Skip to Content

Fractura Cervical

LO QUE NECESITA SABER:

Una fractura cervical es la rotura de 1 o más de las 7 vértebras cervicales (huesos) en su cuello. Las vértebras cervicales sostienen su cabeza y permiten que su cuello se doble y gire. Las vértebras encierran y protegen la médula espinal, la cual controla la capacidad de moverse. Las fracturas cervicales pueden ocurrir después de lesionarse el cuello en un accidente automovilístico, caída, clavados, y deportes de contacto. Debido a que una fractura cervical puede dañar la médula espinal, ésto puede resultar en una lesión muy grave.


INSTRUCCIONES SOBRE EL ALTA HOSPITALARIA:

Medicamentos:

  • Medicamentos para el dolor: Es probable que le administren medicamentos para quitarle o disminuirle el dolor. No espere hasta que el dolor sea severo antes de tomarse sus medicamentos.
  • Tome sus medicamentos como se le haya indicado. Llame a su proveedor de salud si piensa que su medicamento no le está ayudando o tiene efectos secundarios. Infórmele si es alérgico a algún medicamento. Mantenga una lista de sus medicamentos, vitaminas, y hierbas que está tomando. Incluya la cantidad que toma, la hora, y por qué las toma. Traiga la lista o las botellas de las píldoras a sus visitas de seguimiento. Lleve siempre consigo una lista de sus medicamentos en caso de emergencia.

Programe una cita con su médico de cabecera o especialista en espinal dorsal como se le indica:

Anote sus preguntas para que recuerde hacerlas durante sus citas.

Terapia:

Un fisioterapeuta y un terapeuta ocupacional pueden ejercitar sus brazos, piernas y manos. También pueden enseñarle nuevos modos de hacer cosas alrededor la casa. Un terapeuta del lenguaje trabajará con usted para ayudarle a hablar y tragar.

Cuidado de la piel:

La rotura de la piel puede provocar heridas profundas causadas por la presión o tracción en la piel. Revise su mentón, orejas, parte de atrás de la cabeza, y los hombros para ver si hay enrojecimiento o llagas si usted está usando un collarín de cuello.

Comuníquese con su médico de cabecera o especialista en espinal dorsal si:

  • Usted tiene una fiebre.
  • Ve una erupción cutánea, enrojecimiento, o lesiones debajo de su halo cervical.
  • Su dolor en el cuello no está mejorando aún con tratamiento.
  • Tiene preguntas o inquietudes acerca de su fractura cervical, su medicamento, o su cuidado.

Regrese al departamento de emergencias si:

  • Tiene un dolor de cabeza grave y súbito acompañado de náuseas y vómitos.
  • Ve doble o solo ve de 1 ojo.
  • No puede quedarse despierto.
  • Siente debilidad o entumecimiento nuevos en sus manos o dedos.
  • Tiene falta de aliento.
  • No puede sentir o mover sus brazos o piernas.

© 2015 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide