Skip to Content

Pericarditis Aguda

LO QUE NECESITA SABER:

La pericarditis aguda es una inflamación del pericardio. El pericardio es el saco delgado que rodea el corazón. Una pequeña cantidad de líquido claro que se encuentra entre su corazón y el saco le permite al corazón latir con facilidad. Con la pericarditis aguda, la cantidad de líquido aumenta y podría contener pus. Esto puede conllevar a problemas con la manera en que el corazón late.

Cavidades del corazón

INSTRUCCIONES SOBRE EL ALTA HOSPITALARIA:

Busque atención médica de inmediato si:

  • Tiene falta de aliento que empeora cuando está acostado.
  • El dolor en su pecho empeora o no mejora.

Llame a su médico si:

  • Tiene fiebre.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

Medicamentos:

Es posible que usted necesite alguno de los siguientes:

  • Los AINE, pueden disminuir la inflamación y el dolor o la fiebre. Este medicamento está disponible con o sin una receta médica. Los AINE pueden causar sangrado estomacal o problemas renales en ciertas personas. Si usted toma un medicamento anticoagulante, siempre pregúntele a su médico si los AINE son seguros para usted. Siempre lea la etiqueta de este medicamento y siga las instrucciones.
  • Los antibióticos ayudan a evitar o a tratar una infección bacteriana.
  • Medicamentos esteroideos ayudan a bajar la inflamación.
  • Tome sus medicamentos como se le haya indicado. Consulte con su médico si usted cree que su medicamento no le está ayudando o si presenta efectos secundarios. Infórmele si es alérgico a algún medicamento. Mantenga una lista actualizada de los medicamentos, las vitaminas y los productos herbales que toma. Incluya los siguientes datos de los medicamentos: cantidad, frecuencia y motivo de administración. Traiga con usted la lista o los envases de las píldoras a sus citas de seguimiento. Lleve la lista de los medicamentos con usted en caso de una emergencia.

Cuidados personales:

  • Consuma alimentos saludables y variados. Esto podría ayudar a que usted tenga más energía y se recupere más pronto. Los alimentos saludables incluyen las frutas, verduras, pan integral, productos lácteos bajos en grasa, frijol, carne magra y pescado. Pregunte si necesita seguir una dieta especial.
  • Tome líquidos como se le haya indicado. Los adultos deberían de beber entre 9 a 13 vasos de 8 onzas de líquidos cada día. Pregunte cuál es la cantidad adecuada para usted. Para la mayoría de las personas, los mejores líquidos son agua, jugo, y leche.
  • Haga suficiente ejercicio. Consulte con su médico acerca de cuál es el mejor régimen de ejercicio para usted. El ejercicio podría reducir su presión sanguínea y podría mejorar su salud.
    Caminar para ejercitarse
  • No fume. La nicotina y otras sustancias químicas que contienen los cigarrillos y cigarros pueden dañar los pulmones. Pida información a su médico si usted actualmente fuma y necesita ayuda para dejar de fumar. Los cigarrillos electrónicos o el tabaco sin humo igualmente contienen nicotina. Consulte con su médico antes de utilizar estos productos.
  • Controle el estrés. El estrés podría disminuir la habilidad de que sane y provocar enfermedades. Aprenda nuevas maneras de relajarse como la respiración profunda.

Prevenga infecciones:

Lo siguiente puede ayudar a prevenir la propagación de los virus y las bacterias que pueden causar pericarditis aguda o empeorarla:

  • Lávese las manos frecuentemente. Lávese las manos varias veces al día. Lávese después de usar el baño, después de cambiar pañales y antes de preparar la comida o comer. Use siempre agua y jabón. Frótese las manos enjabonadas, entrelazando los dedos. Lávese el frente y el dorso de las manos, y entre los dedos. Use los dedos de una mano para restregar debajo de las uñas de la otra mano. Lávese durante al menos 20 segundos. Enjuague con agua corriente caliente durante varios segundos. Luego séquese las manos con una toalla limpia o una toalla de papel. Puede usar un desinfectante para manos que contenga alcohol, si no hay agua y jabón disponibles. No se toque los ojos, la nariz o la boca sin antes lavarse las manos.
    Lavado de manos
  • Cúbrase al toser o estornudar. Use un pañuelo que cubra la boca y la nariz. Arroje el pañuelo a la basura de inmediato. Use el ángulo del brazo si no tiene un pañuelo disponible. Lávese las manos con agua y jabón o use un desinfectante de manos.
  • Limpie las superficies con frecuencia. Limpie las perillas de las puertas, los muebles de la cocina, teléfonos celulares y otras superficies que la gente toca con frecuencia. Use una toallita desinfectante, una esponja de un solo uso o un paño que pueda lavar y reutilizar. Use limpiadores desinfectantes si no tiene toallitas. Usted también puede elaborar un limpiador desinfectante mezclando 1 parte de blanqueador con 10 partes de agua.
  • Pregunte sobre las vacunas que pudiera necesitar. Las vacunas ayudan a protegerse contra los virus y las bacterias que causan ciertas enfermedades. Su médico puede indicarle qué vacunas debería recibir, y cuándo debe recibirlas.
    • Vacúnese contra la influenza (gripe) tan pronto como se recomiende cada año. La vacuna contra la gripe suele estar disponible a partir de septiembre u octubre. Los virus de la gripe cambian, por lo que es importante vacunarse contra la gripe cada año.
    • Vacúnese contra la neumonía si se recomienda. Esta vacuna generalmente se recomienda cada 5 años. Su médico le indicará cuándo recibir esta vacuna, de ser necesaria.

Acuda a la consulta de control con su médico según las indicaciones:

Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

Learn more about Pericarditis Aguda (Discharge Care)

Associated drugs

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.