Skip to main content

Síndrome Urémico Hemolítico

LO QUE NECESITA SABER:

¿Qué es el síndrome urémico hemolítico (SUH)?

El SUH ocurre cuando una sustancia tóxica penetra en el torrente sanguíneo y destruye los glóbulos rojos. Esto causa hemorragia, coágulos de sangre y daño a los riñones. El SUH es más común en los niños que en los adultos.

¿Qué causa el SUH?

La causa más común del síndrome urémico hemolítico son los alimentos que contienen bacterias. Un ejemplo es la bacteria llamada E-coli. Las bacterias liberan sustancias nocivas que dañan los vasos sanguíneos. Los siguientes también pueden causar SUH:

  • Un trasplante de médula ósea
  • Cáncer o quimioterapia
  • Las afecciones que afectan el sistema inmunitario, como el lupus
  • Infecciones como la influenza (gripe) o el VIH
  • Un tipo de hipertensión (presión arterial alta) que causa daño a los órganos
  • Algunos medicamentos empleados para el tratamiento de las cardiopatías, los trastornos de coagulación o la diarrea
  • Embarazo

¿Cuáles son los signos y síntomas del SUH?

  • En los niños, irritabilidad o cambios de comportamiento
  • Dolor en el abdomen, vómitos y diarrea
  • Sangrado proveniente de los labios, la boca o la nariz
  • Tos y dificultad para respirar
  • Poca o nada de orina o sangre en la orina
  • Fiebre
  • Presión arterial alta
  • Piel, labios o uñas de color pálido o azul
  • Puntos rojizos o moretones morados en la piel
  • Acumulación de líquido en la parte inferior de las piernas y los pulmones

¿Cómo se diagnostica el SUH?

  • Exámenes de sangre u orina podrían realizarse para buscar signos de daño en los riñones o una infección. También es posible que deba recoger su orina durante 24 horas para hacerla analizar. Este análisis más prolongado brinda información más detallada acerca del funcionamiento de sus riñones.
  • Una muestra de materia fecal se recolecta y analiza para buscar gérmenes que estén causando su enfermedad.
  • Una biopsia percutánea de riñón es un procedimiento para extraer una parte pequeña del riñón para hacerle pruebas. Los médicos le colocan una aguja en la espalda y a través del riñón.
  • Ultrasonido permite obtener imágenes de los riñones para determinar si tiene cálculos, un absceso u otros problemas.

¿Cómo se trata el SUH?

  • Líquidos por vía intravenosa (IV) contribuyen a mantener el equilibrio de los líquidos y sales en su cuerpo.
  • Los medicamentos , como anticonvulsivos, esteroides y medicamentos para la presión arterial ayudan a controlar los síntomas del SUH.
  • Una transfusión de sangre se usa para transferirle toda la sangre o una parte a través de una vía intravenosa.
  • Diálisis limpia su sangre cuando los riñones no pueden hacerlo. El agua adicional, los químicos y desechos se extraen de su sangre a través de una máquina. La sangre pasa por un filtro y luego regresa a su cuerpo nuevamente. Usted puede necesitar la diálisis durante un tiempo corto o por el resto de su vida.
  • Un intercambio de plasma se usa para extraer sangre por vía intravenosa. Una máquina separa el plasma de sus glóbulos rojos. Luego se extrae su plasma y se reemplaza por el plasma de un donante o por albúmina. A continuación se devuelven a su cuerpo los glóbulos de la sangre junto con el plasma o albúmina de reemplazo a través de la línea intravenosa.
  • Un trasplante de riñón podría ser necesaria si tiene insuficiencia renal.

¿Qué necesito saber acerca de la nutrición?

Es posible que deba hacer cambios en su dieta. Mantenga una lista de los alimentos que puede comer. Puede que deba tomar suplementos vitamínicos y minerales, como calcio. Tome líquidos como se le haya indicado. Es posible que tenga que anotar cuánto líquido toma y cuánto orina. Su médico le dirá qué cantidades diarias puede ingerir:

  • Limite las proteínas para ayudar a que sus riñones funcionen mejor. Los alimentos con alto contenido proteico son la carne de res, pollo, pescado, los huevos y los productos lácteos (leche, queso y yogur).
  • Limite la cantidad de fósforo que consume a diario. Cuando los riñones están dañados, no pueden deshacerse del fósforo adicional que se acumula, como resultado de lo cual baja el nivel de calcio y se producen fracturas óseas. Algunos alimentos ricos en fósforo son los productos lácteos, los frijoles, los guisantes o chícharos y las nueces. También contienen fósforo el chocolate líquido, la cerveza y las gaseosas.
  • Es posible que tenga que limitar la cantidad de sodio (sal) que consume a diario. El sodio puede contribuir a la acumulación de líquido en sus tejidos y puede dañar el corazón. Cuando los riñones están dañados, no pueden deshacerse del líquido adicional. Los alimentos enlatados, las carnes procesadas, como los fiambres y las salchichas, las sopas enlatadas y los bocadillos salados tienen un alto contenido de sodio.

  • Es posible que necesite limitar el potasio. El potasio se encuentra en los alimentos como las frutas y verduras. Sus riñones no podrían deshacerse del potasio adicional. Esto puede causar que el potasio se acumule en su sangre. Un nivel alto de potasio puede causar problemas cardíacos.

¿Qué debo hacer para prevenir las enfermedades transmitidas por los alimentos?

Asegúrese de que todos en su casa sigan estas reglas:

  • Lávese las manos frecuentemente. Lávese las manos varias veces al día. Lávese después de usar el baño, después de cambiar pañales y antes de preparar la comida o comer. Use siempre agua y jabón. Frótese las manos enjabonadas, entrelazando los dedos. Lávese el frente y el dorso de cada mano, y entre los dedos. Use los dedos de una mano para restregar debajo de las uñas de la otra mano. Lávese durante al menos 20 segundos. Enjuague con agua corriente caliente durante varios segundos. Luego séquese las manos con una toalla limpia o una toalla de papel. Puede usar un desinfectante para manos que contenga alcohol, si no hay agua y jabón disponibles.
    Lavado de manos
  • Mantenga los alimentos crudos y los cocidos por separado. No ponga alimentos cocidos en una tabla de cortar, un plato o un recipiente de almacenamiento sin lavar que tenga comida cruda. Almacene los alimentos crudos y cocidos por separado en el refrigerador.
  • Mantenga limpias las superficies y los utensilios. Limpie las superficies antes y después de preparar los alimentos. Use toallas de papel que pueda desechar o paños que pueda lavar entre usos. Lave las tablas de cortar y los utensilios después de cada uso y antes de preparar la siguiente comida.
  • Lave las frutas y verduras frescas cuidadosamente antes de comerlos o cocinarlos. Use un cepillo para verduras para fregar los artículos firmes, como zanahorias y papas. Lave las hojas verdes como la lechuga. Separe las cabezas de la lechuga para lavar las hojas interiores.
  • Cocine bien los alimentos. Es seguro comer los alimentos después que han alcanzado una temperatura lo suficientemente alta como para eliminar las bacterias. Solicite más información a su médico acerca de cómo cocinar los alimentos de manera segura.
  • Guarde los alimentos en el refrigerador. Guarde las sobras en el refrigerador tan pronto como sea posible. De este modo puede evitar que la comida se eche a perder y cause una enfermedad.

¿Cuándo debo buscar atención inmediata?

  • Usted está orinando menos que de costumbre, o nada en absoluto.
  • Usted tiene diarrea y vómitos.
  • Usted tiene dolor abdominal intenso.
  • Tiene dolor de cabeza muy fuerte, dificultad para pensar y se siente confundido.
  • Tiene dificultad para ver.

¿Cuándo debo llamar a mi médico?

  • Tiene fiebre.
  • Le sangran las encías, los labios o la nariz.
  • Su orina o evacuaciones intestinales tienen sangre o son de color oscuro.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de ayudar a planear su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta sus opciones de tratamiento con sus médicos para decidir el cuidado que usted desea recibir. Usted siempre tiene el derecho de rechazar el tratamiento.Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Learn more about Síndrome Urémico Hemolítico

Associated drugs

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.