Skip to Content

Gangrena

LO QUE NECESITA SABER:

La gangrena puede estar causada por condiciones que detienen el flujo sanguíneo o por una infección bacteriana. La gangrena es una condición que representa una amenaza contra la vida y que requiere de tratamiento inmediato. La gangrena se trata con cirugía para extirpar el tejido muerto. En casos graves, también se puede extraer parte del brazo o la pierna.

INSTRUCCIONES SOBRE EL ALTA HOSPITALARIA:

Busque atención médica de inmediato si:

  • Sus síntomas empeoran o tiene nuevos síntomas.

Pregúntele a su médico qué vitaminas y minerales son adecuados para usted.

  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

Medicamentos:

Es posible que usted necesite alguno de los siguientes:

  • Antibióticos ayudan a tratar una infección bacteriana.
  • Acetaminofeno: alivia el dolor y baja la fiebre. Está disponible sin receta médica. Pregunte la cantidad y la frecuencia con que debe tomarlos. Siga las indicaciones. Lea las etiquetas de todos los demás medicamentos que esté usando para saber si también contienen acetaminofén, o pregunte a su médico o farmacéutico. El acetaminofén puede causar daño en el hígado cuando no se toma de forma correcta. No use más de 4 gramos (4000 miligramos) en total de acetaminofeno en un día.
  • AINEs (Analgésicos antiinflamatorios no esteroides) como el ibuprofeno, ayudan a disminuir la inflamación, el dolor y la fiebre. Este medicamento esta disponible con o sin una receta médica. Los AINEs pueden causar sangrado estomacal o problemas renales en ciertas personas. Si usted toma un medicamento anticoagulante, siempre pregúntele a su médico si los AINE son seguros para usted. Siempre lea la etiqueta de este medicamento y siga las instrucciones.
  • Tome sus medicamentos como se le haya indicado. Consulte con su médico si usted cree que su medicamento no le está ayudando o si presenta efectos secundarios. Infórmele si es alérgico a algún medicamento. Mantenga una lista actualizada de los medicamentos, las vitaminas y los productos herbales que toma. Incluya los siguientes datos de los medicamentos: cantidad, frecuencia y motivo de administración. Traiga con usted la lista o los envases de la píldoras a sus citas de seguimiento. Lleve la lista de los medicamentos con usted en caso de una emergencia.

Cuidados personales:

  • Eleve su brazo o pierna por encima del nivel de su corazón con la mayor frecuencia posible. Esto va a disminuir inflamación y el dolor. Apoye su brazo o pierna sobre almohadas o cobijas para mantenerlo elevado y cómodo.
  • Descanse según las indicaciones. No regrese a sus actividades habituales hasta que el médico se lo permita. Podrían pasar varias semanas hasta que se recupere.
  • Consuma alimentos saludables y variados. Los alimentos saludables le ayudarán a sanar. Los alimentos saludables incluyen frutas, verduras, pan integral, productos lácteos bajos en grasa, frijoles, carnes magras y pescado. Pregunte si necesita seguir una dieta especial.

Siga las instrucciones de su médico sobre el cuidado de sus heridas:

Lave cuidadosamente el área alrededor de la herida con jabón y agua. Seque el área y póngale vendajes nuevos y limpios como le indicaron. Cambie sus vendajes cuando se mojen o ensucien. Si la herida queda abierta, cambie el taponamiento como se lo hayan indicado. Lávese siempre las manos antes y después de tocar la herida. Compruebe a diario que la herida no esté de color rojo, inflamada ni supure pus.

Prevención de la gangrena:

  • Cuide todas las heridas e incisiones como se lo indicaron. Lávese siempre las manos antes y después de tocar la herida o incisión. Use jabón y agua o un ungüento con base de alcohol. Lave cuidadosamente el área alrededor de la incisión o herida con jabón y agua. Seque el área y póngale vendajes nuevos y limpios como le indicaron. Cambie sus vendajes cuando se mojen o ensucien. Llame al médico si la herida o incisión se pone roja, se hincha o drena pus. El tratamiento temprano puede ayudar a prevenir la gangrena.
  • Controle otras afecciones de salud. Esto incluye diabetes, enfermedad arterial periférica y problemas con la coagulación de la sangre. Estas condiciones pueden aumentar el riesgo de una infección en la herida.
  • Busque atención inmediata para los síntomas de un coágulo de sangre o de flujo sanguíneo deficiente. Los síntomas de un coágulo de sangre incluyen sensibilidad al tacto, dolor y sensación de calor en un brazo o una pierna. Se podría ver inflamado y rojo. Los síntomas de flujo sanguíneo deficiente incluyen entumecimiento, palidez o frío en un brazo o una pierna.

Acuda a sus consultas de control con su médico según le indicaron.

Puede necesitar regresar para recibir terapia de oxígeno hiperbárico. Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide