Skip to Content

Bulimia Nerviosa

LO QUE USTED NECESITA SABER:

¿Qué es bulimia nerviosa?

La bulimia es un trastorno de la alimentación. Usted come descontroladamente y en exceso y luego vomita, utiliza laxantes, aguanta hambre, hace ejercicio por horas para prevenir subir de peso. Este comportamiento sucede con frecuencia, generalmente por lo menos 2 veces a la semana por varios meses.

¿Qué aumenta mi riesgo de presentar bulimia nerviosa?

La bulimia se presenta con frecuencia en mujeres, pero los hombres también pueden tener bulimia. Por lo general comienza entre los 13 y 28 años. Lo siguiente puede aumentar su riesgo de presentar bulimia:

  • Usted tiene sobre peso o cree que está muy gordo. Usted ha tratado con muchas dietas.
  • Usted se siente insatisfecho con su forma de ser o la forma como luce su cuerpo. Usted se propone metas muy altas o trata de ser perfecto todo el tiempo.
  • Usted practica deportes o actividades que valoran la apariencia física de estar delgado, como gimnasia olímpica, porrista, levantar pesas o modelar.
  • Usted tiene un historial de ansiedad, depresión, o pensamientos obsesivos-compulsivos.
  • Usted tiene alguien en su familia que tiene un trastorno de alimentación, obesidad, o problemas de drogadicción.
  • Usted no tiene buenas relaciones con los miembros de su familia, o ha sufrido de mucha presión o trauma en su vida.

¿Cuáles son los signos y síntomas de bulimia nerviosa?

  • Ciclos de ingestión excesiva y purga: Usted come descontroladamente y se atiborra, para luego purgarse al vomitar, utiliza laxantes, aguanta hambre, o hace ejercicio. Usted siente soledad, ansiedad, tristeza o ira antes de comer en exceso. Durante la ingestión excesiva, se siente incapaz de dejar de comer y consume grandes cantidades de alimentos (se atiborra). Puede hacer esto en secreto. Después de comer excesivamente, se siente culpable, deprimido, y le aterroriza subir de peso. Luego usted vomita, toma laxantes o diuréticos, aguanta hambre (estar en ayunas), o hace ejercicios compulsivo por horas para evitar subir de peso. Esto le da una sensación de alivio y control por un corto período de tiempo. Al rato, empieza a sentirse mal de sí mismo otra vez, y el ciclo se repite.
  • Problemas físicos: Es posible que su peso suba y baje demasiado. Usted puede tener dolor de garganta y mostrar signos de caries producidos por el vómito. También puede tener callos o cortadas en los nudillos, si usted utiliza su mano para provocarse el vómito. Su períodos mensuales pueden ser irregulares o estar interrumpidos por completo. Por lo general se puede sentir con distensión abdominal o estar estreñido o con diarrea. Con frecuencia se siente cansado y débil.
  • Problemas emocionales: Se siente de mal humor y deprimido, o siente que su peso determina su propia auto-estima. Usted puede abusar de las drogas o el alcohol para acoplarse a los altibajos de su estado de ánimo y pensamientos que lo asustan. Usted constantemente piensa en los alimentos y su peso.

¿Cómo se diagnostica la bulimia nerviosa?

Su médico lo examinará y le revisará su altura y peso. Le preguntará cómo se siente consigo mismo y cómo controla su peso. Le puede solicitar que complete unos formularios sobre sus sentimientos y hábitos de alimentación. Él le puede preguntar a sus padres o amigos sobre su comportamiento y sus hábitos alimenticios. Debido a que los pacientes con bulimia encuentran muy dificil hablar sobre sus síntomas o pedir ayuda. Es posible que necesite los siguientes exámenes:

  • Pruebas de sangre: Esto mostrará si usted está recibiendo suficiente hierro, calcio, glucosa, y otros nutrientes.
  • Análisis de orina: Su médico le puede solicitar una muestra de orina para detectar por signos de deshidratación o embarazo.
  • La telemetría es el control continuo de su ritmo cardíaco. Los parches adhesivos colocados en su piel se conectan a un electrocardiógrafo (EKG o ECG) que registra el ritmo cardíaco.

¿Cuál es el tratamiento para la bulimia nerviosa?

Es importante entender que la bulimia es una afección médica que pone en peligro la vida. El tratamiento es necesario que tome lugar en un hospital o clínica. La meta del tratamiento es desarrollar pensamientos saludables sobre su cuerpo y los alimentos. Otra meta es tratar o prevenir problemas de salud graves que pueden ocurrir debido a la bulimia. El tratamiento será más efectivo si usted comprende la seriedad de su condición y verdaderamente quiere mejorarse. Es posible que sufra recaídas, pero con el tratamiento, usted se puede recuperar de bulimia.

  • Terapia o consejería:
    • Terapia cognitiva del comportamiento: Un terapeuta le ayudará a cambiar sus sentimientos hacia los alimentos, aumento de peso, y auto-estima. Usted aprenderá a cómo identificar los pensamientos y convicciones negativos y reemplazarlos con una manera más positiva. La terapia cognitiva le enseña nuevas formas para acoplarse a los eventos que le desencadenan la bulimia.
    • Terapia en grupo, terapia en familia o grupos de apoyo de autoayuda: La terapia en grupo es una reunión con otras personas que también tienen bulimia. La terapia en familia es una reunión con un terapeuta y miembros de su familia. Los grupos de autoayuda como Overeaters Anonymous, (Comedores descontrolados Anónimos), Eating Disorders Anonymous (Trastornos de Alimentación Anónimos), o cualquier otro grupo de apoyo pueden ayudar a prevenir una recaída en un futuro.
    • Terapia de Nutrición: Usted se reunirá con un especialista en dietética para hablar sobre nutrición y desarrollar un plan de alimentos saludables. Es importante consumir de 3 a 5 comidas establecidas al día para reducir la urgencia de comer en exceso y descontroladamente. Es posible que necesite aprender a preparar alimentos saludables. También puede necesitar restablecer lo que se siente cuando usted tiene hambre y la sensación de llenura. Le pueden solicitar que escriba en un diario alimenticio y lo traiga consigo a las próximas consultas.
  • Medicamentos:
    • Antidepresivos: Los antidepresivos conocidos como inhibidores selectivos de la recaptación de la serotonina (ISRS o SSRIs, por sus siglas en inglés) se emplean a menudo para tratar la bulimia. Los antidepresivos o ISRS le proporcionan a su cerebro más cantidad de un químico determinado serotina. La serotina puede ayudarlo a enfocarse en otras cosas y pensar menos en su peso o las comidas.
    • Anticonvulsivantes: Este medicamento puede ayudar a controlar los altibajos de su estado de ánimo (humor) y disminuir el comportamiento agresivo o irritable.
    • Medicamentos antináuseas: Estos medicamentos pueden ser administrados para calmar su estómago y prevenir vómitos.
    • Laxantes: Sirve para tratar el estreñimiento con un laxante que contiene polietilenglicol 3350, o se utilizan supositorios de glicerina. No use estimulantes laxantes, debido a que estos pueden lesionar sus intestinos.
    • Vitaminas: Es posible que necesite de vitaminas y suplementos minerales si los niveles de nutrición están bajos como consecuencia de la bulimia.

¿Cuáles son los riesgos de bulimia nerviosa?

  • Sin tratamiento, la bulimia se convierte en una afección por un tiempo prolongado. Muchos de los riesgos de bulimia pueden ser mortales. Usted puede presentar insuficiencia congestiva cardíaca si usted utiliza ipecac para provocarse el vómito. Al vomitar usted puede provocar que su nivel electrolítico (calcio, sodio, potasio) esté muy elevado o demasiado bajo, y esto puede producir que su corazón deje de latir. Si usted tiene diabetes tipo 1 y omite la insulina para perder peso, usted puede caer en coma o incluso la muerte.
  • El ácido del vómito puede producir erosión del esmalte dental y producir caries en sus dientes e infecciones en las encías. Los vómitos repetidos pueden producir acidez estomacal, reflujo, y daño al esófago. Si usted abusa de los laxantes, sus intestinos pueden dejar de funcionar y podría necesitar cirugía del recto o una bolsa de colostomía. Puede que sus huesos no se formen completamente, y podría presentar huesos frágiles o fractura de huesos. Podría ser dificil quedar embarazada durante episodios severos de bulimia, y corre un mayor riesgo de una perdida del bebé. Su bebé puede nacer prematuro, con un bajo peso al nacer, y con una pequeña circunferencia de la cabeza.

¿Dónde puedo encontrar apoyo y obtener más información?

  • National Institute of Mental Health (NIMH), Public Information & Communication Branch
    6001 Executive Boulevard, Room 8184, MSC 9663
    Bethesda , MD 20892-9663
    Phone: 1- 301 - 443-4513
    Phone: 1- 866 - 615-6464
    Web Address: http://www.nimh.nih.gov/
  • The National Women's Health Information Center
    8270 Willow Oaks Corporate Drive
    Fairfax , VA 22031
    Phone: 1- 800 - 994-9662
    Web Address: http://www.womenshealth.gov

¿Cuándo debería consultar con mi médico?

Comuníquese con su médico sí:

  • Está estreñido.
  • Tiene la sensación de hormigueo en sus manos o pies.
  • Tiene dolor en sus dientes, boca o encías.
  • Tiene un dolor nuevo en su abdomen.
  • Su periodo menstrual es muy leve o se le ha interrumpido por completo.
  • Esta planeando quedar embarazada, con el fin de desarrollar un plan de alimentación seguro.
  • Tiene preguntas o inquietudes sobre su condición o cuidado.

¿Cuándo debería buscar atención inmediata?

Busque ayuda inmediata o llame 911 sí:

  • Quiere hacerse daño o matarse.
  • Sus músculos se sienten débiles, y tiene dolor y rigidez.
  • No puede dejar de vomitar.
  • Tiene dolor cuando ingiere (al tragar), o un dolor muy intenso en su pecho o abdomen.
  • Vomita sangre o nota sangre en sus deposiciones fecales.
  • Su corazón le está latiendo muy rápido o aleteando, o se siente mareado o se desmaya.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación de su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta con sus médicos sus opciones de tratamiento para juntos decidir el cuidado que usted quiere recibir. Usted siempre tiene el derecho a rechazar su tratamiento. Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

© 2015 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Hide