Skip to Content

Tumores Cerebrales En Niños

LO QUE NECESITA SABER:

Un tumor cerebral es una masa que crece en el cerebro de su niño, o en una área cercana al cerebro. Unos ejemplos incluyen nervios en el cráneo, la glándula pituitaria, o las membranas que cubren el cerebro de su niño. El tumor podría comenzar en el cerebro de su niño o viajar al cerebro de otra área de su cuerpo. Hay muchos tipos de tumores cerebrales. Cada tipo toma su nombre en función de dónde se originó y lo que produce en el cerebro. Un tumor puede ser maligno (cáncer), o benigno (no canceroso). Puede crecer rápida o lentamente.

Anatomía del cerebro

INSTRUCCIONES SOBRE EL ALTA HOSPITALARIA:

Llame al 911 si presenta:

  • El brazo o pierna de su niño se siente cálida, sensible y dolorosa. Se podría ver inflamado y rojo.

Busque atención médica de inmediato si:

  • Su hijo tiene una nueva dificultad para caminar o para mover un lado de su cuerpo.
  • Su hijo tiene dolores de cabezas nuevos o peores, o está teniendo inflamación en el cuerpo.
  • Su hijo sufre una convulsión.

Consulte con su médico sí:

  • Usted tiene preguntas o inquietudes sobre la condición o el cuidado de su hijo.

Medicamentos:

Su hijo podría necesitar cualquiera de los siguientes:

  • Un medicamento con receta para el dolor podrían ser administrados. No espere hasta que el dolor de su niño sea muy fuerte para darle más medicamento.
  • Los anticonvulsivos Se podrían administrar para prevenir o controlar las convulsiones.
  • Esteroides podrían reducir la inflamación.
  • No les dé aspirina a niños menores de 18 años de edad. Su hijo podría desarrollar el síndrome de Reye si toma aspirina. El síndrome de Reye puede causar daños letales en el cerebro e hígado. Revise las etiquetas de los medicamentos de su niño para ver si contienen aspirina, salicilato, o aceite de gaulteria.
  • Dele el medicamento a su niño como se le indique. Comuníquese con el médico del niño si cree que el medicamento no le está funcionando como se esperaba. Infórmele si su niño es alérgico a algún medicamento. Mantenga una lista actualizada de los medicamentos, vitaminas y hierbas que su niño toma. Incluya las cantidades, cuándo, cómo y por qué los toma. Traiga la lista o los medicamentos en sus envases a las citas de seguimiento. Tenga siempre a mano la lista de medicamentos de su niño en caso de alguna emergencia.

Programe una cita con su médico de su niño como se le haya indicado:

El médico de su niño podría sugerir exámenes como una imagen por resonancia magnética o una tomografía por emisión de positrones cada 3 meses. Estos exámenes ayudan a buscar la presencia de tumores nuevos o recurrentes. Colabore con el médico de su niño para crear un plan de seguimiento adecuado para él.

Manejo de los síntomas de su hijo:

  • Apoye a su niño. Un tumor cerebral puede cambiar la forma que su niño actúa, piensa y como se siente. Su memoria, concentración y habilidad para aprender podría disminuir. Él podría comenzar a actuar sin pensar o volverse muy sensible. Dialogue con su familia y amistades sobre estos cambios y sobre su cuidado continuo, tratamiento, y servicios a domicilio. Lleve a su niño a todas sus citas de seguimiento. Es posible que su hijo también necesite de un tutor si tiene problemas con su labor escolar.
  • Pídale a su niño que repose lo necesario. Es posible que necesite descansar más de lo usual, especialmente después de un tratamiento para cáncer.
  • No permita que su adolescente fume. La nicotina y otros químicos en cigarrillos y puros pueden causar daño al cerebro y los pulmones. Pregunte al médico por más información si su ser querido está fumando y necesita ayuda para dejar de fumar. Los cigarrillos electrónicos o tabaco sin humo todavía contienen nicotina. Hable con su médico antes que use estos productos.
  • Su niño debe consumir una variedad de alimentos saludables. Los alimentos saludables incluyen frutas, vegetales, panes integral, productos lácteos bajo en grasa, carnes magras, pescado, nueces, y frijoles cocidos. Trate de que su niño coma cantidades pequeñas de alimento si tiene náuseas. Pregunte si el niño debe seguir una dieta especial.
  • Haga que el niño se ejercite como le indiquen. El ejercicio puede aumentar su nivel de energía y ayudar a mantener su sistema inmune fortalecido. Pregunte al médico de su niño cuanto ejercicio va a necesitar y cuáles son mejores para él.
  • Lleve a su niño a terapia física, ocupacional y del habla de acuerdo a sus indicaciones. Un físioterapeuta puede ayudar a su niño a desarrollar fuerza y coordinación de músculo. Un terapeuta del habla puede ayudarle a su hijo si el tumor le ha causado problemas para hablar.

Para apoyo y más información:

  • American Brain Tumor Association
    8550 West Bryn Mawr Avenue, Suite 550
    Chicago , IL 60631
    Phone: 1- 800 - 886-2282
    Web Address: http://www.abta.org

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide