Skip to Content

La Amiloidosis

LO QUE NECESITA SABER:

La amiloidosis es una enfermedad que produce la acumulación de amiloide en sus órganos. El amiloide es una proteína que se acumula en los tejidos y órganos. Puede afectar el sistema nervioso, el cerebro, el corazón o el sistema digestivo. La amiloidosis puede ser local (en un área del cuerpo) o sistémica (en todo el cuerpo). Los signos y síntomas pueden variar de leves a severos. Las formas severas de la amiloidosis pueden conducir a insuficiencia orgánica y ser mortal.

INSTRUCCIONES SOBRE EL ALTA HOSPITALARIA:

Busque atención médica de inmediato si:

  • Tiene falta el aliento repentina al estar en reposo.
  • Su corazón está latiendo rápido o fuerte.
  • Mareos o desmayos al ponerse de pie rápidamente.

Comuníquese con su médico si:

  • Tiene fiebre.
  • Tiene nuevos signos y síntomas, o estos empeoran.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

Medicamentos:

Es posible que usted necesite alguno de los siguientes:

  • Medicamentos antirreumáticos pueden utilizarse para disminuir la inflamación que causa dolor o hinchazón en las articulaciones.
  • AINEs (Analgésicos antiinflamatorios no esteroides) como el ibuprofeno, ayudan a disminuir la inflamación, el dolor y la fiebre. Los AINEs pueden causar sangrado estomacal o problemas renales en ciertas personas. Si usted toma un medicamento anticoagulante, siempre pregúntele a su médico si los AINE son seguros para usted. Siempre lea la etiqueta de este medicamento y siga las instrucciones.
  • Los diuréticos ayudan a que su sangre elimine el líquido adicional.
  • Puede administrarse un medicamento recetado para el dolor. Pregunte al médico cómo debe tomar este medicamento de forma segura. Algunos medicamentos recetados para el dolor contienen acetaminofén. No tome otros medicamentos que contengan acetaminofén sin consultarlo con su médico. Demasiado acetaminofeno puede causar daño al hígado. Los medicamentos recetados para el dolor podrían causar estreñimiento. Pregunte a su médico como prevenir o tratar estreñimiento.
  • Los anticoagulantes ayudan a evitar los coágulos sanguíneos. Como ejemplos de anticoagulantes se pueden mencionar la heparina y warfarina. Los coágulos pueden ocasionar derrames cerebrales, ataques al corazón y hasta la muerte. Las siguientes son pautas generales de seguridad para seguir mientras está tomando un anticoagulante:
    • Esté atento a sangrados y hematomas mientras esté tomando anticoagulantes. Esté atento a cualquier sangrado de las encías o nariz. Esté atento a la aparición de sangre en su orina y evacuaciones intestinales. Use una toalla suave para su piel y un cepillo de dientes de cerdas suaves para cepillarse sus dientes. Esto puede evitar que su piel o encías sangren. Si usted se afeita, use una rasuradora eléctrica. No practique deportes de contacto.
    • Infórmele a su odontólogo y a los médicos que lo atienden que usted toma anticoagulantes. Lleve un brazalete o un collar que indique que usted toma este medicamento.
    • No empiece ni suspenda ningún medicamento a menos que su médico se lo indique. Muchos medicamentos no se pueden usar junto con los anticoagulantes.
    • Infórmele a su médico de inmediato si olvida tomar el medicamento o toma demasiado.
    • La warfarina es un anticoagulante que podría tener que tomar. Usted debería saber lo siguiente en caso de que tome warfarina.
      • Algunos alimentos y medicamentos pueden afectar la cantidad de warfarina en su sangre. No realice cambios mayores en su alimentación mientras toma warfarina. La warfarina funciona mejor si usted ingiere aproximadamente la misma cantidad de vitamina K todos los días. La vitamina K se encuentra en las hortalizas de hoja verde y algunos otros alimentos. Solicite más información acerca de lo que tiene que comer cuando usted toma warfarina.
      • Usted necesitará acudir a consultas de control con su médico cuando esté tomando warfarina. Deberá hacerse análisis de sangre periódicamente. Estos análisis se usan para determinar la cantidad de medicamento que necesita.
  • Tome sus medicamentos como se le haya indicado. Consulte con su médico si usted cree que su medicamento no le está ayudando o si presenta efectos secundarios. Infórmele si es alérgico a cualquier medicamento. Mantenga una lista actualizada de los medicamentos, las vitaminas y los productos herbales que toma. Incluya los siguientes datos de los medicamentos: cantidad, frecuencia y motivo de administración. Traiga con usted la lista o los envases de la píldoras a sus citas de seguimiento. Lleve la lista de los medicamentos con usted en caso de una emergencia.

Controle la amiloidosis:

  • Consuma alimentos saludables y variados. Los alimentos saludables incluyen frutas, verduras, productos lácteos bajos en grasa, pescado, panes integrales, frijoles cocidos y carnes magras limitadas. Los alimentos saludables pueden ayudar a que los órganos funcionen correctamente y a aumentar su energía. Su médico le indicará si debe seguir una dieta especial. Por ejemplo, una dieta baja en proteínas o baja en sodio (sal). Usted necesitará limitar la cantidad de carne que come si necesita hacer una dieta baja en proteínas. Esto es porque algunas proteínas en la carne pueden aumentar la cantidad de amiloide que produce su cuerpo.
  • Beba líquidos como se le haya indicado para equilibrar sus niveles de líquido. Usted necesitará beber suficiente líquido para prevenir la deshidratación y ayudar a que sus órganos funcionan bien. Puede que necesite limitar los líquidos dependiendo del tipo de amiloidosis que tenga, o si está recibiendo diálisis. Coopere con sus médicos para encontrar el equilibrio de líquidos adecuado para usted. Sus médicos le indicarán cuánto líquido debería beber a diario y qué líquidos son los mejores para usted.
  • Ejercítese según indicaciones. El ejercicio puede ayudar a aliviar el dolor y la rigidez en las articulaciones. El ejercicio también ayuda a que sus órganos funcionen bien. Si usted siente falta de aliento, pare y descanse. Tal vez se sienta más cansado mientras hace sus actividades cotidianas. Descanse tanto como sea necesario.
  • Pregunte por los suplementos que pueden ayudar a aliviar los síntomas. Los suplementos de aceite de pescado pueden ayudar a reducir la inflamación. Esto podría ayudar con el dolor y la rigidez en las articulaciones. Consulte sobre otras vitaminas, minerales o suplementos que pueden ayudarlo a controlar los síntomas. No tome ningún medicamento sin antes consultar con su médico.

Acuda a sus consultas de control con su médico según le indicaron.

Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.

Hide