Skip to Content

Fractura De Cráneo

LO QUE NECESITA SABER:

Una fractura de cráneo es una rotura en uno o más huesos de su cabeza. Su cráneo proteje su cerebro, nervios, vasos sanguíneos, y laberinto (oído interno) de lesiones.


MIENTRAS USTED ESTÁ AQUÍ:

Consentimiento informado

es un documento legal que explica los exámenes, tratamientos, o procedimientos que usted podría necesitar. Un consentimiento informado significa que usted comprende que es lo que se va a realizar y que puede tomar decisiones sobre lo que usted desee. Usted da su permiso al firmar el formulario de consentimiento. Puede designar a otra persona para que firme este formulario por usted si usted no puede hacerlo. Usted tiene el derecho de comprender su cuidado médico en términos o palabras que usted pueda entender. Antes de firmar el documento de consentimiento, entienda los riesgos y beneficios de lo que se le hará. Asegúrese que todas sus preguntas sean contestadas.

Una cánula intravenosa

es un tubo pequeño que se coloca en la vena y se usa para administrar medicamentos o líquidos.

Examen neurológico:

Esto también se conocen como signos, revisiones, o estado neurológico. El examen neurológico le puede enseñar a los médicos como esta funcionando su cerebro después de una lesión o enfermedad. Los médicos revisan su pupila (punto negro en el centro de cada ojo) para ver como está reaccionando a la luz. Podrían revisar su memoria y cuan fácil se le hace despertarse. También podrían examinar la fuerza con la que usted aprieta con la mano y el equilibrio.

Medicamentos:

  • Antibióticos: Este medicamento se administra para ayudar a tratar o prevenir una infección causada por bacteria.
  • Medicamentos contra las náuseas: Estos medicamentos pueden ser administrados para calmar su estómago y prevenir vómitos.
  • Sedantes: Se administra este medicamento para que usted se sienta calmado y relajado.
  • Medicamentos esteroides: Este medicamento ayuda a disminuir la inflamación.

Exámenes:

  • Exámenes de diagnóstico por imágenes:
    • Arteriografía cerebral: Una arteriografía cerebral, o angiografía cerebral, se realiza para tomar imágenes de los vasos sanguíneos en su cabeza. Consulte con su médico para obtener más información acerca de la arteriografía cerebral.
    • Tomografía computarizada: Este examen también se conoce como escán TAC. Una máquina de rayos x utiliza una computadora para tomar imágenes de la cabeza. El escán TC puede ser utilizado para observar su cráneo, tejido cerebral y vasos sanguíneos. Es posible que le administren un medio de contraste antes de tomar las imágenes para que los médicos las puedan ver con mayor claridad. Dígale al médico si usted alguna vez ha tenido una reacción alérgica al tinte de contraste.
    • Imágenes por resonancia magnética (IRM): Este examen usa imanes de poder y una computadora para tomar imágenes de la cabeza. Un RM puede ser utilizado para mirar su cerebro, cráneo, nervios, o vasos sanguíneos. Le podrían administrar un tinte para ayudar a que las imágenes se vean mejor. Dígale al médico si usted alguna vez ha tenido una reacción alérgica al tinte de contraste. No entre a la sala donde se realiza la resonancia magnética con algo de metal. El metal puede causar lesiones serias. Dígale al médico si usted tiene algo de metal por dentro o sobre su cuerpo.
    • Radiografía: Puede que usted necesite rayos-x de su cráneo para buscar huesos fracturados e hinchazón de tejido.
  • Examen del oído: Un examen del oído puede realizarse para buscar hemorragia o secreción de sus oídos. Es posible que usted también necesite pruebas para revisar su audición.
  • Electroneurografía: Electroneurografía se realiza para buscar daños a sus nervios faciales.
  • Electromiografía: Electromiografía (EMG) mide la actividad eléctrica de sus músculos faciales. Sus músculos faciales se examinan en reposo y cuando usted los está utilizando. Una prueba EMG también puede examinar los nervios que controlan sus músculos faciales.

Tratamientos:

  • Drenaje lumbar: Un drenaje lumbar puede ser necesario para disminuir la presión en su cabeza y cerebro. Un aumento en la presión ocurre cuando el líquido cefalorraquídeo (LCR) se acumula. El LCR es el fluido alrededor de su cerebro. Una sonda se inserta en la parte inferior de su espalda y permanecerá ahí por un periodo de tiempo. El exceso de fluido LCR se drenará por la sonda. El fluido puede ser enviado a un laboratorio para análisis. Estas pruebas ayudan a buscar problemas, como infección, o hemorragia alrededor de su cerebro y médula espinal.
  • Punción espinal: La punción espinal se realiza para drenar el fluido LCR y para disminuir la presión en su cabeza y cerebro. Una aguja se inserta en la parte inferior de su espalda. Una pequeña cantidad de LCR se drenará por la aguja. Su médico podría enviar su LCR a un laboratorio para análisis. Es posible que usted necesite más de una punción espinal.
  • Cirugía: Una cirugía puede ser necesaria para reparar sus huesos craneales dañados o para extraer pedazos de hueso. Clavijas, placas o tornillos pueden ser utilizados para sostener los huesos unidos o mantener su espina dorsal estable. Lesiones a su cerebro, nervios o vasos sanguíneos pueden también ser tratados. Si usted tiene una lesión, es posible que usted necesite cirugía para extraer tejidos dañados y prevenir infección.
  • Tracción de halo: Un halo es un dispositivo utilizado para impedir que usted mueva su cabeza y cuello. Los halos se utilizan a menudo si su fractura craneal no es estable.
  • Collarín cervical: Un collarín cervical impide que usted mueva su cabeza y cuello. Un collarín cervical puede ser suave o duro y ayuda a prevenir más lesiones mientras su fractura sana.

Actividad:

Es posible que necesite hacer reposo en la cama con su cabeza elevada por un tiempo después de su lesión. Evite esforzarse, como sonarse la nariz o estornudar, para prevenir el aumento de presión en su cráneo. Si fluido alrededor de su cerebro se escapa, el esforzarse puede empeorar el escape.

RIESGOS:

  • Un drenaje lumbar, punción espinal o cirugía pueden causar infección. Con cirugía, usted puede sangrar más de lo esperado. Su cerebro, nervios y vasos sanguíneos pueden ser dañados. Es posible que usted tenga dificultad para controlar o mover sus músculos faciales o que pierda la sensación en áreas de su rostro. Se le podría formar un coágulo sanguíneo en la pierna o el brazo. El coágulo podría desprenderse y viajar a su corazón o cerebro y crear problemas de peligro mortal, como un ataque al corazón o un derrame cerebral.
  • Sin tratamiento, sus signos o síntomas pueden empeorar. Su dolor de cuello, mareos y problemas oculares o de audición pueden llegar a ser permanentes. Usted puede perder la audición por completo. Usted puede contraer una infección grave si se dispersa líquido alrededor de su cerebro. Sus nervios pueden ser lesionados, lo cual puede dificultar su lenguaje o poder tragar. Usted puede tener dificultad para mover partes de su rostro. Puede que usted también tenga dificultad para mover sus brazos y piernas. Una fractura de cráneo que no se trata puede amenazar la vida.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de ayudar a planear su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta sus opciones de tratamiento con sus médicos para decidir el cuidado que usted desea recibir. Usted siempre tiene el derecho de rechazar el tratamiento.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide