vaso sanguíneo grande que lleva sangre de su corazón a sus pulmones.

¿Qué causa la HAP?

Es probable que la HAP se pase de padre a niño. Esto se conoce como HAP familiar. La HAP a la que no se le conoce causa se llama HAP idiopática. La HAP asociada quiere decir que existe otra condición que provocó que usted desarrollara HAP. Las siguientes son las causas más comunes de la HAP asociada:

  • Ciertas condiciones, como tumores que presionan contra la arteria pulmonar o enfermedad de células falciformes
  • Problemas en su corazón, pulmones o vasos sanguíneos
  • Una infección, como esquitosomiasis o VIH
  • Hipertensión portal o cirrosis
  • Enfermedades del tejido conectivo, como la escleroderma, lupus o artritis reumatoide
  • Ciertos medicamentos para la pérdida de peso o drogas ilegales

¿Cuáles son los signos y síntomas de la HAP?

  • Sensación de cansancio y debilidad
  • Pérdida de peso o falta de apetito
  • Dolor en las articulaciones
  • Dificultad para respirar cuando hace ejercicio
  • Inflamación abdominal
  • Dolor torácico o palpitaciones cardíacas (latidos fuertes y acelerados)
  • Mareos o sentir como si se fuera a desmayar

¿Cómo se diagnostica la HAP?

Su médico le preguntará acerca de su historial médico y lo examinará. Es posible que usted necesite hacerse alguno de los siguientes estudios:

  • Los análisis de sangre: se pueden usar para encontrar la causa de su HAP.
  • Un examen de vasos sanguíneos puede usarse para ver si las arterias pequeñas en sus pulmones ensanchan (dilatan) cuando se le administra medicamento. La presión en su arteria pulmonar será medida antes y después que se le administre el medicamento.
  • Un electrocardiograma puede usarse para ver el daño o problemas en su corazón. Se registra un periodo corto de actividad eléctrica del corazón.
  • Una radiografía, un ecocardiograma, una tomografía computarizada o una resonancia magnética pueden usarse para mostrar la estructura, movimiento y vasos sanguíneos de su corazón. Es probable que le den un líquido de contraste para que los médicos puedan ver mejor las imágenes. Dígale a su médico si usted alguna vez ha tenido una reacción alérgica al líquido de contraste. No entre a la sala donde se realiza la resonancia magnética con algo de metal. El metal puede causar lesiones serias. Dígale a sus médicos si usted tiene algún metal dentro o sobre su cuerpo.
  • Cateterismo cardíaco es un procedimiento usado para buscar o tratar un afección cardíaca. Se coloca un catéter en su brazo, cuello, o ingle y se lleva hasta su corazón. El líquido de contraste se inyecta en una arteria y se toman radiografías de su flujo sanguíneo. Informe a su médico si alguna vez ha tenido una reacción alérgica al medio de contraste.
  • Los exámenes de la función pulmonar (EFP) ayudan a los médicos a darse cuenta de lo bien que su cuerpo puede usar el oxígeno. Le pedirán que respire por una boquilla conectada a una máquina. La máquina mide la cantidad de aire que usted inhala y exhala durante un tiempo determinado. Estos exámenes le ayudan a sus médicos a decidir cuál es el mejor tratamiento para usted.
  • Un examen de ventilación y perfusión (V/Q) pulmonar toma imágenes de sus pulmones. Durante la perfusión del examen, se administra un medio de contraste a través de una vía intravenosa. El medio de contraste ayuda a que la sangre que corre por sus pulmones se vean mas claramente en una pantalla de monitor. Durante la ventilación, usted va a aspirar un gas médico. Se toman imágenes para ver cuan bien sus pulmones están tomando oxígeno. Informe a su médico si alguna vez ha tenido una reacción alérgica al medio de contraste.

¿Cómo se trata la HAP?

La HAP no se cura. La meta del tratamiento es mejorar su salud e impedir que la HAP empeore. Es posible que usted necesite alguno de los siguientes:

  • Medicamentos, para mejorar su flujo sanguíneo, eliminar el líquido adicional o prevenir coágulos sanguíneos. Los medicamentos para los coágulos sanguíneos pueden causar que usted sangre o sufra de moretones con más facilidad. Use un cepillo de dientes suave y una rasuradora eléctrica para prevenir el sangrado.
  • Es posible que usted necesite oxígeno adicional si el nivel de oxígeno en su sangre esta más bajo de lo que debería estar. Es posible que le administren oxígeno a través de una máscarilla colocada sobre la nariz y la boca o a través de pequeños tubos colocados en las fosas nasales. Pregúntele a su médico antes de quitarse la mascarilla o los tubos del oxígeno.
  • Cirugía se pude usar para ayudar que la sangre fluya de una parte del corazón a otra. Es probable que usted necesite de cirugía de trasplante de pulmón o corazón si otros tratamientos no funcionan y su condición es grave.

¿Qué puedo hacer para controlar la HAP?

  • Controle su presión arterial en casa. Siéntese y descanse por 5 minutos antes de tomarse la presión arterial. Extienda su brazo y apóyelo en una superficie plana. Su brazo debe estar a la misma altura que su corazón. Siga las instrucciones que vienen con el monitor para la presión arterial o tensiómetro. Si es posible tome por lo menos 2 lecturas de la presión cada vez. Tómese la presión arterial por lo menos dos veces al día a la misma hora todos los días, una en la mañana y la otra en la noche. Mantenga un registro de las lecturas de su presión arterial y llévelo consigo a sus consultas. Pregúntele a su médico cuál debe ser su presión arterial.

  • Limite el sodio (la sal) como se le haya indicado. Demasiado sodio puede afectar el equilibrio de líquidos. Revise las etiquetas para buscar alimentos bajos en sodio o sin sal agregada. Algunos alimentos bajos en sodio utilizan sales de potasio para añadir sabor. Demasiado potasio también puede causar problemas de salud. Su médico le dirá qué cantidad de sodio y potasio es segura para el consumo en un día. Él puede recomendarle que limite el sodio a 2,300 mg al día.

  • Siga el plan de comidas recomendado por su médico. Un dietista o médico puede darle más información sobre planes de bajo contenido de sodio o el plan de alimentación DASH (enfoques dietéticos para detener la hipertensión). El plan DASH es bajo en sodio, grasas saturadas y grasa total. Es alto en potasio, calcio y fibra.

  • Limite los líquidos según las indicaciones. Puede que usted necesite tomar menos líquidos para equilibrar su nivel de líquidos. Consulte cuál es la cantidad de líquido que usted debería consumir al día. Su médico le indicará la cantidad precisa de líquido que debe ingerir cada día. Es posible que se limite a menos de 2 litros al día.
  • No fume. La nicotina y otros químicos en los cigarrillos y cigarros pueden aumentar su presión arterial y también pueden provocar daño al pulmón. Pida información a su médico si usted actualmente fuma y necesita ayuda para dejar de fumar. Los cigarrillos electrónicos o tabaco sin humo todavía contienen nicotina. Consulte con su médico antes de utilizar estos productos.
  • Limite el consumo de alcohol. Las mujeres deberían limitar el consumo de alcohol a 1 bebida por día. Los hombres deberían limitar el consumo de alcohol a 2 tragos al día. Un trago equivale a 12 onzas de cerveza, 5 onzas de vino o 1 onza y ½ de licor.
  • Ejercítese según indicaciones. El ejercicio puede ayudar a disminuir sus síntomas y mejorar su función cardíaca. El ejercicio ayuda a controlar el peso. No comience un programa de ejercicios sin consultar con su médico.
  • Evite actividades que eleven su temperatura corporal. No se siente en una sauna, jacuzzi o tina con agua caliente. Esto pude bajar su presión arterial y causar que usted se desmaye.
  • Si usted es mujer, hable con su médico sobre el embarazo. Puede que el embarazo no sea seguro para usted. Es probable que usted necesite cambiar su método anticonceptivo si está usando pastillas anticonceptivas. Las pastillas anticonceptivas pueden llegar a aumentar su riesgo de coágulos sanguíneos. Su médico puede ayudarle a escoger otros métodos que funcionen en su caso.
  • Controle las condiciones médicas que afectan su HAP. Es probable que usted necesite tratamiento para la apnea del sueño, hipertensión u otras condiciones médicas. Pídale a su médico más información.
  • No viaje a altitudes elevadas a menos que lo autorice su médico. Es probable que usted necesite llevar oxígeno adicional si va a viajar a altitudes elevadas o por avión.

Llame al 911 en caso de presentar lo siguiente:

  • Usted tiene dolor de pecho o palpitaciones.
  • Usted tiene falta de aire mientras está en reposo, especialmente cuando se acuesta.

¿Cuándo debo buscar atención inmediata?

  • Sus piernas o tobillos están inflamados.
  • Usted vomita y no puede comer ni tomar.
  • Usted está confundido o siente que se va a desmayar.

¿Cuándo debo comunicarme con mi médico?

  • Usted tiene fiebre.
  • Sus síntomas le impiden realizar sus actividades diarias.
  • Sus articulaciones están adoloridas e inflamadas.
  • Sus dedos o dedos de los pies están redondos y gruesos en las puntas.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de ayudar a planear su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta sus opciones de tratamiento con sus médicos para decidir el cuidado que usted desea recibir. Usted siempre tiene el derecho de rechazar el tratamiento. Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

© 2017 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide