Skip to Content
Reach blood sugar goals with long-acting insulin. Go >

Cetoacidosis Diabética

LO QUE NECESITA SABER:

¿Qué es la cetoacidosis diabética?

La cetoacidosis diabética (CAD) es una condición de peligro mortal causada por niveles peligrosamente altos de azúcar en la sangre. El nivel del azúcar en la sangre se eleva porque el cuerpo no tiene suficiente insulina. La insulina ayuda al cuerpo a extraer el azúcar de la sangre con el fin de usarla como fuente de energía. La falta de insulina obliga al cuerpo a usar la grasa, en lugar de azúcar, para producir energía. A medida que las grasas se desintegran, van dejando químicos llamados cetonas que se van acumulando en la sangre. Los altos niveles de cetonas son peligrosos.

¿Qué aumenta mi riesgo de tener cetoacidosis diabética?

  • La insulina no es suficiente
  • Falta de control de la diabetes
  • Infección u otra enfermedad
  • Ataque cardíaco, derrame cerebral, trauma o cirugía
  • Ciertos medicamentos como los esteroides o medicamentos para la presión arterial
  • Drogas ilegales como la cocaína
  • Estrés emocional
  • Un embarazo,

¿Cuáles son los signos y síntomas de la cetoacidosis diabética?

  • Más sed y orina con mayor frecuencia que de costumbre
  • Dolor abdominal, náuseas y vómitos
  • Visión borrosa
  • Sequedad en la boca, ojos y piel o su rostro está rojo y caliente al tacto
  • Respiración rápida y profunda, y el corazón podría latir más rápido que de costumbre para usted
  • Debilidad, cansancio y confusión
  • Aliento a fruta y dulce
  • Altibajos de su estado de ánimo e irritabilidad

¿Cómo se trata la cetoacidosis diabética?

La cetoacidosis diabética puede representar una amenaza para la vida. Usted tiene que recibir atención médica de inmediato. La meta del tratamiento es reponer los líquidos corporales perdidos y lograr que el nivel de azúcar en la sangre regrese a la normalidad.

¿Cómo puedo ayudar a evitar que se presente la cetoacidosis diabética?

La mejor forma de prevenir la cetoacidosis diabética es controlando su diabetes. Pida más información a su médico acerca de cómo controlar la diabetes. Lo siguiente podría ayudar a reducir su riesgo de tener cetoacidosis diabética:

  • Mantenga bajo observación los niveles de azúcar en la sangre en caso de que tenga una infección, esté estresado o sufra un trauma. Revise los niveles de azúcar en su sangre con frecuencia. Es posible que necesite controlarlos al menos 3 veces al día. Si los niveles de azúcar están muy elevados, adminístrese insulina como lo haya indicado el médico.
    Como revisar su nivel de azúcar en la sangre
  • Lidiar con los días de enfermedad. Cuando se encuentre enfermo, es posible que no coma tanto como lo hace normalmente. Es posible que necesite cambiar la cantidad de insulina que se administra. Es posible que deba controlar su nivel de azúcar en la sangre con más frecuencia que lo acostumbrado. Elabore un plan con el médico sobre cómo controlar la diabetes cuando usted se encuentre enfermo.
  • Revise las cetonas según las indicaciones. Siga las instrucciones de su médico acerca de cuándo revisar si hay cetonas en su sangre u orina. Es posible que le proporcionen una máquina para revisar las cetonas en su sangre. Las cetonas en la orina se pueden revisar con un palillo que usted sumerge en la orina. No haga ejercicio si tiene cetonas en su orina o sangre.
  • Sepa cómo tratar la cetoacidosis diabética. Si tiene signos de cetoacidosis diabética, consuma más líquidos que no contengan azúcar, como el agua. Adminístrese insulina como lo indique el médico y vaya a la sala de emergencias más cercana.

Llame al 911 en caso de presentar lo siguiente:

  • Usted sufre una convulsión.
  • Comienza a respirar más rápidamente o le falta el aire.
  • Usted se siente débil y confundido.

¿Cuándo debo buscar atención inmediata?

  • Siente más somnolencia que de costumbre.

¿Cuándo debo comunicarme con mi médico?

  • Su aliento tiene un olor dulce como a fruta.
  • Usted tiene un nuevo e intenso dolor de estómago y está vomitando.
  • El nivel de azúcar en la sangre es más bajo o alto de lo que su médico le indicó que debería ser.
  • Usted tiene cetonas en la sangre o en la orina.
  • Usted tiene fiebre o escalofríos.
  • Tiene más sed que de costumbre.
  • Usted está orinando con más frecuencia de lo normal.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de ayudar a planear su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta sus opciones de tratamiento con sus médicos para decidir el cuidado que usted desea recibir. Usted siempre tiene el derecho de rechazar el tratamiento. Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Hide