Skip to Content

Fractura De Pierna En Niños

CUIDADO AMBULATORIO:

Una fractura de pierna

es una quebradura en uno de los 3 huesos largos de la pierna de su hijo. El fémur es el hueso más largo y va desde las caderas hasta la rodilla. La fíbula y la tibia son los 2 huesos de la parte inferior de la pierna del niño que van de la rodilla al tobillo. El niño podría sufrir una fractura tipo Salter-Harris, que significa que un hueso se ha quebrado a través de una placa de crecimiento. Las placas de crecimiento se encuentran en los extremos de los huesos largos de su hijo y ayudan a regular el crecimiento de los huesos.


Los signos y síntomas más comunes incluyen los siguientes:

  • Dolor que empeora cuando el niño mueve la pierna
  • Un bulto, inflamación o hematoma en el área de la fractura
  • Dificultad para caminar, levantar o apoyar peso sobre la pierna lesionada
  • Posición o forma anormal de la pierna

Busque atención médica de inmediato si:

  • Su hijo siente más dolor en su pierna lesionada y el dolor no se le va, incluso después de tomar medicamento.
  • El yeso de su niño se moja o se daña.
  • La pierna o dedos del pie de su niño están adormecidos.
  • La piel o uñas de los pies de su niño por debajo de la parte lesionada se inflaman, se ponen frías, blancas o azules.

Consulte con su médico sí:

  • Su hijo tiene fiebre .
  • El yeso o férula de su niño está muy ajustado.
  • Hay manchas nuevas de sangre o un mal olor que sale de por debajo del yeso.
  • Su hijo tiene dificultad reciente o creciente para mover la pierna.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes sobre la condición o el cuidado de su hijo.

El tratamiento

dependerá del tipo de fractura que su niño haya sufrido. Es probable que su niño necesite cualquiera de los siguientes:

  • Un yeso o abrazadera se le podría colocar a su niño en la pierna para limitar el movimiento y mantener los huesos fracturados en su lugar. Estos aparatos podrían ayudar a disminuir el dolor y evitar causar más daño a los huesos.
  • Un medicamento con receta para el dolor podrían ser administrados. Pregunte cómo darle este medicamento de manera segura a su niño.
  • AINEs (Analgésicos antiinflamatorios no esteroides) como el ibuprofeno, ayudan a disminuir la inflamación, el dolor y la fiebre. Este medicamento esta disponible con o sin una receta médica. Los AINEs pueden causar sangrado estomacal o problemas renales en ciertas personas. Si su niño está tomando un anticoágulante, siempre pregunte si los AINEs son seguros para él. Siempre lea la etiqueta de este medicamento y siga las instrucciones. No administre este medicamento a niños menores de 6 meses de vida sin antes obtener la autorización de su médico.
  • El acetaminofén alivia el dolor y baja la fiebre. Está disponible sin receta médica. Pregunte qué cantidad debe darle a su niño y con qué frecuencia. Siga las indicaciones. Lea las etiquetas de todos los demás medicamentos que su hijo esté tomando para saber si también contienen acetaminofén, o consulte con su médico o farmacéutico. El acetaminofén puede causar daño en el hígado cuando no se toma de forma correcta.
  • Reducción cerrada se puede hacer para volver a colocar los huesos del niño en la posición correcta sin necesidad de cirugía.
  • Cirugía de reducción abierta se realiza para volver a colocar los huesos del niño en su posición correcta. Esto podría incluir el uso de cables, clavos, placas o tornillos especiales. Estos elementos sirven para mantener alineados los pedazos fracturadas de modo que la pierna de su hijo sane adecuadamente.
  • La tracción puede ser necesaria si los huesos de su hijo se quebraron en dos pedazos. La tracción jala los huesos hasta que los coloca en su lugar. Es posible que se coloque un clavo en el hueso o yeso de su hijo y se enganche a unas cuerdas y a una polea. El peso se monta en las cuerdas para ayudar a jalar los huesos y así ayudarlos a sanar correctamente.

Cuidado de la fractura de su niño:

  • su tobillo para que pueda sanar. el mayor tiempo posible y duerma lo suficiente.
  • Aplique hielo en la lesión de su hijo durante 15 a 20 minutos cada hora o como se le indique. Use un paquete de hielo o ponga hielo molido dentro de una bolsa plástica. Cúbrala con una toalla. El hielo ayuda a evitar daño al tejido y a disminuir la inflamación y el dolor.
  • Eleve la pierna de su hijo por encima del nivel de su corazón con la mayor frecuencia posible. Esto va a disminuir inflamación y el dolor. Apoye la pierna de su hijo sobre almohadas o mantas para mantenerla elevada cómodamente.
  • Haga que su hijo use muletas según las indicaciones. Las muletas le ayudarán a su hijo a caminar y quitar un poco de peso de la pierna lesionada hasta que sane.
  • Lleve a su niño a fisioterapia según las indicaciones. Un fisioterapeuta puede enseñarle a su niño ejercicios que le ayudarán a mejorar el movimiento y fortalecimiento, con el fin de disminuir el dolor.

Haga una cita de seguimiento con el médico o especialista en huesos del niño tal como le hayan indicado:

Es posible que su niño deba regresar a que le quiten el yeso. Además podría necesitar de rayos x para revisar si el hueso ha sanado correctamente. Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide