Skip to main content

Traumatismo Craneal En Niños

LO QUE NECESITA SABER:

Un traumatismo craneal puede incluir el cuero cabelludo, la cara, el cráneo o el cerebro de su hijo y puede variar de leve a grave. Los efectos pueden aparecer inmediatamente después de la lesión o desarrollarse más tarde. Los efectos pueden durar poco tiempo o ser permanentes. Es posible que los proveedores de atención médica quieran revisar la recuperación de su hijo con el tiempo. El tratamiento puede cambiar a medida que su hijo se recupera o desarrolla nuevos problemas de salud a causa del traumatismo craneal.

INSTRUCCIONES SOBRE EL ALTA HOSPITALARIA:

Llame al número de emergencias local (911 en los Estados Unidos) en cualquiera de los siguientes casos:

  • Usted no puede despertar a su niño.
  • Su hijo sufre una convulsión.
  • El niño deja de reaccionar cuando usted le habla o se desmaya.
  • Su hijo tiene la vista borrosa o ve doble.
  • El niño arrastra las palabras o se confunde al hablar.
  • Su hijo está débil, pierde la sensación o presenta problemas para caminar.
  • Las pupilas de su hijo son más grandes de lo habitual o una pupila es de tamaño diferente de la otra.
  • A su hijo le sale sangre o un líquido claro de los oídos o la nariz.

Busque atención médica de inmediato si:

  • El dolor de cabeza o los mareos de su hijo empeoran o son graves.
  • Su hijo tiene vómitos reiterados o fuertes.
  • Su hijo está confundido.
  • Su hijo tiene un punto suave abultado en la cabeza.
  • A usted le cuesta más que de costumbre despertar a su hijo.

Llame al pediatra de su niño si:

  • El niño no deja de llorar o no quiere comer.
  • El niño tiene síntomas durante más de 6 semanas después de la lesión.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes sobre la condición o el cuidado de su hijo.

Medicamentos:

  • Acetaminofén alivia el dolor y baja la fiebre. Está disponible sin receta médica. Pregunte qué cantidad debe darle a su niño y con qué frecuencia. Siga las indicaciones. Lea las etiquetas de todos los demás medicamentos que esté tomando su hijo para saber si también contienen acetaminofén, o pregunte a su médico o farmacéutico. El acetaminofén puede causar daño en el hígado cuando no se toma de forma correcta.
  • No les dé aspirina a niños menores de 18 años de edad. Su hijo podría desarrollar el síndrome de Reye si toma aspirina. El síndrome de Reye puede causar daños letales en el cerebro e hígado. Revise las etiquetas de los medicamentos de su niño para ver si contienen aspirina, salicilato, o aceite de gaulteria.
  • Dele el medicamento a su niño como se le indique. Comuníquese con el médico del niño si cree que el medicamento no le está funcionando como se esperaba. Infórmele si su niño es alérgico a algún medicamento. Mantenga una lista actualizada de los medicamentos, vitaminas y hierbas que su niño toma. Incluya las cantidades, cuándo, cómo y por qué los toma. Traiga la lista o los medicamentos en sus envases a las citas de seguimiento. Tenga siempre a mano la lista de medicamentos de su niño en caso de alguna emergencia.

Cuidado del niño:

  • Haga que su hijo repose o haga actividades tranquilas por 24 horas o según lo indicado. Limite la televisión, los videojuegos, el tiempo en la computadora y las tareas escolares. No permita que su hijo practique deportes ni haga otras actividades en las que podría golpearse la cabeza. Su hijo no debe hacer deportes hasta que el médico lo autorice. Su hijo necesitará volver a los deportes poco a poco.
  • Aplique hielo en la cabeza de su hijo de 15 a 20 minutos cada hora o como se le indique. Use una compresa de hielo o ponga hielo triturado en una bolsa de plástico. Cúbrala con una toalla antes de aplicarla sobre la herida de su niño. El hielo ayuda a evitar daño al tejido y a disminuir la inflamación y el dolor.
  • Vigile a su hijo para detectar problemas durante las primeras 24 horas , o como se le indique. Solicite ayuda si es necesario. Cuando su hijo esté despierto, hágale preguntas cada pocas horas para asegurarse de que está pensando con claridad. Un ejemplo es preguntar el nombre de su hijo o su comida favorita.
  • Informe a los maestros, a los entrenadores o al personal de la guardería del niño sobre la lesión y los síntomas que podría tener el niño. Pida tiempo extra para terminar las tareas escolares o los exámenes, si es necesario.

Prevenga otro traumatismo craneal:

  • Haga que su hijo use un casco que se ajuste correctamente. Los cascos ayudan a disminuir el riesgo de que su hijo sufra un traumatismo craneal grave. Su hijo debe usar un casco cuando juega deportes, o monta una bicicleta, scooter o patineta. Hable con el médico de su hijo sobre otras maneras en las que puede proteger a su hijo durante los deportes.
  • Haga que su hijo use el cinturón de seguridad o se siente en un asiento de seguridad para niños en el automóvil. Esto ayuda a disminuir su riesgo de sufrir un traumatismo craneal si tiene un accidente. Pregúntele a su médico más información acerca de los asientos de seguridad para niños.
    Asiento de seguridad para niños en automóviles
  • Asegúrese de que su casa sea un hogar seguro para su hijo. Las medidas de seguridad en el hogar pueden ayudar a prevenir los traumatismos craneales. Instale portones de cierre automático en la parte de abajo de parte de arriba de las escaleras. Siempre asegúrese que las puertas están cerradas y con seguro. Las puertas evitarán que su hijo se caiga y se lesione la cabeza. Instale la puerta a la pared en la parte de arriba de las escaleras. Use protectores suaves para las puntas de los muebles y esquinas. Ancle a la pared los muebles pesados, como los armarios o las bibliotecas, para que su niño no los jale y se le caigan encima.
    Cierres comunes para niños

Programe una cita con el médico del niño como se le indique:

Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

Learn more about Traumatismo Craneal En Niños (Discharge Care)

Associated drugs

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.