Skip to Content

Cirrosis

LO QUE NECESITA SABER:

La cirrosis es una cicatriz a largo plazo en el hígado. El hígado produce enzimas y bilis que ayudan a digerir los alimentos, dándole a su cuerpo energía. También extrae materiales nocivos de su cuerpo, como el alcohol y otros químicos. La cirrosis es causada por el daño repetitivo al hígado con el paso del tiempo. Tejido de la cicatriz comienza a reemplazar el tejido saludable del hígado. El tejido cicatricial impide que el hígado funciona correctamente.

INSTRUCCIONES SOBRE EL ALTA HOSPITALARIA:

Busque atención médica de inmediato si:

  • Siente dolor cuando evacua el intestino y sus heces son negras o contienen sangre.
  • Le late rápidamente el corazón y se le acelera la respiración.
  • Usted está mareado o confundido.
  • Usted tiene dolor abdominal intenso.
  • Usted tiene dificultad para respirar.
  • Su vómito luce como café molido o contiene sangre.

Pregúntele a su médico qué vitaminas y minerales son adecuados para usted.

  • Usted tiene fiebre.
  • Le pica o tiene enrojecida la piel.
  • Está adolorido y se siente débil.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

Medicamentos:

Es posible que usted necesite alguno de los siguientes:

  • Medicamentos antivirales podrían necesitarse si su cirrosis es causada por hepatitis. Los medicamentos antivirales pueden prevenir o disminuir la inflamación y el daño al hígado.
  • Medicamentos para la presión arterial se usan para tratar la presión arterial alta en la vena portal (la vena que va a su hígado).
  • Diuréticos bajan el líquido que se acumula en una parte de su cuerpo, como las piernas o el abdomen. Los diuréticos también pueden bajar la presión arterial. Usted va a orinar con mas frecuencia cuando tome este medicamento.
  • Antibióticos ayudan a evitar o a tratar una infección bacteriana.
  • Tome sus medicamentos como se le haya indicado. Consulte con su médico si usted cree que su medicamento no le está ayudando o si presenta efectos secundarios. Infórmele si es alérgico a cualquier medicamento. Mantenga una lista actualizada de los medicamentos, las vitaminas y los productos herbales que toma. Incluya los siguientes datos de los medicamentos: cantidad, frecuencia y motivo de administración. Traiga con usted la lista o los envases de la píldoras a sus citas de seguimiento. Lleve la lista de los medicamentos con usted en caso de una emergencia.

No tome alcohol:

El alcohol le causará más daño a su hígado.

Maneje la cirrosis:

  • No fume. La nicotina y otros químicos contenidos en los cigarrillos y puros pueden causar daños en los vasos sanguíneos y pulmones. Pida información a su médico si usted actualmente fuma y necesita ayuda para dejar de fumar. Los cigarrillos electrónicos o tabaco sin humo todavía contienen nicotina. Consulte con su médico antes de utilizar estos productos.
  • Consuma alimentos saludables y variados. Los alimentos saludables incluyen las frutas, verduras, pan integral, productos lácteos bajos en grasa, frijol, carne magra y pescado. Pregunte si necesita seguir una dieta especial.
  • Alcance o mantenga un peso saludable. Es probable que usted desarrolle la enfermedad del hígado graso si tiene sobrepeso. Consulte con su médico sobre el peso ideal para usted. Él puede ayudarlo a crear un plan saludable de pérdida de peso si usted tiene sobre peso.
  • Limite el consumo de sodio (sal). Usted podría necesitar disminuir la cantidad de sodio que consume si el líquido acumulado en su cuerpo le provoca inflamación. La sal de mesa y los alimentos salados, como los víveres enlatados, los alimentos congelados y las papas fritas, contienen sodio.
  • Tome líquidos como se le haya indicado. Pregunte cuánto líquido debe tomar cada día y cuáles líquidos son los más adecuados para usted. Para la mayoría de las personas, los mejores líquidos son agua, jugo, y leche. Los líquidos pueden ayudarle a su hígado a funcionar mejor.
  • Pregunte sobre las vacunas. Podría resultarle difícil combatir las infecciones debido a la cirrosis. Las vacunas lo ayudan a protegerse contra los virus que pueden causar enfermedades como la gripe o la hepatitis. La hepatitis viral es causada por un virus que provoca la inflamación del hígado. Puede que necesite una hepatitis A o B de la vacuna. Usted puede llegar a necesitar una vacuna contra la neumonía. Asegúrese de vacunarse con la gripe todos los años y tan pronto como esté disponible.
  • Pregunte sobre los medicamentos. Algunos medicamentos pueden dañar su hígado. El acetaminofén es un ejemplo. Hable con su médico sobre todos sus medicamentos. No tome medicamentos de compra libre ni naturales hasta que su médico se lo autorice.

Acuda a sus consultas de control con su médico según le indicaron.

Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide