Skip to Content

Vacuna Contra La Rabia

CUIDADO AMBULATORIO:

La vacuna contra la rabia

es una inyección administrada para ayudar a prevenir la rabia. La rabia es una enfermedad que afecta la parte central del sistema nervioso del cuerpo (cerebro, médula espinal y nervios). La rabia es provocada por un virus. El virus de la rabia es transmitido a los humanos a través de una mordedura de un animal infectado. Los perros, murciélagos, zorrillos, coyotes, mapaches y zorros son algunos ejemplos de animales que portan la rabia. La vacuna contra la rabia puede protegerlo de ser infectado con el virus. La vacuna también puede prevenir que usted desarrolle rabia aún si la contrae después de haber sido mordido por un animal infectado.

Cuándo se administra la vacuna:

Su médico le dirá cuántas dosis de la vacuna necesita. Le dará un cronograma de vacunación. Planifique recibir todas las dosis en los días que están programadas, especialmente las 2 primeras dosis. No posponga la aplicación de las vacunas ni intente programarlas todas para el mismo día. Dígale a su médico si cree que hay algo que puede impedirle recibir todas las dosis según el cronograma. Puede ayudarlo a encontrar maneras de mantener el cronograma. Lo siguiente es un calendario común de dosificación:

  • Antes de la exposición al virus , la vacuna es administrada en 3 dosis. La primera dosis puede ser administrada en cualquier momento. La segunda dosis es administrada 7 días después de la primera. La tercera dosis se administra de 21 a 28 días después de la primera. Planee recibir todas las dosis 3 a 4 semanas antes de viajar.
  • Después de la exposición al virus , la vacuna suele administrarse en 2 o 4 dosis:
    • Una persona que no haya tenido la vacuna usualmente recibirá 4 dosis. La primera dosis se da tan pronto como sea posible después de la exposición a la rabia. Una inyección llamada inmunoglobulina antirrábica se administra al mismo tiempo que la primera dosis. Este medicamento ayuda a su sistema inmunitario a combatir la infección. Las otras dosis son administradas en los días 3, 7 y 14 después de la exposición. También puede necesitar una dosis 28 días después de la exposición si tiene un sistema inmunitario débil. Su médico le dirá si necesita 4 o 5 dosis.
    • Una persona que ya ha recibido la vacuna recibirá 2 dosis. La primera es administrada inmediatamente y la segunda es administrada el día 3 después de la exposición. No se administra la inmunoglobulina antirrábica.
  • Las dosis de refuerzo pueden ser necesarias con el tiempo si usted sigue teniendo un alto riesgo de contraer la rabia. Usted corre un mayor riesgo de tener rabia si:
    • Su trabajo implica manipular animales que pueden ser portadores de la rabia.
    • Trabaja en un laboratorio de la rabia.
    • A menudo entra en cuevas donde viven murciélagos.
    • A menudo viaja a un país donde la rabia es común.

Si omite una dosis u omitirá una dosis programada:

Llame a su médico inmediatamente. Le dirá qué hacer. La mejor manera de protegerse es seguir el cronograma de vacunas que se le ha dado. Esto es especialmente importante si usted está recibiendo la vacuna después de la exposición al virus de la rabia. Reprograme cualquier dosis que deba recuperar o la próxima dosis lo más cerca posible del cronograma original. Recuerde que no puede recibir más de 1 dosis en un día cualquiera.

Motivos por los que no debe recibir la vacuna contra la rabia o debe esperar para recibirla:

  • Informe a su médico si en el pasado tuvo una reacción alérgica severa a la vacuna contra la rabia o a otras vacunas. Si usted va a recibir la vacuna antes de la exposición, no reciba otra dosis. Después de la exposición, usted necesita recibir todas las dosis aún si usted está en riesgo de una reacción alérgica. Es posible que su médico necesite tomar precauciones adicionales antes de administrar otra dosis.
  • Informe a su médico de todas las alergias que tenga. También infórmele si tiene una enfermedad que afecte su sistema inmunitario (como el VIH/SIDA) o si tiene cáncer. Infórmele si está tomando medicamentos que afectan su sistema inmunitario o cualquier medicamento o radioterapia para el tratamiento del cáncer. Infórmele si está enfermo. Es posible que necesite esperar para recibir la vacuna hasta que se sienta mejor.

Los riesgos de la vacuna contra la rabia:

Es posible que tenga una reacción alérgica severa. El área donde recibió la inyección puede ponerse roja, inflamada o dolorosa. Es posible que presente dolor de cabeza o dolores musculares. Es posible que tenga náuseas o dolor en su abdomen. Es posible que desarrolle rabia aun después de recibir la vacuna.

Llame al número local de emergencias (911 en los Estados Unidos), o pídale a alguien que llame si:

  • Su boca y garganta están inflamadas.
  • Usted tiene sibilancias o dificultad para respirar.
  • Usted tiene dolor en el pecho o su corazón está latiendo más rápido de lo que es normal para usted.
  • Usted siente que se va a desmayar.

Busque atención médica de inmediato si:

  • Su rostro está rojo o inflamado.
  • Usted tiene urticaria que se propaga por todo su cuerpo.
  • Se siente débil o mareado.

Llame a su médico si:

  • Usted tiene más dolor, enrojecimiento o inflamación alrededor del área donde le aplicaron la inyección.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de la vacuna contra la rabia.

Aplique una compresa tibia

al área de la inyección según indicaciones para disminuir el dolor y la inflamación.

Acuda a la consulta de control con su médico según las indicaciones:

Su médico necesitará revisar su sangre regularmente para asegurarse de que la vacuna está funcionando. Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

Learn more about Vacuna Contra La Rabia (Ambulatory Care)

Associated drugs

Medicine.com Guides (External)

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.