Skip to main content

Sepsis

Medically reviewed by Drugs.com. Last updated on Dec 2, 2022.

LO QUE NECESITA SABER:

¿Qué es la sepsis?

La sepsis ocurre cuando una infección se propaga y provoca que el cuerpo reaccione excesivamente. Normalmente, el sistema inmunitario del cuerpo libera sustancias químicas para combatir la infección en la zona infectada. Cuando la infección se propaga, se liberan sustancias químicas en todo el cuerpo. Las sustancias químicas provocan inflamación y coagulación en pequeños vasos sanguíneos, que es difícil de controlar. La inflamación y la coagulación disminuyen la cantidad de flujo sanguíneo y oxígeno que se dirige a los órganos. Esto puede hacer que los órganos dejen de funcionar correctamente. La sepsis es una emergencia potencialmente mortal.

¿Qué aumenta mi riesgo de tener sepsis?

  • Cualquier infección del cuerpo, especialmente de los pulmones, la sangre o el tracto urinario
  • Recibir tratamiento en un hospital a causa de una enfermedad grave o la implantación de un catéter
  • Ser mayor de 65 años de edad
  • Condiciones crónicas como la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), deficiencia cardíaca o diabetes
  • Un sistema inmunitario débil causado por medicamentos o una condición como el cáncer
  • Lesiones severas como quemaduras extensas
  • Una cirugía reciente

¿Cuáles son los signos y síntomas de la sepsis?

  • Respiración acelerada
  • Confusión, pérdida del conocimiento o una convulsión
  • Fiebre o temperatura corporal muy baja
  • Presión arterial baja
  • Dolor intenso
  • Escalofríos o temblores severos
  • Piel fría, pálida o sudorosa
  • Debilidad extrema
  • Ritmo cardíaco acelerado o irregular
  • Orinar poco o nada en lo absoluto

¿Cómo se diagnostica la sepsis?

  • Medición de sus signos vitales podría mostrar una temperatura, ritmo cardíaco o presión arterial anormales. Los médicos pueden utilizar determinadas pruebas o listas de control para realizar un seguimiento de las mediciones. También pueden hacer un seguimiento de su nivel de conciencia, los signos de daño en los órganos o los problemas de coagulación de la sangre.
  • Los exámenes de sangre y orina podrían mostrar signos de infección o de la función de los órganos. Los exámenes también podrían indicar qué germen es el causante de la infección.

¿Cómo se trata la sepsis?

Es posible que se necesiten varios tratamientos si la sepsis causa que uno o más órganos dejen de funcionar correctamente. Frecuentemente, los tratamientos empiezan en la sala de emergencia y continúan en una unidad de cuidados intensivos o de cuidados críticos de un hospital. Es posible que usted necesite alguno de los siguientes:

  • Los medicamentos serán administrados para tratar la infección. Podrían administrarse medicamentos para aumentar la presión arterial y el flujo sanguíneo que se dirige a los órganos. También pueden administrarle medicamentos para controlar el nivel de azúcar en la sangre o para evitar la aparición de úlceras estomacales o coágulos sanguíneos.
  • Oxígeno puede necesitarse si el nivel de oxígeno en su sangre es más bajo de lo normal.
  • Un respirador es una máquina que le administra oxígeno y respira por usted cuando usted no lo puede hacer por bien. Una sonda endotraqueal (ET) se coloca en su boca o nariz y se conecta al ventilador.
    Tubo Endotraqueal
  • Una transfusión de sangre podría ser necesaria si hay sangrado o si los niveles de plaquetas disminuyen. Esto puede ocurrir en sepsis grave.
  • El retiro o cambio de un catéter o drenaje podría ser necesario para eliminar la infección.
  • Diálisis podría necesitarse si los riñones dejan de funcionar correctamente o si sufren lesiones durante la sepsis. La diálisis es un procedimiento para remover químicos, deshechos y fluido adicional de la sangre.
  • Una cirugía u otros procedimientos podrían ser necesarios para tratar los problemas causantes de su sepsis. Esto podría incluir el drenar un absceso o extirpar el tejido infectado.

Treatment options

The following list of medications are in some way related to or used in the treatment of this condition.

View more treatment options

¿Qué puedo hacer para prevenir la sepsis?

  • Cuide las heridas y las incisiones como se lo indicaron. Mantenga las heridas y las incisiones limpias y secas. Cambie sus vendajes cuando se mojen o ensucien. Avísele al médico inmediatamente si tiene signos de infección en alguna herida. Estos signos incluyen enrojecimiento, calor, inflamación o pus.
  • Cuide el drenaje o el catéter intravenoso como le indicaron. Pregúntele a su médico cómo cuidar la sonda o el catéter intravenoso. El cuidado adecuado de estos dispositivos puede ayudar a prevenir infecciones.
  • Lávese las manos frecuentemente. Esto puede disminuir el riesgo de contraer infecciones. Lávese las manos antes de comer o preparar alimentos. También lávese sus manos después del ir al baño. Use jabón y agua o un ungüento con base de alcohol.
    Lavado de manos
  • Consulte a su médico acerca de las vacunas que usted pueda necesitar. Las vacunas pueden ayudar a prevenir algunas infecciones que podrían provocar sepsis. Vacúnese contra la gripe cada año tan pronto como se recomiende, generalmente en septiembre u octubre. Reciba la vacuna contra la COVID-19 y las dosis de refuerzo recomendadas. Usted puede llegar a necesitar una vacuna contra la neumonía. Su médico puede indicarle si necesita también otras vacunas, y cuándo aplicárselas.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de ayudar a planear su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta sus opciones de tratamiento con sus médicos para decidir el cuidado que usted desea recibir. Usted siempre tiene el derecho de rechazar el tratamiento.Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Learn more about Sepsis

Treatment options

Care guides

Medicine.com guides (external)

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.