Skip to Content

Trombólisis Periférica

LO QUE NECESITA SABER:

La trombólisis periférica es un procedimiento para deshacer o diluir un coágulo sanguíneo en su brazo o pierna. El coágulo podría extraerse usando un aparato durante el procedimiento. Es probable que usted necesite de la trombólisis para extraer un coágulo rápidamente y así prevenir que se desprenda. Es probable también que usted necesite del procedimiento para extraer un coágulo sanguíneo de las venas profundas, también conocido como trombosis de vena profunda. Este tipo de coágulo generalmente se forma en una pierna pero también puede formarse en un brazo. Este coágulo también puede desprenderse de su brazo o pierna y si esto sucede, podría incluso llegar hasta sus pulmones, lo cual puede ser mortal.

Deep Venous Thrombosis (DVT)

INSTRUCCIONES SOBRE EL ALTA HOSPITALARIA:

Llame al 911 por cualquiera de los siguientes:

  • Usted siente desvanecimiento, falta de aliento y dolor de pecho.
  • Usted tose sangre.

Busque cuidados inmediatos si:

  • Su brazo o pierna se sienten calientes, sensibles, y dolorosos. Se podría ver inflamado y rojo.
  • Su herida no deja de sangrar aún después de aplicarle presión firme por 10 minutos.
  • La pierna o el brazo usado para su procedimiento está adormecido, adolorido o cambia de color.
  • El moretón en el área de su sonda se hace más grande o se inflama.
  • Usted tiene puntos morados o ampollas en la piel.

Comuníquese con su proveedor de salud si:

  • Usted tiene fiebre.
  • Usted tiene un sarpullido y comezón nuevos en la piel.
  • Usted se siente débil, desvanecido o se desmaya.
  • Usted tiene más inflamación alrededor de sus ojos.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes sobre su condición o cuidados.

Medicamentos:

  • Los antiplaquetarios , como la aspirina, ayudan a prevenir coagulas de sangre. Tome sus antiplaquetarios exactamente como se le haya indicado. Estos medicamentos podrían causar mas probabilidad para sangrado y para desarrollar moretones. Si le han indicado el uso de aspirina, no tome acetaminofén o ibuprofeno en su lugar.
  • Los anticoagulantes sirven para prevenir la formación de coágulos de sangre. Unos ejemplos de anticoagulantes incluyen la heparina y warfarina. Los coágulos pueden ocasionar derrames cerebrales, ataques al corazón y hasta la muerte. Las siguientes son pautas generales de seguridad para seguir mientras está tomando un anticoagulante.
    • Esté pendiente de sangrados y moretones mientras usted toma anticoagulantes. Esté pendiente de sus encías o nariz. Esté atento de sangre en su orina y sus evacuaciones intestinales. Use un paño o toalla suave para su piel y un cepillo de dientes de cerdas suaves para cepillarse sus dientes. Esto puede evitar que su piel o encías sangren. Si usted se afeita, use una rasuradora eléctrica. No practique deportes de contacto.
    • Infórmele a su odontólogo y a los proveedores de salud que lo atienden que usted toma anticoagulantes. Use una pulsera o un collar que indique que usted toma este medicamento.
    • No empiece ni suspenda ningún medicamento a menos que su proveedor de salud se lo indique. Existen muchos medicamentos que no se pueden usar con los anticoagulantes.
    • Infórmele a su proveedor de salud de inmediato si olvida tomar el medicamento o toma demasiado.
    • La warfarina es un anticoagulante que podría tener que tomar. Usted debería estar consiente de las siguientes cosas en caso que usted tome warfarina.
      • Los alimentos y medicamentos que pueden afectar la cantidad de warfarina en su sangre. No haga grandes cambios a su dieta mientras toma warfarina. La warfarina funciona mejor cuando se consume la misma cantidad de vitamina K todos los días. La vitamina K se encuentra en verduras de hojas verdes y ciertos otros alimentos. Solicite más información acerca de lo qué tiene que comer cuando usted toma warfarina.
      • Usted necesitará acudir con su proveedor de salud para programar consultas de control cuando usted esté tomando warfarina. A usted le ordenarán exámenes de sangre de forma regular. Estos exámenes se usan para determinar la cantidad de medicamento que usted necesita.
  • Tome sus medicamentos como se le haya indicado. Llame a su proveedor de salud si usted piensa que su medicamento no le está ayudando o si tiene efectos secundarios. Infórmele si es alérgico a cualquier medicamento. Mantenga una lista vigente de los medicamentos, vitaminas, y hierbas que toma. Incluya las cantidades, la frecuencia con que los toma y por qué los toma. Traiga la lista o los envases de sus medicamentos a las citas de seguimiento. Mantenga la lista consigo en caso de una emergencia. Bote las listas viejas.

Programe una cita con su proveedor de salud según indicaciones:

Es probable que lo necesiten examinar para ver si tiene coágulos sanguíneos por hasta 3 años después del tratamiento. Anote sus preguntas para que las recuerde durante sus citas de seguimiento.

Cuidado de la herida:

Mantenga su herida limpia y seca. Pregúntele a su proveedor de salud cuándo se puede bañar. Usted tendrá que mantener la venda en su lugar y seca por lo menos por un día o dos después de su tratamiento. Cubra la venda con una bolsa de plástico y asegure la parte abierta sobre su piel usando cinta adhesiva para que no le entre agua. Cuando ya pueda bañarse sin venda, lávese la herida cuidadosamente con agua y jabón. Revise la herida a diario por signos de infección, como enrojecimiento, inflamación o pus. Seque el área y aplíquese una venda nueva y limpia según indicaciones. Cambie la venda si se moja o ensucia.

Esté atento a sangrados y moretones:

Es normal tener un moretón y molestias en el área donde le colocaron la sonda. Comuníquese con su proveedor de salud si su moretón se hace más grande. Si su herida sangra, use su mano para aplicar presión sobre la venda. Si no tiene venda, use una toalla limpia para aplicarle presión justo por encima del área. Busque cuidados inmediatos si el sangrado no para dentro de 10 minutos.

Use calcetines de compresión según indicaciones:

Los calcetines de compresión se usan después del tratamiento para coágulos en las piernas. Estos calcetines ayudan a prevenir que la sangre se acumule en las venas de sus piernas. Su proveedor de salud puede recetarle calcetines que sean los correctos para usted. No compre calcetines de compresión de los que venden en la farmacia sin receta médica, a menos que así lo indique su proveedor de salud. Es probable que los que se venden en la farmacia no le queden bien o tengan elástico que corta la circulación. Pregúntele a su proveedor de salud cuándo debe empezar a usar calcetines de compresión después de su procedimiento y por cuánto tiempo usarlos cada día. Lo más probable es que necesite usar estos calcetines todos los días por hasta 2 años.


Mantenga su pierna o brazo elevados según indicaciones:

Eleve la pierna o brazo que tenía el coágulo sanguíneo de manera que quede por encima del nivel de su corazón mientras usted esté sentado. Apoye el brazo o pierna sobre almohadas para mantenerlo elevado y cómodo. Pregunte cuánto tiempo es necesario elevar su pierna todos los días. Usted tendrá que contrarrestar la elevación de su pierna con su movimiento para prevenir coágulos sanguíneos.

Permanezca activo para prevenir otro coágulo sanguíneo:

Su proveedor de salud le dirá cuándo es seguro manejar y empezar a hacer el resto de sus actividades normales. Empiece lento. Luego aumente su actividad. Un estilo de vida activo puede prevenir coágulos sanguíneos. Trate de ser activo por lo menos 30 minutos al día la mayoría de los días de la semana. Si usted se sienta la mayoría del día en su trabajo, se recomienda ponerse de pie o caminar cada media hora. Después de una lesión o enfermedad, vuelva a ser activo lo más pronto posible. La actividad también puede ayudarle a manejar su peso. El sobrepeso y la obesidad pueden aplicar presión sobre las venas de su pierna y causar que su sangre se acumule, lo cual aumenta su riesgo de sufrir de otro coágulo sanguíneo.

Maneje otras condiciones de salud:

Siga las indicaciones de su proveedor de salud para manejar otras condiciones de salud que puedan causar coágulos sanguíneos. Ejemplos de estas condiciones son el colesterol alto y la diabetes.

Tome líquidos según indicaciones:

Los líquidos le ayudarán a eliminar el material de contraste que se usó durante el procedimiento. El líquido también puede ayudar a prevenir coágulos sanguíneos. Pregúntele a su proveedor de salud cuánto líquido tomar a diario y cuáles líquidos son mejores para usted.

No fume:

La nicotina y otros químicos contenidos en los cigarrillos y puros pueden causar daños en los vasos sanguíneos y pulmones. Pídale a su proveedor de salud información si usted fuma en la actualidad y necesita ayuda para dejar de hacerlo. Los cigarrillos electrónicos o el tabaco sin humo aún contienen nicotina. Hable con su proveedor de salud antes de usar estos productos.

Limite el consumo de alcohol:

No tome bebidas alcohólicas por 24 horas después de su procedimiento. Después de esas 24 horas, limite su consumo de alcohol. Las mujeres deben limitar el alcohol a 1 bebida al día. Los hombres lo deben limitar a 2 bebidas al día. Una bebida de alcohol equivale a 12 onzas de cerveza, 5 onzas de vino o 1½ onzas de licor.

© 2015 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide