Skip to Content
Vaccines aren’t just for kids. Is your teen protected?

Faringitis En Niños

LO QUE NECESITA SABER:

La faringitis es inflamación o infección de los tejidos y estructuras de la faringe (garganta) de su niño. También se conoce como dolor de garganta.

INSTRUCCIONES SOBRE EL ALTA HOSPITALARIA:

Busque atención médica inmediatamente si:

  • Su niño de repente tiene dificultad para respirar o se pone color azul.
  • Su niño tiene inflamación o dolor en el área de la mandíbula.
  • Su niño presenta cambios en su voz, o es difícil de comprender lo que dice.
  • Su niño tiene rigidez en el cuello.
  • Su niño orina menos de lo normal o ensucia menos pañales de lo usual.
  • Su niño se siente aún más débil o cansado.
  • Su niño tiene dolor en un lado de su garganta y el dolor es peor que del otro lado.

Comuníquese con el proveedor de salud de su niño si:

  • Su niño tiene dolor de garganta, dificultad para tragar, fiebre u otros síntomas que no mejoran o están empeorando.
  • Su niño tiene salpullido en el cuerpo. También podría tener las mejillas rojizas y la lengua roja e inflamada.
  • Su niño tiene un dolor de oído nuevo, dolores de cabeza o dolor alrededor de sus ojos.
  • Su niño pausa su respiración mientras duerme.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de la condición o cuidado de su niño.

Programe una cita con el proveedor de salud de su niño como se le indique:

Escriba las preguntas que tenga para que recuerde hacerlas durante sus citas.

Controle la faringitis de su niño:

  • Pídale a su niño que descanse lo mas posible.
  • Dele a su niño suficientes líquidos para que no se deshidrate. Dele líquidos que sean fáciles de tragar y que le alivien su garganta.
  • Alivie el dolor de garganta de su niño. Si su niño puede hacer gárgaras, dele ¼ de una cucharadita de sal mezclada con 1 taza de agua tibia para hacer gárgaras. Si su niño tiene 12 años de edad o es mayor, dele pastillas para la garganta para ayudar a disminuir su dolor de garganta.
  • Use un humidificador de vapor frío para aumentar la humedad en el aire de su hogar. Esto podría facilitar que su niño respire y ayudarlo a disminuir su tos.

Ayude a evitar el contagio de la faringitis:

Lávese sus manos y las manos de su niño con frecuencia. Mantenga a su niño lejos de otras personas mientras todavía pueda contagiar a otros. Pregúntele al proveedor de salud de su niño cuánto tiempo puede su niño contagiar a otras personas. No permita que su niño comparta alimentos o bebidas. No permita que su niño comparta juguetes o chupones. Lave estos artículos con jabón y agua caliente.

Cuándo puede regresar a la escuela o guardería:

Su niño podría regresar a la guardería o escuela cuando sus síntomas desaparezcan.

© 2015 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide