Skip to Content
Get facts about myelofibrosis treatment options here

Leucemia Mieloide Crónica

LO QUE NECESITA SABER:

La leucemia mieloide crónica (LMC) también es llamada leucemia mielógena crónica o LMC. La LMC es cáncer en la médula ósea y las células sanguíneas. Con la LMC, las células sanguíneas que deberían convertirse en glóbulos blancos (GB), no se desarrollan totalmente. Estas células no combaten la infección como debería hacerlo un GB. Ellas se amontonan en la médula ósea e impiden que los glóbulos de la sangre normales se desarrollen y combatan la infección.

MIENTRAS USTED ESTÁ AQUÍ:

Formulario de consentimiento

es un documento legal que explica los exámenes, tratamientos, o procedimientos que usted podría necesitar. Al firmar esta forma usted certifica que entiende lo que se va a hacer, y que usted puede tomar decisiones sobre lo que quiere. Usted esta dando su permiso al firmar este formulario de consentimiento. Usted puede permitir que otra persona firme este formulario si no tiene la habilidad de hacerlo. Usted tiene el derecho de comprender su cuidado médico en términos o palabras, que entienda con claridad. Antes de firmar el formulario, comprenda los riesgos y beneficios de lo que se va a hacer. Asegúrese que todas sus preguntas sean contestadas.

Consumo de líquidos:

Los hombres que tienen 19 años de edad y más deberían beber aproximadamente tres litros de líquido cada día (cerca de 13 tazas de ocho onzas). Las mujeres que tienen 19 años de edad y más deberían beber aproximadamente dos litros de líquido cada día (cerca de 9 tazas de ocho onzas). Es especialmente importante tomar suficiente líquidos si usted está vomitando debido a la quimioterapia. Si tiene que cambiar la cantidad de líquidos que consume, siga los consejos de sus médicos. Los líquidos saludables que pueden tomar la mayoría de las personas son: el agua, los jugos y la leche. Si usted está acostumbrado a beber líquidos que contienen cafeína, como el café, éstos también pueden ser incluidos en su cantidad de líquido diario. Trate de tomar suficientes líquidos cada día y no espere haste que tenga sed. Puede ser provechoso beber líquidos entre sus comidas en vez de con su comidas.

Monitor cardíaco:

También se conoce como ECG o EKG. Parches adhesivos colocados en su piel registran la actividad eléctrica de su corazón.

Un oxímetro de pulso

es un dispositivo que mide la cantidad de oxígeno en su sangre. Se coloca un cordón con una pinza en su dedo, oído, o dedo del pie. La otra extremidad del cordón se sujeta a la máquina.

Aislamiento inverso:

A usted pueden colocarle en un aislamiento inverso, bajo medidas de seguridad, si su cuerpo tiene dificultades para combatir las infecciones. A usted le colocarán en una habitación privada para protegerle de los gérmenes de otras personas. Los médicos y visitantes deben usar guantes, máscara facial o una bata, para que los gérmenes de ellos estén alejados de usted. Todas las personas deben lavarse las manos antes de entrar y de salir de su habitación.

Medicamentos:

Podrían administrarle medicamentos para tratar los problemas provocados por la LMC. Por ejemplo, podrían administrarle antibióticos u otros medicamentos para ayudar a su cuerpo a combatir la infección. Podrían recetarle medicamentos para aliviarle la fiebre o el dolor. Es posible que también le ordenen medicamentos que le ayuden a enfrentar los efectos secundarios causados por la quimioterapia, como el malestar estomacal o la diarrea.

Exámenes:

  • Los exámenes de sangre se usan para contar el número de cada tipo de células de la sangre (GR, GB y plaquetas). Es probable que los exámenes también muestren la fase en que se encuentra la LMC que usted tiene.
  • Biopsia de médula ósea: Es cuando se extrae una muestra de médula ósea y se envía al laboratorio para que la examinen. La médula ósea es el tejido blando y esponjoso que se encuentra en el interior del hueso. Primero, se limpia la piel ubicada sobre el hueso de la cadera. Los médicos aplican medicamento anestésico en su piel de manera que usted sentirá muy poco dolor. Después de extraer la muestra de médula ósea, colocan un vendaje sobre el área de la biopsia.

Tratamiento:

  • Transfusión de sangre: Durante una transfusión de sangre, usted recibirá sangre completa, o sólo componentes (parte) de sangre por un IV. La sangre ya ha sido examinada para enfermedades como la hepatitis y el VIH para asegurar que es segura.
  • Se puede administrar medicamentos para disminuir el crecimiento de las células LMC y aumentar el crecimiento de las células normales en la sangre.
  • La quimioterapia se usa para matar las células con cáncer antes de un trasplante de células madre.
  • Un trasplante en raras ocasiones se usa para colocar médula ósea o células madres en su sangre mediante una vía intravenosa (VI). La médula ósea o las células madres trasplantadas deben dirigirse hasta la médula ósea y comenzar a producir nuevos y saludables glóbulos sanguíneos.

Dispositivo de acceso venoso:

Una cánula o catéter intravenoso podrían ser insertados en una vena (vaso sanguíneo) grande ubicada cerca de su clavícula, en su cuello o en su brazo. Algunos ejemplos de estos dispositivos son las líneas Hickman, Groshong y PICC. También podrían colocarle un puerto, que es un tipo de dispositivo de acceso venoso que se coloca bajo su piel y va conectado a una vena grande. Usted podría necesitar uno de estos dispositivos para administrarle la quimioterapia u otros medicamentos y líquidos que deben aplicarse a través de una vena grande. Un dispositivo de acceso venoso puede permanecer colocado por más tiempo que una VI regular. Usted podría necesitar uno de estos dispositivos para recibir los tratamientos con quimioterapia.

RIESGOS:

  • La quimioterapia y los medicamentos utilizados para tratar la LMC, podrían causar efectos secundarios como náusea, vómito y diarrea. Es posible que usted se sienta muy cansado y que tenga fluido corporal adicional. Usted podría reaccionar mal al trasplante de médula ósea o células madres. Podría desarrollar un coágulo de sangre en su pierna o brazo. Esto puede provocar dolor e inflamación y evitar que la sangre fluya a donde necesita ir en su cuerpo. El coágulo de sangre se puede desprender y viajar a los pulmones o al cerebro. Un coágulo de sangre en sus pulmones puede causar dolor en el pecho y problemas con la respiración. Un coágulo de sangre en su cerebro puede causar un derrame cerebral. Estos problemas pueden poner en peligro su vida.
  • El tratamiento para la LMC podría ser lento para funcionar o no funcionar en absoluto. Es posible que la LMC no desaparezca o que empeore. Si la LMC entra en remisión, es posible que reaparezca. También podría extenderse hacia otras partes de su cuerpo. Si usted no recibe tratamiento o si el tratamiento no hace efecto, usted podría morir.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación de su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta con sus médicos sus opciones de tratamiento para juntos decidir el cuidado que usted quiere recibir. Usted siempre tiene el derecho a rechazar su tratamiento.

© 2015 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide