Skip to Content
Get key facts and figures about chronic dry eye

Laceración En Niños

LO QUE NECESITA SABER:

Una laceración es una herida que ocurre en la piel del niño y en el tejido blando que hay debajo de ella. Las laceraciones ocurren cuando su niño recibe un corte o un golpe con algún objeto.

INSTRUCCIONES SOBRE EL ALTA HOSPITALARIA:

Regrese a la sala de emergencias si:

  • Su niño está sangrando mucho o tiene sangrado que no para después de 10 minutos de aplicar presión firme y directa sobre la herida.
  • Se abren los puntos de sutura de la herida del niño.

Consulte con su médico sí:

  • Su hijo tiene fiebre o escalofríos.
  • El dolor de su niño empeora aún después de tomar medicamento para el dolor.
  • La herida de su niño está enrojecida, hinchada y se siente tibia.
  • Su niño tiene drenaje blanco o amarillo saliendo de la herida que tiene mal olor.
  • Su niño tiene rayas rojas en su piel cerca de la herida.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes sobre la condición o el cuidado de su hijo.

Medicamentos:

Su hijo podría necesitar cualquiera de los siguientes:

  • Un medicamento con receta para el dolor se puede administrar a su niño. Pregunte cómo darle este medicamento de manera segura a su niño.
  • AINEs (Analgésicos antiinflamatorios no esteroides) como el ibuprofeno, ayudan a disminuir la inflamación, el dolor y la fiebre. Este medicamento esta disponible con o sin una receta médica. Los AINEs pueden causar sangrado estomacal o problemas renales en ciertas personas. Si su niño está tomando un anticoágulante, siempre pregunte si los AINEs son seguros para él. Siempre lea la etiqueta de este medicamento y siga las instrucciones. No administre este medicamento a niños menores de 6 meses de vida sin antes obtener la autorización de su médico.
  • El acetaminofén alivia el dolor y baja la fiebre. Está disponible sin receta médica. Pregunte qué cantidad debe darle a su niño y con qué frecuencia. Siga las indicaciones. Lea las etiquetas de todos los demás medicamentos que su hijo esté tomando para saber si también contienen acetaminofén, o consulte con su médico o farmacéutico. El acetaminofén puede causar daño en el hígado cuando no se toma de forma correcta.
  • Antibióticos ayudan a tratar o prevenir infecciones bacteriales.
  • No les dé aspirina a niños menores de 18 años de edad. Su hijo podría desarrollar el síndrome de Reye si toma aspirina. El síndrome de Reye puede causar daños letales en el cerebro e hígado. Revise las etiquetas de los medicamentos de su niño para ver si contienen aspirina, salicilato, o aceite de gaulteria.
  • Dele el medicamento a su niño como se le indique. Comuníquese con el médico del niño si cree que el medicamento no le está funcionando como se esperaba. Infórmele si su niño es alérgico a algún medicamento. Mantenga una lista actualizada de los medicamentos, vitaminas y hierbas que su niño toma. Incluya las cantidades, cuándo, cómo y por qué los toma. Traiga la lista o los medicamentos en sus envases a las citas de seguimiento. Tenga siempre a mano la lista de medicamentos de su niño en caso de alguna emergencia.

Cuide la herida del niño según las indicaciones:

  • La herida de su niño no debe mojarse hasta que su médico lo autorice. No sumerja la herida de su niño en agua. No permita que su niño nade hasta que su médico lo autorice. Lave cuidadosamente el área alrededor de la herida con jabón y agua. Está bien si el jabón y el agua corren ligeramente sobre la herida. Seque el área con palmadas suaves o permita que se seque al aire.
  • Cambie los vendajes de su niño cuando se mojen, estén sucios o después del lavado. Aplique un vendaje limpio según las indicaciones. No se aplique un vendaje elástico ni cinta muy apretada. No aplique talco ni loción en la herida de su niño.
  • Aplique un ungüento antibiótico según las indicaciones. Es probable que le indiquen que aplique un ungüento antibiótico en la herida de su niño si tiene puntos de sutura. En caso de tener cintas o tiras sobre la incisión, permita que se sequen y se caigan solas. En caso que no se caigan en 14 días, retírelas con cuidado. Si su hijo tiene pegamento sobre la herida, no lo retire ni lo levante cuando empiece a sanar y picar.
  • Revise la herida de su niño todos los días para detectar signos de infección, como hinchazón, enrojecimiento o pus.
  • Aplique hielo en la herida de su hijo de 15 a 20 minutos cada hora o como se le indique. Use un paquete de hielo o ponga hielo molido dentro de una bolsa plástica. Cubra el paquete con hielo con una toalla antes de aplicarlo en la herida. El hielo ayuda a evitar daño al tejido y a disminuir la inflamación y el dolor.
  • Haga que su niño use una férula según se le indique. Una férula se puede usar para una laceración sobre las articulaciones o las áreas del cuerpo de su niño que se doblan. Una férula lo inmovilizará y disminuirá la tensión sobre la herida de su niño. Es posible que le sirva para snar más rápidamente. Pregunte al médico de su niño cómo se debe colocar y retirar la férula.
  • Disminuya la cicatrización de la herida de su hijo aplicando un ungüento o pomada según las indicaciones. No aplique pomadas en la herida de su niño hasta que el médico de su niño lo autorice. Es posible que necesite esperar hasta que la herida de su niño sane. Pregunte cuál pomada debe comprar y la frecuencia con que debe usarla. Después de que la herida de su niño sane, use un bloqueador solar sobre el área cuando se encuentre expuesto al sol. Usted debe hacer esto durante al menos 6 meses hasta 1 año después de la lesión de su niño.

Programe una cita con su médico de su niño como se le haya indicado:

Es posible que su niño deba regresar en un lapso de 3 a 14 días para que le quiten los puntos de sutura o las grapas. Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide