Skip to Content

Sepsis En Niños

LO QUE NECESITA SABER:

La sepsis ocurre cuando una infección se propaga y provoca que el cuerpo de su hijo reaccione excesivamente a los gérmenes. Normalmente, el sistema de defensa del cuerpo de su hijo libera sustancias químicas para combatir la infección en la zona infectada. Cuando la infección se propaga, se liberan sustancias químicas en todo el cuerpo de su hijo. Las sustancias químicas provocan inflamación y coagulación en pequeños vasos sanguíneos. Suele ser difícil controlar los coágulos. La inflamación y la coagulación disminuyen la cantidad de flujo sanguíneo y oxígeno que se dirige a los órganos de su hijo. Esto puede hacer que los órganos del niño dejen de funcionar correctamente. La sepsis es una emergencia potencialmente mortal.

MIENTRAS USTED ESTÁ AQUÍ:

Consentimiento informado

es un documento legal que explica las pruebas, tratamientos, o procedimientos que su hijo podría necesitar. Un consentimiento informado significa que usted comprende que es lo que se va a realizar y que puede tomar decisiones sobre lo que usted desee. Usted da su permiso al firmar el formulario de consentimiento. Puede designar a otra persona para que firme este formulario por usted si usted no puede hacerlo. Usted tiene el derecho de comprender el cuidado médico de su hijo en términos y palabras que usted entienda. Antes de firmar el formulario de autorización, entienda los riesgos y beneficios de lo que le realizarán al niño. Asegúrese que todas sus preguntas hayan sido contestadas.

Apoyo emocional:

Permanezca con su niño para confortarlo y apoyarlo tan frecuente como le se posible mientras esta en el hospital. Solicite que algún otro miembro de familia o persona cercana a su niño se quede con él cuando usted no pueda. Lleve al hospital objetos de su casa que usted sabe que ayudarán a consolar a su bebé, como una cobija o juguete favorito.

Monitoreo:

Los médicos controlarán de cerca la presión arterial, el ritmo cardíaco, la frecuencia respiratoria y la temperatura de su hijo. También le preguntarán al niño sobre el dolor que siente. Es probable que su niño necesite cualquiera de los siguientes:

  • Un monitor cardíaco registra la actividad eléctrica del corazón del niño.
  • Un oxímetro de pulso es un dispositivo que mide la cantidad de oxígeno en la sangre de su niño. Se le colocará un cable con un gancho o una cinta adherente en el dedo, la oreja o el dedo de un pie. La otra extremidad del cordón se sujeta a la máquina. La alarma va a sonar cuando el nivel de oxígeno de su hijo este bajo o no se pueda leer. Nunca apague el oxímetro de pulso o la alarma.
  • Un examen neurológico también llamado signos neurológicos, revisiones neurológicas o estado neurológico. Un examen neurológico puede mostrarle a los médicos el funcionamiento del cerebro del niño durante la sepsis. Es posible que los médicos revisen los signos neurológicos cada hora.
  • La ingesta y la eliminación se podrían medir. Los médicos llevarán un registro de la cantidad de líquido que el niño recibe a través de la vía intravenosa. Además, deben conocer la cantidad de líquido que el niño despide a través de la orina. Pregúntele al médico si debe guardar los pañales mojados de su hijo. Es posible que lleven un registro de la cantidad de orina mediante la inserción de un sonda urinaria. Una sonda urinaria es un tubo pequeño y flexible que se inserta en la vejiga del niño para drenar la orina.
  • Una línea arterial es un tubo que se coloca en una arteria, por lo general, en la muñeca o la ingle del niño. El tubo está conectado a un monitor que realiza un seguimiento de la presión arterial del niño. Una línea arterial también puede usarse para extraer muestras de sangre.
  • Una vía central es un catéter intravenoso. Se coloca dentro de un vaso sanguíneo grande cerca del cuello, la ingle o la clavícula del niño. La vía central puede usarse para administrar medicamentos o líquidos por vía intravenosa, extraer muestras de sangre o controlar el corazón del niño.

Exámenes:

  • Exámenes de sangre y orina puede realizarse para controlar los niveles de las células sanguíneas, los electrolitos y el azúcar en la sangre de su hijo. Estas pruebas también verifican la presencia de infecciones y determinan las funciones hepática y renal del niño. Una gasometría mostrará cuánto oxígeno y dióxido de carbono hay en la sangre del niño. Los resultados le informarán a los médicos la eficacia con la que los pulmones, el corazón y los riñones del niño funcionan.
  • Una radiografía, un ultrasonido, una tomografía computarizada o una imagen por resonancia magnética (IRM) podrían mostrar de qué parte del cuerpo del niño provino la infección. Es posible que a su niño le den líquido de contraste para ayudar a que sus órganos se vean mejor en las imágenes. Informe al médico si su niño alguna vez ha tenido una reacción alérgica al líquido de contraste. No permita que su niño entre a la sala de la resonancia magnética con metales. El metal puede causar lesiones serias. Informe al médico si su niño tiene cualquier metal en o sobre su cuerpo.
  • Un ecocardiograma es un tipo de ultrasonido. Se usan ondas sonoras para mostrar la estructura y funcionamiento del corazón de su niño. El examen también verificará si las válvulas cardíacas del niño están dañadas, posiblemente a causa de la infección.
  • Una punción lumbar puede hacerse para detectar la presencia de gérmenes en el líquido cefalorraquídeo (LCR) del niño. También puede comprobar si existen signos de infección en su cerebro o alrededor de este. El LCR es el líquido que rodea la columna vertebral y el cerebro del niño.

Medicamentos:

  • Medicamentos para la presión arterial aumentan la presión arterial de su hijo. Estos medicamentos también aumentarán el flujo sanguíneo que se dirige hacia los órganos.
  • Un medicamento para el corazón controla o disminuye el ritmo cardíaco del niño.
  • Podría administrarse glucosa para aumentar el nivel de azúcar en la sangre del niño.
  • Insulina disminuye el nivel de azúcar en la sangre de su hijo.
  • Los medicamentos reductores de ácidos ayudan a prevenir las úlceras estomacales.
  • Un medicamento anticoagulante ayuda a evitar los coágulos sanguíneos.
  • Antibióticos tratan las infecciones bacteriales. Es posible que le administren más de 1 tipo de antibióticos al niño.
  • Los antimicóticos tratan una infección fúngica.
  • Sedantes ayudan al niño a relajarse y sentirse tranquilo. Estos podrían administrarse si el niño está conectado a un respirador artificial.
  • Los analgésicos podrían ser administrados. No espere hasta que el dolor de su niño esté muy fuerte para solicitar más medicamento.

Tratamiento:

  • El retiro o cambio de un catéter o drenaje podría ser necesario para elilminar la infección.
  • Líquidos por vía intravenosa (IV) se puede administrar para tratar o evitar la deshidratación. Los líquidos intravenosos también ayudan a aumentar el flujo sanguíneo que se dirige a los órganos de su hijo y a aumentar su presión arterial.
  • Oxígeno podría ser necesario en caso de que el nivel de oxígeno esté por debajo de lo normal. Su niño puede recibir oxígeno mediante una máscara colocada sobre su nariz y boca o por unos tubos pequeños que se colocan en sus fosas nasales. Pregunte al médico de su niño antes de retirarle la máscara o los tubos de oxígeno.
  • Un respirador es una máquina que administra oxígeno al niño y que respira por el niño cuando él no lo puede hacer por sí solo. Se coloca un tubo endotraqueal (tubo ET) por la boca o nariz del niño que se conecta al ventilador.
    Intubación endotraqueal adecuada
  • El apoyo nutricional podría ser necesario si su hijo no puede comer normalmente. Es posible que su hijo no esté despierto o que tenga un tubo endotraqueal que no le permita comer. Es posible que se le inserte una sonda de alimentación. Una sonda de alimentación es un tubo delgado que se inserta a través de la nariz o la boca de su hijo en el estómago o el intestino delgado. Se puede inyectar fórmula a través de la sonda de alimentación. En cambio, es posible que su hijo necesite alimentarse a través de una vía intravenosa.
  • Las botas neumáticas podrían colocarse en las piernas del niño. Las botas tienen una bomba de aire que aprieta y suelta diferentes áreas de las botas. Esto mejora el flujo de sangre y ayuda a prevenir coágulos.
  • Una transfusión de sangre podría ser necesaria si hay sangrado o si los niveles de plaquetas disminuyen. Esto puede ocurrir en sepsis grave.
  • Diálisis podría necesitarse si los riñones del niño dejan de funcionar correctamente o si sufren lesiones durante la sepsis. La diálisis es un procedimiento para extraer sustancias químicas, deshechos y el fluido adicional de la sangre de su hijo.
  • Cirugía podrían ser necesarios para tratar los problemas causantes de su sepsis. Es posible que incluyan la eliminación de abscesos o de tejido infectado.

RIESGOS:

Si no recibe tratamiento, la sepsis podría evolucionar a un shock séptico (sepsis en conjunto con presión arterial baja). Múltiples órganos podrían fallar. Estos problemas pueden ser mortales. Es posible que los órganos del niño se dañen de manera permanente debido al shock séptico.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación del cuidado de su hijo. Infórmese sobre la condición de salud de su niño y cómo puede ser tratada. Discuta opciones de tratamiento con el médico de su hijo, para decidir el cuidado que usted desea para él.

© 2017 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide