Skip to Content

Absceso De Hígado

LO QUE NECESITA SABER:

¿Qué es un absceso de hígado?

Un absceso de hígado es una acumulación de pus en el hígado causada por bacterias, hongos o parásitos. Podría tener más de un absceso. El hígado produce enzimas y bilis que ayudan a digerir los alimentos, dándole a su cuerpo energía. También extrae materiales nocivos de su cuerpo, como el alcohol y otros químicos.


¿Qué aumenta mi riesgo de abscesos de hígado?

  • Viajar a regiones donde las infecciones son comunes
  • Ser mayor de 70 años
  • Condiciones médicas como cáncer, diabetes o un sistema inmune débil
  • Medicamentos como los esteroides o la quimioterapia
  • Las bebidas alcohólicas
  • Nutrición deficiente

¿Cuáles son los signos y síntomas de un absceso de hígado?

  • Dolor en la parte superior del abdomen, justo debajo de las costillas
  • Tos o una sensación de cansancio y debilidad
  • Fiebre y sudores nocturnos
  • Náuseas o vómito
  • Pérdida del apetito
  • Coloración amarillenta de la piel o la parte blanca de los ojos

¿Cómo de diagnostica un absceso de hígado?

  • Los análisis de sangre: mostrarán el germen que está causando su infección.
  • Una radiografía, un ultrasonido, una tomografía computarizada o una imagen por resonancia magnética (IRM) pueden mostrar el absceso de hígado. Es posible que se le administre un medio de contraste para poder ver el absceso mejor en las imágenes. Dígale al médico si usted alguna vez ha tenido una reacción alérgica al tinte de contraste. No entre a la sala donde se realiza la resonancia magnética con algo de metal. El metal puede causar lesiones serias. Dígale al médico si usted tiene algo de metal por dentro o sobre su cuerpo.

¿Cómo se tratan los abscesos de hígado?

  • Medicamento pueden ayudan a tratar una infección causada por bacterias, hongos o parásitos.
  • Aspiración con aguja es un procedimiento para drenar fluido con una aguja.
  • El drenaje con catéter es un procedimiento para drenar líquido a través de un catéter insertado dentro de una incisión.
  • Cirugía podría ser necesaria si su absceso es muy grande o si tiene más de uno. También es posible que necesite cirugía si su absceso se revienta.

¿Cómo puedo controlar los síntomas?

  • Consuma alimentos saludables y variados. Los alimentos saludables incluyen frutas, verduras, pan integral, productos lácteos bajos en grasa, frijoles, carnes magras y pescado.
  • No tome alcohol. El alcohol puede dañar su hígado y aumentar el riesgo de tener otro absceso. Un trago equivale a 12 onzas de cerveza, 5 onzas de vino o 1 onza y ½ de licor.

¿Cuándo debo comunicarme con mi médico?

  • Usted tiene fiebre.
  • Usted tiene tos o se siente débil y adolorido.
  • Usted tiene sarpullido.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

¿Cuándo debo buscar atención inmediata o llamar al 911?

  • Usted tiene dificultad repentina para respirar.
  • Usted está vomitando o tiene convulsiones.
  • Usted tiene dolor en su abdomen o se siente más lleno de lo normal.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de ayudar a planear su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta sus opciones de tratamiento con sus médicos para decidir el cuidado que usted desea recibir. Usted siempre tiene el derecho de rechazar el tratamiento. Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Hide