Skip to Content
Learn about the newest hep C treatment. Watch video >>

Hepatitis C

LO QUE NECESITA SABER:

La hepatitis C es la inflamación del hígado causada por la infección del virus de la hepatitis C (VHC).


INSTRUCCIONES SOBRE EL ALTA HOSPITALARIA:

Regrese a la sala de emergencias si:

  • Usted tiene un fuerte dolor en el abdomen.
  • Usted está muy mareado para ponerse de pie.
  • Usted vomita sangre o un material que se parece al café molido o al cuncho de café.
  • Usted se siente confundido o tiene mucho sueño.
  • Usted tiene evacuaciones intestinales rojizas o negras y pegajosas.

Comuníquese con su proveedor de salud si:

  • Usted tiene fiebre.
  • Usted está vomitando y no puede retener alimentos ni líquidos en su estómago.
  • Usted tiene salpullido o inflamación en su abdomen o piernas.
  • Usted está más propenso a moretones.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o atención.

Medicamentos:

  • Los medicamentos ayudan a evitar la propagación del virus. Los medicamentos también podrían evitar o disminuir la inflamación y daño al hígado. El tipo de medicamento que necesite dependerá de la gravedad de su hepatitis. También dependerá si presenta daño al hígado.
  • No tome ningún medicamento sin antes consultar con su proveedor de salud. Estos medicamentos incluyen los que le recetaron y de venta libre. Consulte antes de usar vitaminas, hierbas, aguas aromáticas, laxantes, o suplementos nutricionales. Cualquiera de estos productos pueden ser nocivos para su hígado.
  • Tome sus medicamentos como se le haya indicado. Llame a su proveedor de salud si piensa que su medicamento no le está ayudando o tiene efectos secundarios. Infórmele si es alérgico a algún medicamento. Mantenga una lista de sus medicamentos, vitaminas, y hierbas que está tomando. Incluya la cantidad que toma, la hora, y por qué las toma. Traiga la lista o las botellas de las píldoras a sus visitas de seguimiento. Lleve siempre consigo una lista de sus medicamentos en caso de emergencia.

Programe una cita con su proveedor de salud como se le indique:

Usted puede necesitar que le ordenen exámenes o tratamiento con regularidad. Escriba las preguntas que tenga para que recuerde hacerlas durante sus citas médicas.

Evite la propagación de la hepatitis C:

  • Cubra cualquier herida o rasguños en carne viva. Si la sangre de su herida entra en contacto con una superficie, limpie la superficie con cloro inmediatamente. Debe desechar cualquier artículo que contenga sangre o fluidos corporales, como le indicó su proveedor de salud.
  • No comparta artículos personales. Estos artículos incluyen cepillos de dientes, cortauñas y afeitadores. Tampoco comparta agujas.
  • Infórmele a los integrantes de su casa y a su pareja de sexo que usted tiene el virus de la hepatitis C (VHC). Estas personas deben ser examinadas por el VHC. No tenga relaciones sexuales, incluyendo sexo oral y anal, hasta que su proveedor de salud le indique que está bien. Si usted lleva a cabo el acto sexual, asegúrese que su compañero use un condón de látex.
  • Proteja a su bebé. Las madres infectadas con el VHC deben suspender la lactancia en caso que sus pezones estén agrietados o sangrando.
  • No done sangre, ni órganos ni semen ni tampoco ningunos otros tejidos. Las donaciones son analizadas por la presencia del virus de la hepatitis C, pero es mejor no donar.

Controlando la hepatitis C:

  • No consuma alcohol ni use drogas ilícitas. El alcohol y las drogas pueden aumentar el daño al hígado. Pregunte a su proveedor de salud por mayor información si necesita ayuda para dejar el vicio.
  • No fume. La nicotina puede dañar los vasos sanguíneos e impedir el control de la hepatitis C. No use cigarrillos electrónicos ni tabaco sin humo en lugar de cigarrillos regulares con el fin de dejar de fumar. Estos dispositivos todavía contienen nicotina. Pregunte a su proveedor de salud por mayor información si usted en la actualidad fuma y necesita ayuda para dejar de fumar.
  • Consuma una variedad de alimentos saludables. Alimentos saludables incluyen frutas, verduras, productos lácteos descremados, frijoles, carne magra y pescado. Pregunte si necesita seguir una dieta especial.
  • Descanse más. Poco a poco reanude sus actividades cotidianas a medida que empiece a sentirse mejor.

© 2015 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide