Skip to Content

Trastorno De Pánico

LO QUE NECESITA SABER:

¿Qué es el trastorno de pánico?

El trastorno de pánico es un tipo de desorden de ansiedad que provoca que usted sufra de ataques de pánico repentinos. Los ataques de pánico podrían ocurrir en cualquier lugar y en cualquier momento, aún mientras usted está dormido. Es posible que usted comience a preocuparse sobre cuándo tendrá el próximo ataque de pánico. Su comportamiento podría cambiar y es posible que usted no quiera salir con sus familiares y amigos.

¿Qué es un ataque de pánico?

Un ataque de pánico es un período de miedo intenso o incomodidad. Usted podría sentir como si algo realmente malo fuera a suceder, pero no sabe qué es. Un ataque de pánico ocurre repentinamente y generalmente dura alrededor de 10 minutos. Podría ocurrir en cualquier momento y sin advertencia. Es posible que usted también presente los siguientes síntomas durante un ataque de pánico:

  • Ritmo cardíaco acelerado o fuerte
  • Sudores, temblores o sacudidas
  • Falta de aliento o dificultad al respirar
  • Sensación de asfixia o tener una protuberancia en su garganta
  • Dolor o molestia en el pecho
  • Náuseas o dolor abdominal
  • Sentirse mareado, inestable, aturdido o que se va a desmayar
  • Sensación de que usted o las cosas a su alrededor no son reales, o de que usted está fuera de su cuerpo
  • Miedo de perder el control, de volverse loco o de morir
  • Adormecimiento o sensación de hormigueo
  • Escalofríos o bochornos

¿Qué provoca o aumenta mi riesgo de tener trastorno de pánico?

Nadie sabe a ciencia cierta cuál es la causa del trastorno de pánico. Es posible que usted tenga un mayor riesgo de trastorno de pánico si otros familiares lo tienen. Lo siguiente también aumenta su riesgo:

  • Eventos de estrés como una enfermedad o una lesión grave, la muerte de un ser querido o una infancia traumática, como abuso físico o sexual
  • Condiciones médicas crónicas como asma, enfermedad pulmonar, síndrome de intestino irritable, problemas cardíacos o enfermedad de la tiroides
  • Otras condiciones de salud mental, como depresión u otro tipo de trastorno de ansiedad
  • Padres sobreprotectores o padres que se preocupan demasiado sobre su propia salud
  • Abuso de alcohol o drogas

¿Cómo se diagnostica y se trata el trastorno de pánico?

Su médico le preguntará qué tan mal, con qué frecuencia y en qué situaciones ocurren sus ataques de pánico. Es posible que también quiera saber si otros miembros de la familia tienen trastorno de pánico u otras condiciones de salud mental. También podría preguntarle qué tan bien le va en la escuela o en el trabajo o en sus actividades diarias. Usted puede ser tratado con alguno de los siguientes:

  • Medicamentos , como los antiansiedad y los antidepresivos, podrían administrarse para tratar el trastorno de pánico. Es posible que usted necesite tomar los antidepresivos durante varias semanas antes de comenzar a sentirse mejor. Informe a su médico sobre cualquier efecto secundario o problemas que usted presente con su medicamento. Algunas veces es necesario cambiar el tipo o la cantidad de medicamento.
  • Terapia podría usarse para tratar el trastorno de pánico. Un terapeuta le ayudará a aprender a lidiar con sus pensamientos y sentimientos. La terapia puede ser individual o grupal. También podría realizarse con sus familiares o con su pareja.

¿Como puedo controlar el trastorno de pánico?

  • Lleve un registro de sus ataques de pánico. Escriba con qué frecuencia usted tiene los ataques de pánico, cuánto duran y los síntomas que tuvo. Escriba si pasó algo o no justo antes del ataque de pánico. Escriba si hubo algo que lo ayudó a calmar o a parar su ataque de pánico. Traiga consigo su diario cada vez que visite a su médico.
  • Evite alimentos y bebidas que contengan cafeína. Esto podría incluir al café, té, soda, bebidas energéticas y chocolate.
  • Evite o limite el consumo de alcohol. Pregunte a su médico cuánto alcohol es adecuado para que usted tome. Un trago equivale a 12 onzas de cerveza, 5 onzas de vino o 1 onza y ½ de licor.
  • Realice actividad física regularmente. El ejercicio puede ayudar a disminuir el estrés y la ansiedad. Hable con su médico antes de comenzar a ejercitarse. Entre ambos, pueden elaborar el programa de ejercicios más conveniente para usted.
  • Controle su estrés. Aprenda maneras de controlar el estrés, como la relajación y la respiración profunda. Hable con alguien acerca de las cosas que le molestan.

¿Cuándo debo comunicarme con mi médico?

  • Usted tiene nuevos síntomas desde la última consulta con su médico.
  • Sus preocupaciones no le permiten realizar labores como trabajar o cuidar de sí mismo o de su familia.
  • Sus síntomas están empeorando.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

¿Cuándo debo buscar atención inmediata o llamar al 911?

  • Usted se siente aturdido, demasiado mareado para ponerse de pie o se desmaya.
  • Siente deseos de lastimarse.
  • Usted tiene dolor de pecho, presión o pesadez que pueden llegar a propagarse a sus hombros, brazos, mandíbula, cuello o espalda.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de ayudar a planear su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta sus opciones de tratamiento con sus médicos para decidir el cuidado que usted desea recibir. Usted siempre tiene el derecho de rechazar el tratamiento. Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Hide