Skip to Content

Miocardiopatía Hipertrófica

LO QUE NECESITA SABER:

Miocardiopatía hipertrófica es una enfermedad en los músculos del corazón que provoca que los ventrículos se pongan gruesos y rígidos. Los ventrículos son las 2 cámaras inferiores de su corazón. Estos bombean la sangre a sus pulmones y el resto de su cuerpo. Cuando los ventrículos están gruesos o rígidos, su corazón no puede llenarse con suficiente sangre. Esto disminuye el suministro de sangre y oxígeno al resto de su cuerpo.


INSTRUCCIONES SOBRE EL ALTA HOSPITALARIA:

Medicamentos:

  • Anticoagulantes: Los anticoagulantes ayudan a evitar los coágulos sanguíneos. Estos medicamento incluyen la aspirina y warfarina. Tómese sus medicamentos exactamente como se lo indicaron. Infórmele a su médico si se olvida de tomar su medicamento o si toma demasiado. Los anticoagulantes pueden provocar que le salgan moretones o que sangre con más facilidad. Utilice un cepillo de dientes de cerdas suave y un rasurador eléctrico. Use un brazalete o collar de alerta médica que indica que usted toma un anticoagulante. Dígale a todos los médicos, incluido el odontólogo, que usted toma este medicamento.
  • Medicamentos para el corazón: Este medicamento ayuda a fortalecer o a regular el ritmo cardíaco.
  • Medicamentos para la presión arterial: Se administra para bajar su presión sanguínea. La presión controlada ayuda a proteger sus órganos como su corazón, pulmones, cerebro, y riñones. Tome su medicamento para la presión exactamente como se lo indiquen.
  • Tome sus medicamentos como se le haya indicado. Llame a su médico si usted piensa que el medicamento no está ayudando o si tiene efectos secundarios. Infórmele si es alérgico a cualquier medicamento. Mantenga una lista actualizada de los medicamentos, las vitaminas y los productos herbales que toma. Incluya los siguientes datos de los medicamentos: cantidad, frecuencia y motivo de administración. Traiga con usted la lista o los envases de la píldoras a sus citas de seguimiento. Lleve la lista de los medicamentos con usted en caso de una emergencia.

Acuda a la cita de seguimiento con su médico o el cardiólogo como le indicaron:

Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

Cuidados personales:

  • Revise su peso diariamente: El aumento de peso puede ser una señal de exceso de líquido en el cuerpo. Pésese a la misma hora cada mañana. Use la misma báscula y pésese antes de orina o alimentarse. Mantenga un registro de su peso y la hora que se pesó. Traiga la agenda con usted a sus visitas con su médico o cardiólogo.
  • Limite su consumo de líquidos: Pregunte cuánto líquido debe tomar cada día y cuáles líquidos son los más adecuados para usted. El riesgo de acumulación de líquidos e inflamación aumenta si ingiere demasiados líquidos.
  • Controle sus afecciones de salud: Condiciones médicas, tal como la diabetes y alta presión arterial, podrían empeorar sus síntomas y aumentar su riesgo de otros problemas en el corazón.
  • Ejercicio: Pida más información acerca de un plan de ejercicio adecuado para usted. El ejercicio puede ayudar a disminuir sus síntomas y mejorar su función cardíaca.
  • Use medias de soporte: Estas medias podrían reducir la inflamación en sus piernas hasta que pueda caminar más. También podrían evitar la acumulación de sangre en sus piernas y el desarrollo de coágulos en la sangre.
  • Consuma alimentos saludables y variados: Los alimentos saludables incluyen frutas, verduras, pan integral, productos lácteos bajos en grasa, frijoles, carnes magras y pescado. Limite la cantidad de sodio (sal) que consume. Demasiado sodio puede provocar inflamación y empeorar los síntomas. Pregunte cuánto sodio puede consumir cada día. Ponga atención al contenido de sal en las etiquetas de los alimentos.
  • No beba alcohol ni fume o use drogas: Si usted fuma, nunca es demasiado tarde para dejar de fumar. No use drogas ilegales. El alcohol, fumar o las drogas ilegales pueden empeorar la condición del corazón. Pida información si usted necesita ayuda para dejar de fumar.

Comuníquese con su médico o cardiólogo si:

  • Aumenta de peso sin razón aparente.
  • Usted se siente débil o más cansado de lo habitual.
  • Tiene más inflamación en las piernas, tobillos, pies o abdomen.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

Regrese a la sala de emergencias si:

  • Siente que el corazón le late mas rápido de lo normal, o que el pecho revolotea o salta.
  • Usted orina menos de lo normal o no orina nada en absoluto.
  • Tiene dolor en el pecho que podría empeorar cuando respira profundo o tose. Es posible que expectore sangre.
  • Tiene sudor frío repentino, especialmente con molestia en el pecho o dificultad para respirar.
  • Se siente muy aturdido o mareado, especialmente con malestar en el pecho o dificultad para respirar.
  • Usted tiene dolor o malestar en la espalda, cuello, mandíbula, abdomen o uno o ambos brazos.
  • Usted tiene un fuerte dolor de cabeza o pérdida de la visión.
  • Usted tiene debilidad en un brazo o en una pierna.
  • Está confundido o tiene dificultad para hablar.
  • Usted repentinamente tiene dificultad para respirar.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide