Skip to Content

Enfermedad De Células Falciformes

LO QUE NECESITA SABER:

La enfermedad de células falciformes (ECF) hace que los glóbulos rojos adquieran forma de hoz (medialuna). La forma de hoz se debe a una anormalidad de la hemoglobina adherida a los glóbulos rojos. La hemoglobina transporta el oxígeno a todos los tejidos del cuerpo. Los glóbulos rojos en forma de hoz pueden atascarse en las paredes de los vasos sanguíneos. Esto puede detener el flujo sanguíneo o hacer que sea más lento; en consecuencia, evita que el oxígeno llegue a los tejidos. Cuando esto sucede, recibe el nombre de crisis de células falciformes. La ECF también puede causar una disminución de los niveles de glóbulos rojos (anemia).

INSTRUCCIONES SOBRE EL ALTA HOSPITALARIA:

Llame al 911 o pídale a alguien más que llame en cualquiera de los siguientes casos:

  • Usted tiene alguno de los siguientes signos de derrame cerebral:
    • Adormecimiento o caída de un lado de su cara
    • Debilidad en un brazo o una pierna
    • Confusión o debilidad para hablar
    • Mareos o dolor de cabeza intenso, o pérdida de la visión.
  • Tiene alguno de los siguientes signos de un ataque cardíaco:
    • Estrujamiento, presión o tensión en su pecho
    • y podría incluir cualquiera de los siguientes:
      • Malestar o dolor en su espalda, cuello, mandíbula, abdomen, o brazo
      • Dificultad para respirar
      • Náuseas o vómitos
      • Desvanecimiento o sudor frío repentino
  • Usted sufre una convulsión.
  • Usted pierde la visión en uno o ambos ojos.
  • Usted pierde el conocimiento o no puede despertarse.

Busque atención médica de inmediato si:

  • Usted se siente mareada, le hace falta el aire y tiene dolor de pecho.
  • Usted expectora sangre.
  • Usted tiene una fiebre de 100.4°F (38°C) o más.
  • Usted tiene un fuerte dolor de cabeza.
  • Su dolor no mejora después de tomar su medicamento para el dolor.
  • Su brazo o su pierna está adolorido, enrojecido y más grande de lo habitual.
  • Usted siente que ya no puede afrontar su dolor o siente deseos de lastimarse.
  • Usted tiene dolor abdominal, náuseas y vómitos.
  • Usted es hombre y tiene una erección que es dolorosa y no desaparece tras 4 horas.
  • Usted no puede pensar claramente o siente que se va a desmayar.
  • Usted nota que su orina está oscura o usted orina menos de lo normal o nada en absoluto.
  • Usted orina con sangre.
  • Los ojos o la piel se vuelven de color amarillo
  • Usted se resfría o se engripa.
  • Usted tiene una tos o sibilancias

Pregúntele a su médico qué vitaminas y minerales son adecuados para usted.

  • Usted está más cansado de lo normal durante el día.
  • Usted está estreñido o tiene diarrea.
  • Usted nota que su visión ha cambiado en uno o ambos ojos.
  • Usted se siente ansioso o deprimido.
  • Se le inflaman las articulaciones o empeora la inflamación que ya tenía.
  • Usted tiene una llaga abierta en la piel que no sana.
  • Usted está embarazada o piensa que está embarazada.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

Medicamentos:

Es posible que usted necesite alguno de los siguientes:

  • Antibióticos se puede administrar para evitar una infección bacteriana.
  • La hidroxiurea le ayuda a su cuerpo a producir glóbulos rojos con menos posibilidad de que adquieran forma de medialuna. Esto puede ayudar a disminuir el dolor y prevenir crisis de células falciformes.
  • El ácido fólico ayuda a su cuerpo a producir glóbulos rojos sanos.
  • Un medicamento con receta para el dolor podrían ser administrados. Pregunte al médico cómo debe tomar este medicamento de forma segura. Algunos medicamentos recetados para el dolor contienen acetaminofén. No tome otros medicamentos que contengan acetaminofén sin consultarlo con su médico. Demasiado acetaminofeno puede causar daño al hígado. Los medicamentos recetados para el dolor podrían causar estreñimiento. Pregunte a su médico como prevenir o tratar estreñimiento.
  • AINEs (Analgésicos antiinflamatorios no esteroides) como el ibuprofeno, ayudan a disminuir la inflamación, el dolor y la fiebre. Este medicamento esta disponible con o sin una receta médica. Los AINEs pueden causar sangrado estomacal o problemas renales en ciertas personas. Si usted toma un medicamento anticoagulante, siempre pregúntele a su médico si los AINE son seguros para usted. Siempre lea la etiqueta de este medicamento y siga las instrucciones.
  • Acetaminofeno: alivia el dolor y baja la fiebre. Está disponible sin receta médica. Pregunte la cantidad y la frecuencia con que debe tomarlos. Siga las indicaciones. Lea las etiquetas de todos los demás medicamentos que esté usando para saber si también contienen acetaminofén, o pregunte a su médico o farmacéutico. El acetaminofén puede causar daño en el hígado cuando no se toma de forma correcta. No use más de 4 gramos (4000 miligramos) en total de acetaminofeno en un día.
  • Tome sus medicamentos como se le haya indicado. Consulte con su médico si usted cree que su medicamento no le está ayudando o si presenta efectos secundarios. Infórmele si es alérgico a cualquier medicamento. Mantenga una lista actualizada de los medicamentos, las vitaminas y los productos herbales que toma. Incluya los siguientes datos de los medicamentos: cantidad, frecuencia y motivo de administración. Traiga con usted la lista o los envases de la píldoras a sus citas de seguimiento. Lleve la lista de los medicamentos con usted en caso de una emergencia.

Cuidados personales:

  • Aplique calor en las zonas de dolor. Use una almohadilla de calor o tome una ducha tibia. Haga esto por 20 a 30 minutos cada 2 horas por tantos días como le indiquen.
  • Masajee suavemente las zonas donde siente dolor. Un masajista profesional también puede ayudar con el dolor.
  • Reparta el tiempo de forma equilibrada entre el ejercicio y el descanso. Descanse durante su crisis de células falciformes. Con el paso del tiempo, aumente su actividad. La actividad física puede ayudar a disminuir el dolor. Tome descansos durante el ejercicio y beba mucha agua. Pregunte a su médico cuáles actividades son seguras para usted.
  • Reciba tratamiento de acupuntura. La acupuntura puede ayudar a disminuir el dolor y ayudarlo a relajarse. Pídale a su médico más información sobre la acupuntura.
  • Consuma alimentos saludables. Los alimentos saludables mejorarán su estado de salud general y ayudarán a controlar la ECF. Algunos alimentos saludables son las frutas, las verduras, el pan integral, los productos lácteos bajos en grasa, los frijoles, la carne magra y el pescado. Pregunte si necesita seguir una dieta especial.

Prevenga una crisis de anemia falciforme:

Una crisis de células falciformes puede ser consecuencia de una enfermedad, cambios en la temperatura, el estrés, la deshidratación o estar en grandes altitudes. Haga lo siguiente para ayudar a prevenir una crisis de células falciformes:

  • Tome líquidos como se le haya indicado. La deshidratación puede aumentar su riesgo de sufrir una crisis de células falciformes. Pregunte cuánto líquido debe tomar cada día y cuáles líquidos son los más adecuados para usted.
  • Evite cambios bruscos de temperatura No pase de un lugar cálido a uno frío rápidamente. Ingrese en las piscinas poco a poco en lugar de saltar dentro de ellas. Vístase con ropa liviana en verano y ropa de abrigo en invierno.
  • Pregunte sobre las vacunas. Las vacunas pueden ayudar a prevenir una infección viral. Asegúrese de acudir a vacunarse contra la gripe todos los años según indicaciones. Usted puede llegar a necesitar una vacuna contra la neumonía.
  • Lávese las frecuentemente. Lavarse las manos puede ayudar a prevenir enfermedades. Lavarse las manos antes de preparar alimentos o comer y después de ir al baño.
  • No fume. La nicotina y otras sustancias químicas que contienen los cigarrillos y los cigarros pueden dañar los pulmones y provocar una crisis de células falciformes. Pida información a su médico si usted actualmente fuma y necesita ayuda para dejar de fumar. Los cigarrillos electrónicos o tabaco sin humo todavía contienen nicotina. Consulte con su médico antes de utilizar estos productos.
  • Limite o no consuma bebidas alcohólicas. El alcohol puede causar deshidratación y aumentar el riesgo de presentar una crisis de células falciformes. Si usted bebe alcohol, también beba mucha agua.
  • Controle su estrés. Su médico puede recomendarle técnicas de relajación y ejercicios de respiración profunda para ayudar a disminuir el estrés. Su médico puede recomendarle que hable con alguien sobre su estrés o ansiedad, como un consejero o un amigo de confianza.
  • No viaje en un avión despresurizado ni a grandes altitudes. Estos ambientes tienen bajos niveles de oxígeno y pueden provocar una crisis de células falciformes.

Use identificación de alerta médica:

Use joyería de alerta médica o tenga siempre a mano una tarjeta que indique que usted tiene anemia de las células falciformes. Pregúntele a su médico dónde conseguir estos artículos.

Lo que usted necesita saber sobre la planificación familiar y el embarazo:

  • Si usted no quiere quedar embarazada, su médico le puede recomendar píldoras anticonceptivas que contengan sólo progestina. Las píldoras evitarán el embarazo y harán su menstruación más ligera. La menstruación más ligera puede ayudar a tratar los niveles bajos de glóbulos rojos.
  • Hable con su médico antes de quedar embarazada. La ECF aumenta el riesgo de que una mujer presente problemas, como un aborto espontáneo y tener un bebé que pesa menos de lo normal. Deberán controlarla estrictamente durante el embarazo. Es posible que deba tomar ciertas vitaminas y recibir 1 transfusión de sangre o más durante el embarazo.
  • Le pasará un gen de la enfermedad de células falciformes a su hijo. Su pareja debe ser analizada para detectar la presencia del gen de células falciformes. Esta información puede ayudar a predecir el riesgo de su niño de tener la enfermedad de células falciformes.

Acuda a sus consultas de control con su médico según le indicaron.

Usted podría necesitar estudios de detección continuos para las condiciones que pueden desarrollarse con la enfermedad de células falciformes. Entre los ejemplos, se incluyen enfermedad de los riñones, hipertensión (presión alta), retinopatía (problemas en los ojos) y problemas en los pulmones. Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

© 2018 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide