Skip to Content

Fractura Cervical

CUIDADO AMBULATORIO:

Una fractura cervical

es una rotura en una vértebra (hueso) del cuello. Las 7 vértebras cervicales se conocen como C1 a C7. Las vértebras cervicales sostienen su cabeza y permiten que su cuello se doble y gire. Las vértebras recubren y protegen la médula espinal. Los nervios de la médula espinal controlan su habilidad de moverse.

Lesión de la médula espinal

Los signos y síntomas comunes son:

  • Dolor, sensibilidad, inflamación, o espasmos musculares en el cuello
  • No poder girar o torcer el cuello libremente
  • Dificultad para tragar o respirar
  • Pérdida de la sensación o pinchazos en sus brazos o piernas
  • Entumecimiento, dolor, u hormigueo en la base de su cabeza
  • Visión doble o pérdida del conocimiento

Llame al número local de emergencias (911 en los Estados Unidos), o pídale a alguien que llame si:

  • Usted se siente mareado, le falta el aire o tiene dolor en el pecho.
  • Usted expectora sangre.
  • No puede sentir o mover sus brazos o piernas.

Busque atención médica de inmediato si:

  • Tiene un dolor de cabeza grave y súbito acompañado de náuseas y vómitos.
  • Usted está viendo doble o de repente no puede ver.
  • No puede permanecer despierto.
  • Los clavos en su halo cervical se han soltado o se ven más profundos dentro de su piel que anteriormente.
  • Siente debilidad o entumecimiento nuevos en sus manos o dedos.
  • Su brazo o pierna se siente caliente, sensible y adolorida. Se podría ver inflamado y rojo.

Llame a su médico o neurólogo si:

  • Tiene fiebre.
  • Ve una erupción cutánea, enrojecimiento o lesiones debajo de su halo cervical.
  • Tiene dificultad para tragar mientras tiene puesto su halo cervical.
  • Su dolor en el cuello no está mejorando aún con tratamiento.
  • Tiene preguntas o inquietudes acerca de su fractura cervical, su medicación o cuidado.

El tratamiento

podría incluir cualquiera de los siguientes:

  • Puede administrarse podrían administrarse. Pregunte al médico cómo debe tomar este medicamento de forma segura. Algunos medicamentos recetados para el dolor contienen acetaminofén. No tome otros medicamentos que contengan acetaminofén sin consultarlo con su médico. Demasiado acetaminofeno puede causar daño al hígado. Los medicamentos recetados para el dolor podrían causar estreñimiento. Pregunte a su médico como prevenir o tratar estreñimiento.
  • La inmovilización se usa para evitar que mueva la cabeza y el cuello a medida que sana su fractura cervical. Usted podría necesitar lo siguiente:
    • Un halo y chaleco previenen la mayoría de los movimientos de la cabeza y el cuello. El halo se une a la cabeza con clavos colocados en su cráneo. No se le quitará mientras esté recibiendo tratamiento.
    • Un cuello ortopédico semirrígido usa placas de plástico para evitar los movimientos de su cuello de lado a lado o de arriba hacia abajo.
    • Un cuello ortopédico blando es un soporte flexible colocado alrededor del cuello. A menudo se utiliza después de haber usado un cuello ortopédico rígido.
      Collares cervicales
  • La cirugía podría ser necesaria para reparar la fractura. Usted también podría tener que someterse a una operación después de la inmovilización si la fractura no ha sanado.

La terapia

podría recomendarse. Un fisioterapeuta y un terapeuta ocupacional pueden ejercitar sus brazos, piernas y manos. También pueden enseñarle nuevos modos de hacer cosas alrededor la casa. Un terapeuta del lenguaje trabajará con usted para ayudarle a hablar y tragar.

Cuidado de la piel y del collarín:

El desprendimiento de la piel puede conllevar a heridas profundas causadas por presión o tirar de la piel. Revise su mentón, orejas, parte posterior de la cabeza y hombros para ver si hay enrojecimiento o llagas si usted tiene puesto un halo. Revise a diario la piel alrededor de los clavos del halo cervical en busca de signos de infección, como enrojecimiento o secreción con mal olor. Cambie el forro del chaleco si se moja. Pregúntele a su médico cómo cuidar de los clavos de su halo y chaleco. Pídale más información a su médico sobre el uso del halo cervical y del cuello ortopédico semirrígido o blando.

Acuda a sus consultas de control con su médico o neurólogo según le indicaron:

Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.