Skip to main content

Dolor Abdominal Crónico En Niños

Medically reviewed by Drugs.com. Last updated on Aug 31, 2022.

LO QUE NECESITA SABER:

¿Qué es el dolor abdominal crónico?

El dolor abdominal crónico se produce al menos 3 veces en un período de 3 meses.

Órganos abdominales

¿Cuáles son los diferentes tipos de dolor abdominal crónico en los niños?

  • La migraña abdominal es un fuerte dolor abdominal con náuseas, vómitos o falta de apetito.
  • El dolor abdominal funcional es un dolor que no tiene una causa conocida. Es posible que su niño no quiera realizar sus actividades cotidianas debido al dolor.
  • La dispepsia funcional es un dolor en la parte superior del abdomen que no desaparece cuando su niño tiene una evacuación intestinal.
  • Síndrome de intestino irritable (SII) es un dolor abdominal que desaparece cuando su niño tiene una evacuación intestinal. Las evacuaciones intestinales del niño también pueden tener una apariencia diferente, o puede tener más evacuaciones intestinales de las habituales.

¿Que provoca el dolor abdominal crónico en los niños?

Podría no encontrarse la causa del dolor del niño. Las siguientes son las causas más comunes:

  • Inflamación del esófago o estómago
  • Una infección, como un parásito o una infección urinaria (IU)
  • La menstruación (el período) en las mujeres
  • Ansiedad o estrés
  • Estreñimiento o intolerancia a la lactosa
  • Enfermedad de Crohn
  • Piedras renales o cálculos biliares

¿Cuáles son los signos y síntomas del dolor abdominal crónico?

Los signos y síntomas podrían ir y venir. Su hijo puede sentir dolor en todas las áreas del abdomen o en un solo lugar. Es posible que no quiera comer. Es posible que no quiera realizar sus actividades cotidianas, como ir a la escuela o practicar deportes. Es posible que también presente cualquiera de los siguientes:

  • Cólicos
  • Distención abdominal y flatulencia
  • Estreñimiento o diarrea
  • Crecimiento lento o falta de crecimiento
  • Náuseas o vómitos

¿Cómo se diagnostica la causa del dolor abdominal crónico?

El médico de su niño le preguntará sobre su historial familiar de dolor abdominal. Infórmele si su niño toma medicamentos y que tan bien come y duerme. Infórmele si su niño padece de cualquier otro problema de salud o si ha faltado a cualquier actividad debido al dolor. Coméntele si su niño ha estado estresado o preocupado últimamente. Su hijo también podría necesitar cualquiera de los siguientes:

  • Los análisis de sangre, de orina o de las evacuaciones intestinales pueden usarse para comprobar la existencia de una enfermedad o infección que pueda estar causando el dolor.
  • Las imágenes por ultrasonido, radiografía, TC o RM pueden usarse para verificar si tiene problemas, como obstrucción intestinal. Es probable que a su hijo le den un líquido de contraste para ayudar a los médicos a ver mejor cualquier problema. Informe al médico si su hijo alguna vez ha tenido una reacción alérgica al medio de contraste. No permita que su hijo entre a la sala de la resonancia magnética con ningún objeto de metal. El metal puede causar lesiones serias. Informe al médico si su hijo tiene cualquier metal en o sobre su cuerpo.
  • Una colonoscopia se utiliza para revisar el colon de su hijo. Una sonda con una luz al final se introduce en el ano del niño. A continuación, la sonda se desplaza hasta su colon. Los problemas pueden tratarse durante la colonoscopia.

  • Una endoscopia se utiliza para revisar el tracto digestivo de su hijo. Un endoscopio es un tubo largo y flexible con una luz en el extremo. Es posible que al endoscopio le conecten una cámara para que el médico pueda tomar imágenes. Es posible que se tomen muestras del tracto digestivo de su niño y enviarlas al laboratorio. Los problemas pueden tratarse durante la endoscopia.
    Endoscopia superior (niño)
  • Una prueba de tolerancia alimentaria se utiliza para detectar la enfermedad celíaca o el síndrome del intestino irritable (SII). Para esta prueba, su hijo no comerá ni beberá nada que contenga lactosa. Por ejemplo, la leche y el queso. Esto continuará durante unos días para ver si los síntomas de su hijo mejoran. Para saber si su hijo es celíaco o tiene SII se realizan más pruebas.
  • Una prueba del aliento se utiliza para comprobar si su hijo tiene problemas para absorber los nutrientes.

¿Cómo se trata el dolor abdominal crónico?

Es posible que los médicos no puedan encontrar ningún problema que esté causando el dolor de su niño. Si no se encuentra un problema, ellos elaborarán un plan para disminuir los síntomas de su niño para que pueda volver a sus actividades habituales. Con tratamiento, el dolor abdominal de su niño podría disminuir, ser menos frecuente o desaparecer. Su hijo podría necesitar cualquiera de los siguientes:

  • Los medicamentos podrían administrarse para ayudar a calmar el estómago de su niño y para evitar el vómito. Los medicamentos podrían administrarse para controlar la ansiedad de su hijo o para reducir la acidez de estómago. Los medicamentos también podrían administrarse para prevenir o tratar el dolor o una infección bacteriana.
  • La cirugía es poco común pero podría realizarse para tratar ciertos problemas.

¿Cómo puedo ayudar a controlar el dolor abdominal crónico de mi niño?

El médico de su hijo puede darle instrucciones específicas en función de la edad de su hijo. Las siguientes son reglas generales al respecto:

  • Aplique calor en el abdomen de su hijo para aliviar el dolor o los espasmos musculares. Usted puede aplicar calor con una almohadilla térmica eléctrica de baja temperatura, una botella con agua caliente o una compresa tibia. El calor debería aplicarse aproximadamente de 20 a 30 minutos o por el tiempo y la frecuencia que le indiquen. Siempre coloque una tela entre la piel de su niño y el paquete térmico para evitar quemaduras.
  • Mantenga un registro del dolor abdominal de su hijo. Esto puede ayudar al médico de su hijo a saber lo que está causando el dolor. Registre cuándo se produce el dolor, cuánto dura y cómo lo describe su hijo. Incluya cualquier otro síntoma que tenga además del dolor abdominal. También incluya lo que su hijo coma y beba, y cualquier síntoma que se desarrolle después de comer.
  • Si es necesario, cambie la alimentación que le da a su hijo. No le dé alimentos que causen dolor abdominal u otros síntomas. Trate de que su hijo coma cantidades pequeñas de alimentos más a menudo. Los siguientes cambios también pueden ayudar:
    • Dele más alimentos ricos en fibra si su hijo tiene estreñimiento. Los alimentos altos en fibra incluyen frutas, verduras, alimentos de grano integral y legumbres, como frijoles pintos.

    • No le dé alimentos o bebidas que provoquen gases si su hijo tiene distensión abdominal. Por ejemplo, brócoli, repollo, frijoles y bebidas carbonatadas.
    • No le dé alimentos o bebidas que contengan sorbitol o fructosa si su hijo tiene diarrea. Algunos ejemplos son jugos de frutas, dulces, mermeladas y gomas de mascar sin azúcar.
    • No le dé alimentos altos en grasa. Por ejemplo, comidas fritas, hamburguesas con queso, perros calientes y postres.
  • Realice cambios en los líquidos que su hijo tome, de ser necesario. No le dé líquidos que le causen dolor o lo empeoren, como el jugo de naranja. Los siguientes cambios también pueden ayudar:
    • Dé a su niño más líquido, como se le haya indicado. Dé a su hijo líquidos a lo largo del día para ayudarle a mantenerse hidratado. Pregunte cuánto líquido debe tomar el niño a diario y qué líquidos le recomiendan.
    • No le dé a su niño ningún líquido que contenga cafeína. La cafeína puede empeorar los síntomas, como la acidez o las náuseas.
  • Ayude a su hijo a controlar el estrés. El estrés puede causar o empeorar el dolor abdominal. El médico del niño puede recomendarle técnicas de relajación y ejercicios de respiración profunda para ayudar a disminuir el estrés. El médico puede recomendarle a su hijo que hable con alguien sobre su estrés o ansiedad, como un consejero o un amigo. Ayude a su hijo a dormir lo suficiente y a realizar actividad física.
    Familia afrodescendiente caminando como ejercicio

¿Cuándo debo buscar atención inmediata?

  • El dolor abdominal de su niño empeora y se propaga a su espalda.
  • Las evacuaciones intestinales del niño tienen sangre o un aspecto alquitranado.
  • Su hijo no puede dejar de vomitar o vomita sangre.
  • Su hijo tiene diarrea durante al menos 1 semana.
  • Su hijo tiene dificultad para respirar y su piel se ve pálida.
  • El dolor de su niño lo despierta durante la noche.
  • Su niño tiene dificultad para tragar o dolor al tragar.

¿Cuándo debo llamar al médico de mi hijo?

  • Su hijo tiene dolor en el lado derecho que no desaparece.
  • Su hijo tiene fiebre.
  • Su hijo no está tomando líquidos y no está orinando.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes sobre la condición o el cuidado de su hijo.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación del cuidado de su hijo. Infórmese sobre la condición de salud de su niño y cómo puede ser tratada. Discuta las opciones de tratamiento con los médicos de su niño para decidir el cuidado que usted desea para él.Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.