Skip to Content
Vaccines aren’t just for kids. Is your teen protected?

Hepatitis C

CUIDADO AMBULATORIO:

Hepatitis C

es la inflamación del hígado causada por la infección del virus de la hepatitis C (VHC).


Los síntomas más comunes incluyen los siguientes:

  • Cansancio
  • Orina de color oscuro y heces claras
  • Fiebre o escalofríos
  • Ictericia (coloración amarillenta de la piel y la parte blanca de los ojos) y comezón en la piel
  • Dolor en las articulaciones, dolores corporales o debilidad
  • Pérdida del apetito, náuseas o vómitos
  • Dolor en la parte superior derecha de su abdomen

Busque atención médica de inmediato si:

  • Usted tiene dolor abdominal intenso.
  • Usted está demasiado mareado para ponerse de pie.
  • Usted vomita sangre o un material que parece café molido.
  • Usted se siente confundido o tiene mucho sueño.
  • Sus evacuaciones intestinales son rojizas o negras y pegajosas.

Pregúntele a su médico qué vitaminas y minerales son adecuados para usted.

  • Usted tiene fiebre.
  • Usted tiene vómitos y no puede retener líquidos ni alimentos en el estómago.
  • Usted tiene sarpullido o inflamación en su abdomen o piernas.
  • A usted se le forman moretones fácilmente.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

El tratamiento para la hepatitis C

puede constar de un medicamento antiviral para ayudar a combatir el virus que causa la hepatitis C y para evitar que se siga propagando en su cuerpo. Los medicamentos también podrían evitar o disminuir la inflamación y el daño al hígado. El tipo de medicamento que necesite dependerá de la gravedad de su hepatitis. También dependerá si presenta daño en el hígado. Una cirugía podría ser necesaria para un trasplante de hígado si usted tiene enfermedad del hígado severa o insuficiencia hepática.

Control de la hepatitis C:

  • No consuma alcohol ni drogas ilegales. El alcohol y las drogas pueden aumentar el daño al hígado. Pida más información a su médico si necesita dejar de fumar.
  • No fume. La nicotina puede dañar los vasos sanguíneos e impedir el control de la hepatitis C. No use cigarrillos electrónicos ni tabaco sin humo en lugar de cigarrillos regulares con el fin de dejar de fumar. Todos estos aún contienen nicotina. Pida a su médico información si usted fuma actualmente y necesita ayuda para dejar de hacerlo.
  • Consuma alimentos saludables y variados. Alimentos saludables incluyen frutas, verduras, productos lácteos descremados, frijoles, carne magra y pescado. Pregunte si necesita seguir una dieta especial.
  • Descanse más. Reanude poco a poco sus actividades cotidianas a medida que empiece a sentirse mejor.
  • Consulte con su médico sobre las vacunas. Usted podría necesitar vacunas para protegerse de la hepatitis A o B. También podría necesitar una vacuna contra la neumonía. Vaya a que le pongan la vacuna contra la gripe cada año tan pronto esté disponible. Pregunte a su médico sobre otras vacunas que necesite.

Prevenir la propagación de la hepatitis C:

El virus de la hepatitis C se lleva en la sangre y en otros fluidos del cuerpo, como el semen o flujo vaginal. Las siguientes pautas pueden ayudar a prevenir la propagación del virus de la hepatitis C:

  • Cubra cualquier herida abierta o rasguño. Si la sangre de su herida entra en contacto con una superficie, limpie la superficie con cloro inmediatamente. Póngase guantes antes de limpiar. Deseche cualquier artículo con sangre o fluidos del cuerpo según indicaciones de su médico.
  • No comparta elementos de uso personal. Estos artículos incluyen cepillos de dientes, cortauñas y afeitadoras. No comparta las jeringas.
  • Infórmele a las personas que conviven en su hogar y a sus parejas de sexo, que usted tiene el virus de la hepatitis C (VHC). Ellos deben ser examinados para el VHC. No tenga relaciones sexuales, incluyendo sexo oral y anal, hasta que su médico le indique que está bien. Si usted lleva a cabo una relación sexual, asegúrese que su compañero use un condón de látex.
  • Proteja a su bebé. Pregunte a su médico si no hay peligro de alimentar a su bebé con leche materna. Si usted está embarazada, solicite a su médico más información en cómo evitar que su bebé se contagie VHC.
  • No done sangre, ni órganos ni semen ni tampoco ningún otro tejido corporal. Las donaciones de sangre son analizadas por la presencia del virus de la hepatitis C, pero a la final es mejor no donar.

Acuda a sus consultas de control con su médico según le indicaron.

Usted puede necesitar exámenes o tratamientos de forma continua. Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide