Skip to Content

Vacuna Meningocócica Para Niños

CUIDADO AMBULATORIO:

La vacuna meningocócica

es una inyección que se administra para proteger a su niño de ciertos tipos de enfermedades meningocócicas. La enfermedad meningocócica es una infección causada por la bacteria del meningococo. La infección puede causar una enfermedad grave como la meningitis. La meningitis produce inflamación del líquido y la membrana que cubren el cerebro y la médula espinal de su niño. La enfermedad meningocócica se propaga de una persona a otra a través del aire. La vacuna empieza a proteger a su niño de 1 a 2 semanas después de recibirla y puede protegerlo por 3 a 5 años.

Quiénes deben recibir la vacuna meningocócica:

  • Los niños generalmente reciben la primera dosis cuando tienen 11 a 12 años de edad. Si su niño no recibe la primera dosis cuando tiene 12 años, se la deben administrar cuando tenga 13 a 15 años de edad. Un refuerzo se le administra a los 16 años. Su niño no necesitará más vacunas de refuerzo si le aplican la primera dosis cuando tiene entre 16 a 18 años de edad.
  • Es probable que los niños en alto riesgo necesiten múltiples dosis de la vacuna empezando incluso desde las 6 semanas de vida. Pregúntele al proveedor de salud de su niño cuando su niño debe recibir la vacuna. Cualquiera de los siguientes puede aumentar el riesgo de que su niño presente la enfermedad meningocócica:
    • Daños o extirpación del bazo, enfermedad de las células falciformes
    • Deficiencia del componente del complemento persistente
    • Vivir o viajar a áreas donde la infección meningocócica es común
    • Estar expuesto a la infección durante un brote de la enfermedad
    • Infección del VIH

Quiénes no deben recibir la vacuna meningocócica o deben esperar para recibirla:

  • Su niño no debe recibir la vacuna si ha tenido una reacción alérgica a la vacuna o a algún componente de la vacuna, como el timerosal (mercurio).
  • Su niño debe esperar a recibir la vacuna si está enfermo o tiene fiebre.

Riesgos de la vacuna meningocócica:

Los problemas más comunes son enrojecimiento, piel tibia al tacto, inflamación o dolor en el área donde le aplicaron la inyección. Esto puede durar de 1 a 2 días. Es probable que su niño no se sienta bien o tenga dolor de cabeza o fiebre leve. También es probable que su niño tenga una reacción alérgica a la vacuna, lo cual puede ser de peligro mortal.

Llame al 911 en alguno de los siguientes casos:

  • Su niño tiene su boca o garganta inflamados.
  • Su niño tiene dificultad para respirar o sibilancias (un sonido agudo o chillón en el pecho al inspirar).
  • Su niño tiene dolor de pecho o dice que el corazón le está latiendo rápido.
  • Su niño se desmaya.

Busque atención médica inmediata si:

  • La cara de su niño está roja o inflamada.
  • Su niño tiene urticaria o un brote que se propaga por todo su cuerpo.
  • Su niño dice que se siente débil o mareado.

Comuníquese con el proveedor de salud de su niño si:

  • Su niño tiene un incremento del dolor, enrojecimiento o inflamación alrededor del área donde le aplicaron la inyección.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes sobre la vacuna meningocócica.

Aplique una compresa tibia

sobre el área de la inyección según indicaciones y para disminuir el dolor y la inflamación.

Programe una cita con su proveedor de salud de su niño como se le haya indicado:

Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante las citas de su niño.

© 2015 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide