Skip to Content
Is it time for a new insulin treatment? Learn more >>

Estado Hiperosmolar Hiperglucémico

LO QUE NECESITA SABER:

El estado hiperosmolar hiperglucémico (EHH) es una condición médica grave que se produce cuando una persona tiene diabetes y el nivel de azúcar en su sangre sube mucho. Su cuerpo elimina el exceso de azúcar por la orina. Esto puede causar que se deshidrate gravemente. Es posible que se produzca un EHH a cualquier edad, independientemente de que tenga diabetes tipo 1 o tipo 2.

INSTRUCCIONES SOBRE EL ALTA HOSPITALARIA:

Medicamentos:

  • Insulina: Puede que deba tomar insulina si tiene diabetes tipo 2 que no se puede controlar con la dieta, ejercicio u otro medicamento para la diabetes. Es posible que necesite 1 o más dosis de insulina al día para disminuir la cantidad de azúcar en su sangre. Pídale a su médico más información a sobre nutrición.
  • Tome sus medicamentos como se le haya indicado. Consulte con su médico si usted cree que su medicamento no le está ayudando o si presenta efectos secundarios. Infórmele si es alérgico a algún medicamento. Mantenga una lista actualizada de los medicamentos, las vitaminas y los productos herbales que toma. Incluya los siguientes datos de los medicamentos: cantidad, frecuencia y motivo de administración. Traiga con usted la lista o los envases de la píldoras a sus citas de seguimiento. Lleve la lista de los medicamentos con usted en caso de una emergencia.

Programe una cita con su diabetólogo o médico, según lo indicado:

Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

Evite un EHH:

  • Mida en forma regular el nivel de azúcar en su sangre: Tendrá que comprobar el nivel de azúcar en su sangre al menos 3 veces al día si usa una bomba de insulina o toma múltiples dosis de insulina. Pídale a su médico información acerca de cómo medir el nivel de azúcar en su sangre con un medidor de glucosa. Él le indicará cuál es el nivel deseable para usted y con qué frecuencia debería medirlo.
    Como revisar su nivel de azúcar en la sangre
  • Tome la insulina o medicamento para la diabetes: Tome sus medicamentos para la diabetes o la insulina en forma regular y tal como le haya indicado su médico. Esto le ayudará a controlar el nivel de azúcar en su sangre. Informe a su médico si los medicamentos le causan efectos secundarios o no le dan resultado. No deje de tomar la insulina o los medicamentos sin antes consultar con su médico.
  • Obtenga ayuda de los demás: Las personas ancianas corren mayor riesgo de tener un EHH. Pida a alguien que venga a visitarlo de forma regular si vive solo. Su visita debería fijarse si usted presenta algún signo o síntoma de tener un nivel alto de azúcar en la sangre. Su visita también debería recordarle que beba suficiente líquido. De repente le resulta útil anotar la cantidad de líquido que bebe cada día.
  • Prepárese para cuando esté enfermo: El nivel de azúcar en la sangre aumenta cuando usted se enferma y es posible que le resulte difícil controlarlo. Es importante que haga planes de antemano para los días que pueda estar enfermo, de modo de evitar que el nivel de azúcar en su sangre suba demasiado. Consulte con su médico cuál podría ser el plan que mejor funcionaría para los días en que esté enfermo. Es probable que su médico le sugiera alguno de los siguientes:
    • Mida el nivel de azúcar en su sangre más a menudo que de costumbre: Tendrá que verificar su nivel de azúcar en la sangre por lo menos 4 veces al día si tiene diabetes tipo 2. Es posible que deba verificarlo más a menudo si tiene diabetes tipo 1.
    • Compruebe la presencia de cetonas. Puede comprobar en su hogar si tiene cetonas en su orina o sangre. Las farmacias y algunas tiendas o supermercados venden las pruebas de cetonas. Pregúntele a su médico qué tipo de examen para cetonas le recomienda. Su médico le dirá cuándo y con qué frecuencia debe medir las cetonas.
    • Tome la insulina o medicamento para la diabetes tal como le indicaron: Tome la insulina y el medicamento para la diabetes, incluso si no se siente bien y está comiendo menos que de costumbre. El medicamento ayuda a mantener el nivel de azúcar en la sangre bajo control. Consulte con su médico antes de cambiar la dosis de insulina o de los medicamento para la diabetes.
    • En la medida de lo posible, continúe con su régimen regular de comidas: Consuma sus comidas regulares y beba suficientes bebidas sin calorías, como agua y bebidas dietéticas. Si no puede continuar con su régimen regular de comidas, coma otros alimentos más fáciles de digerir. Algunos de estos alimentos pueden ser el puré de manzana, gelatina, galletas saladas, sopa, pudín y yogur. Si no puede comer estos alimentos, beba líquidos con calorías en su lugar. Algunos ejemplos de líquidos con calorías son el jugo, el caldo y los refrescos regulares.

Identificación de alerta médica:

Use un brazalete o collar de alerta médica o lleve consigo una tarjeta que indique que tiene diabetes. Pregunte a su médico dónde puede conseguir esos artículos.

Para apoyo y más información:

  • American Diabetes Association
    1701 North Beauregard Street
    Alexandria , VA 22311
    Phone: 1- 800 - 342-2383
    Web Address: http://www.diabetes.org

Pregúntele a su médico qué vitaminas y minerales son adecuados para usted.

  • Su nivel de azúcar en la sangre es más alto de lo indicado por su médico.
  • Usted tiene visión borrosa.
  • Usted está orinando con más frecuencia de lo normal.
  • Tiene más sed que de costumbre.
  • Usted tiene fiebre.

Regrese a la sala de emergencias si:

  • Siente más somnolencia que de costumbre.
  • Comienza a respirar más rápidamente o le falta el aire.
  • Usted se siente débil y confundido.
  • Usted sufre una convulsión.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide