Skip to Content

Dolor Abdominal Crónico En Niños

LO QUE USTED NECESITA SABER:

¿Qué es el dolor abdominal crónico en los niños?

Los niños entre los 4 y 17 años podrían tener dolor abdominal crónico. El dolor ocurre en el abdomen de su niño por lo menos 3 veces en un lapso de 3 meses.

¿Cuáles son los diferentes tipos de dolor abdominal crónico en los niños?

  • La migraña abdominal es un fuerte dolor abdominal con náuseas, vómito o falta de apetito.
  • El dolor abdominal funcional es un dolor que no tiene una causa conocida. Es posible que su niño no quiera realizar sus actividades cotidianas debido al dolor.
  • La dispepsia funcional es un dolor en la parte superior del abdomen que no desaparece cuando su niño tiene una evacuación intestinal.
  • El síndrome de intestino irritable (SII) es un dolor abdominal que desaparece cuando su niño tiene una evacuación intestinal. Las evacuaciones del niño también pueden tener una apariencia diferente, o puede tener más evacuaciones intestinales de las habituales.

¿Que provoca el dolor abdominal crónico en los niños?

Las siguientes son causas del dolor abdominal crónico:

  • Inflamación del esófago o del estómago, o infecciones como por parásitos, o una infección urinaria
  • La menstruación (el período) en las mujeres
  • Ansiedad y estrés por problemas en la escuela o en casa
  • Estreñimiento o intolerancia a la lactosa
  • Una úlcera péptica, la enfermedad de Crohn o una Infección del tracto urinario
  • Piedras en los riñones o cálculos en la vesícula biliar

¿Cuáles son los signos y síntomas del dolor abdominal crónico?

Los signos y síntomas del dolor abdominal crónico aparecerán y desaparecerán. Su niño podría tenerlos por uno o más días y éstos pueden desaparecer pero regresan. Su niño podría sentir dolor en todas las áreas del abdomen, y es posible que no quiera comer. Es posible que no quiera realizar sus actividades cotidianas, como ir a la escuela o practicar deportes. También podría presentar alguno de los siguientes síntomas:

  • Cólicos
  • Inflamación del estómago y gases
  • Estreñimiento o diarrea
  • Crecimiento lento o falta de crecimiento
  • Náuseas o vómito
  • Pérdida de peso sin proponérselo

¿Cómo se diagnostica el dolor abdominal crónico?

El proveedor de salud de su niño le preguntará sobre su historial familiar de problemas o dolores del abdomen. Informe al proveedor de salud si su niño toma medicamentos y que tan bien come y duerme. Infórmele si su niño padece de cualquier otra afección de salud o si ha faltado a cualquier actividad debido al dolor. Coméntele si su niño ha estado estresado o preocupado últimamente. Él va a examinar al niño y podría pedirle que califique su dolor usando una escala de dolor.

  • Un ultrasonido, radiografía, tomografía computarizada (TC) o una imagen por resonancia magnética (IRM) podrían usarse para revisar los órganos dentro del abdomen de su niño. Los proveedores de salud utilizan estas imágenes para buscar problemas como una obstrucción intestinal. Es posible que le administren un líquido de contraste a su niño para ayudar a los proveedores de salud a observar mejor las imágenes. Informe al proveedor de salud si su niño alguna vez ha tenido una reacción alérgica al líquido de contraste. No permita que su niño entre a la sala de IRM con ningún objeto metálico. El metal puede causar lesiones graves. Informe al proveedor de salud si su niño tiene algún metal dentro o sobre su cuerpo.
  • Una colonoscopía es un examen que se realiza para observar el colon del niño. Una sonda con una luz al final se introduce en el ano del niño. La sonda se mueve hacia arriba del colon para que los proveedores de salud observen si hay algún problema.
  • En una endoscopía se utiliza un endoscopio para observar el interior del tracto digestivo de su niño. El endoscopio es un tubo largo, flexible con una luz al final. Es posible que al endoscopio le conecten una cámara para que el proveedor de salud pueda tomar imágenes. Durante una endoscopia, los proveedores de salud pueden encontrar problemas con el funcionamiento del tracto digestivo de su niño. Es posible que se tomen muestras del tracto digestivo de su niño y enviarlas al laboratorio.
  • Una muestra de evacuación intestinal y de orina se podrían recolectar y enviar al laboratorio para análisis. Los resultados podrían mostrar cuales gérmenes son los que están provocando la enfermedad en su niño.
  • Podrían realizarle un examen de embarazo a su niña en caso que ya hayan iniciado sus periodos.

¿Cómo se trata el dolor abdominal crónico?

Es posible que los proveedores de salud no puedan encontrar ningún problema que esté causando el dolor abdominal de su niño. Si no se encuentra un problema, ellos elaborarán un plan para disminuir los síntomas de su niño para que pueda volver a sus actividades normales. Con tratamiento, el dolor abdominal de su niño podría disminuir, ser menos frecuente, o desaparecer. Es posible que su niño necesite alguno de los siguientes:

  • Los medicamentos podrían ser administrados para disminuir la acidez estomacal o tratar una infección bacteriana. Es posible que su niño además necesite medicamentos para disminuir la diarrea o para calmar su estómago y controlar el vómito. También le podrían recetar antidepresivos para disminuir la ansiedad que tiene su niño o para ayudar a que la parte superior de su abdomen se relaje. No deje de darle este medicamento a su niño a menos que su proveedor de salud se lo indique.
  • La terapia cognitiva conductual puede ayudar a su niño a aprender a sobrellevar el estrés o tensión. Su niño aprenderá como disminuir o enfrentar su dolor si ésto ocurre cuando está asustado o preocupado.
  • La cirugía raramente es requerida, pero se podría realizar si hay algún problema en el abdomen de su niño. Esto podría ser debido a que un órgano esté fuera de su lugar, o no funcione como es debido. Una obstrucción intestinal es un ejemplo de por qué su niño podría necesitar una cirugía.

¿Cómo puedo ayudar a controlar el dolor abdominal crónico de mi niño?

  • Aplique compresas de calor en el abdomen de su niño por 20 a 30 minutos cada 2 horas por la cantidad de días que le indiquen. El calor ayuda a disminuir el dolor y los espasmos musculares.
  • Si es necesario, cambie la alimentación que le da a su niño.
    • Ofrézcale a su niño más alimentos con fibra si está estreñido. Los alimentos altos en fibra incluyen frutas, verduras, alimentos de grano integral y legumbres.
    • No le dé a su niño alimentos que le provoquen gases, como el brócoli, repollo y coliflor. No le de refrescos (gaseosas) o bebidas carbonadas, ya que también pueden provocarle gases.
    • No le dé alimentos y bebidas que contengan sorbitol o fructosa si tiene diarrea y el estómago inflamado. Algunos ejemplos son jugos de frutas, dulces, mermeladas y gomas de mascar sin azúcar. No le de alimentos altos en grasas, como las papas fritas, las hamburguesas con queso, los hot dogs y postres.
    • Su niño debería tomar suficientes líquidos y comidas pequeñas con más frecuencia. Esto podría ayudarle a disminuir el dolor abdominal.
  • Lleve un registro diario del dolor de su niño. Un diario podría ayudar al proveedor de salud a entender qué está provocando el dolor abdominal de su niño. Incluya cuándo ocurre el dolor, qué es lo que su niño estaba haciendo, cuánto dura, y cómo lo siente.
  • Anime a su niño a seguir haciendo las actividades habituales. Anime a que su niño hable sobre las cosas que le preocupan. Averigüe si hay factores estresantes en la escuela hablando con sus profesores. Es posible que usted pueda ayudar a que su niño encuentre formas de sobrellevar mejor esta situación.

¿Cuándo debería buscar atención médica inmediata?

  • El dolor abdominal de su niño empeora y se propaga a su espalda.
  • Las evacuaciones de su niño tienen grandes cantidades de sangre o parecen alquitrán negro.
  • Su niño no puede dejar de vomitar o vomita sangre.
  • Su niño tiene diarrea por 1 o 2 semanas.
  • Su niño tiene problemas para respirar y su piel se ve pálida.

¿Cuándo debería comunicarme con el proveedor de salud de mi niño?

  • Su niño tiene dolor abdominal que lo despierta por la noche.
  • Su niño tiene dolor en el lado derecho que no desaparece.
  • Su niño tiene fiebre.
  • Su niño tiene aftas nuevas, problemas para tragar, o está perdiendo peso sin proponérselo.
  • Su niño no está tomando líquidos y no está orinando.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes sobre la condición y el cuidado de su niño.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación del cuidado de su niño. Informarse acerca del estado de salud del niño y sobre la forma como puede tratarse. Discuta con los médicos de su niño las opciones de tratamiento para decidir el cuidado que se usted desea para él. Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

© 2015 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Hide