Skip to Content

Fractura Cervical

LO QUE NECESITA SABER:

  • Una fractura cervical es la rotura de 1 o más de las 7 vértebras cervicales (huesos) en su cuello. Las vértebras cervicales sostienen su cabeza y permiten que su cuello se doble y gire. Las vértebras encierran y protegen la médula espinal, que controla la capacidad de moverse. Las fracturas cervicales pueden ocurrir después de lesionarse el cuello en un accidente automovilístico, caída, clavados, y deportes de contacto. Debido a que una fractura cervical puede dañar la médula espinal, ésto puede resultar en una lesión muy grave.
    Columna vertebral

INSTRUCCIONES SOBRE EL ALTA HOSPITALARIA:

Medicamentos:

  • Analgésicos: Usted podría recibir medicamento para quitarle o reducir el dolor. No espere a que el dolor sea muy intenso para tomar el medicamento.
  • Tome sus medicamentos como se le haya indicado. Consulte con su médico si usted cree que su medicamento no le está ayudando o si presenta efectos secundarios. Infórmele si es alérgico a cualquier medicamento. Mantenga una lista actualizada de los medicamentos, las vitaminas y los productos herbales que toma. Incluya los siguientes datos de los medicamentos: cantidad, frecuencia y motivo de administración. Traiga con usted la lista o los envases de la píldoras a sus citas de seguimiento. Lleve la lista de los medicamentos con usted en caso de una emergencia.

Programe una cita con su especialista de columna o su médico como se le indica:

Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

Cuidado de la piel y del collarín:

El desprendimiento de la piel puede conllevar a heridas profundas causadas por presión o tirar de la piel. Revise su mentón, orejas, parte posterior de la cabeza y hombros para ver si hay enrojecimiento o llagas si usted tiene puesto un halo. Revise a diario la piel alrededor de los clavos del halo cervical en busca de signos de infección, como enrojecimiento o secreción con mal olor. Cambie el forro del chaleco si se moja. Pregúntele a su médico cómo cuidar de los clavos de su halo y chaleco. Pídale más información a su médico sobre el uso del halo cervical y del collarín semirrígido o blando.

Terapia:

Un fisioterapeuta y un terapeuta ocupacional pueden ejercitar sus brazos, piernas y manos. También pueden enseñarle nuevos modos de hacer cosas alrededor la casa. Un terapeuta del lenguaje trabajará con usted para ayudarle a hablar y tragar.

Cuidado de la herida:

Pídale a su médico que le enseñe cómo cuidar de su herida.

Comuníquese con su especialista de columna o su médico sí:

  • Usted tiene fiebre.
  • Ve una erupción cutánea, enrojecimiento o lesiones debajo de su halo cervical.
  • Tiene dificultad para tragar mientras tiene puesto su halo cervical.
  • Su dolor en el cuello no está mejorando aún con tratamiento.
  • Tiene preguntas o inquietudes acerca de su fractura cervical, su medicación o cuidado.

Busque atención médica de inmediato o llame al 911 si:

  • Tiene un dolor de cabeza grave y súbito acompañado de náuseas y vómitos.
  • Ve doble o solo ve de 1 ojo.
  • No puede permanecer despierto.
  • Los clavos en su halo cervical se han soltado o se ven más profundos dentro de su piel que anteriormente.
  • Siente debilidad o entumecimiento nuevos en sus manos o dedos.
  • A usted le hace falta el aire.
  • No puede sentir o mover sus brazos o piernas.
  • Usted expectora sangre.
  • Usted se siente mareado, le hace falta el aire y tiene dolor de pecho. Usted expectora sangre.
  • Usted se siente mareado, le hace falta el aire y tiene dolor de pecho.
  • Su brazo o pierna se siente caliente, sensible y adolorida. Se podría ver inflamado y rojo.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.

Hide