Skip to Content

Trastorno Depresivo En Adolescentes

CUIDADO AMBULATORIO:

Un trastorno depresivo

es un trastorno médico que causa sentimientos de tristeza o desesperanza que no desaparecen. Estos sentimientos duran más de lo habitual. Es más que sentirse con el estado de ánimo bajo. Los trastornos depresivos hacen que pierda el interés por las cosas que solía disfrutar y, a veces, por las personas con las que le gustaba pasar el tiempo. Estos sentimientos interfieren en su vida diaria. Un trastorno depresivo puede tratarse.

Llame al 911 si:

  • Usted siente que podría lastimarse o lastimar a otras personas.

Usted o alguien cercano a usted debe comunicarse con el médico si:

  • Sus síntomas no mejoran.
  • No puede asistir a su próxima cita.
  • Usted tiene síntomas nuevos.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

Signos y síntomas frecuentes de un trastorno depresivo:

  • Cambios en el apetito, o aumento o pérdida de peso
  • Dificultad para ir a dormir o permanecer dormido, o dormir demasiado
  • Despertarse antes de lo habitual y no poder volver a conciliar el sueño
  • Falta de energía, motivación o interés en actividades divertidas
  • Sensación de inquietud, irritabilidad o necesidad de alejarse de los demás
  • Sentirse inútil, desesperanzado, desanimado o culpable
  • Dificultad para concentrarse, recordar cosas, hacer tareas diarias o tomar decisiones
  • Pensamientos de autolesiones, suicidio o la propia muerte

El riesgo de padecer un trastorno depresivo puede ser mayor en los siguientes casos:

  • Eventos estresantes como la muerte de un ser querido, el abuso, el divorcio de los padres o la pérdida de una amistad.
  • Padres de familia, hermanos u otros parientes con un historial de depresión
  • Sufrir de ansiedad, del trastorno de hiperactividad con déficit de atención o una discapacidad del aprendizaje
  • Estado de ánimo bajo o malas relaciones con otras personas
  • Sufrir intimidaciones
  • Abuso de alcohol o drogas

Existen tratamientos disponibles y pueden incluir lo siguiente:

  • Terapia para la salud mental nutrición. Su médico puede recomendarle lo siguiente:
    • Terapia cognitivo conductual (TCC) lo ayuda a crear pensamientos más realistas y adecuados sobre usted mismo y su comportamiento. Puede trabajar individualmente con un médico de salud mental. La TCC también puede realizarse con un grupo de adolescentes que tengan trastornos depresivos. La TCC puede combinarse con medicamentos que ayudan a tratar el trastorno depresivo.
    • La terapia interpersonal (TIP) lo ayuda a vincularse con otras personas mediante la comprensión de los sentimientos y las opiniones. La TIP también lo ayuda a comunicarse mejor con sus amigos y familiares.
  • Los medicamentos antidepresivos pueden darse para mejorar o balancear su estado de ánimo. Es posible que usted necesite tomar este medicamento por varias semanas antes de empezar a sentirse mejor. Informe a su médico sobre cualquier efecto secundario o problemas que usted presente con su medicamento. Podría ser necesario cambiar el tipo o cantidad de medicamento.

Hable con sus padres o un adulto:

Si siente que no puede hablar con sus padres, hable con una enfermera o un asesor de la escuela. Cuéntele a alguien acerca de sus sentimientos y sus pensamientos. Dígale si siente que podría llegar a autolesionarse. También dígale si alguien lo intimida en la actualidad.

Hable con sus amigos:

Sus amigos pueden escucharlo y entender cómo se siente. Sus amigos pueden brindarle apoyo.

Póngase en contacto con una línea de crisis:

Existen muchos números de líneas de crisis en las que hay alguien disponible para ayudarlo todos los días del año.

  • Llame a la línea de crisis al 1-800-273-8255. Mande un mensaje con la palabra "GO" al 741741 si no se siente cómodo hablando con alguien que conoce.
  • Encuentre el número de una línea telefónica de crisis de su zona y llévelo con usted en todo momento.

Las siguientes cosas pueden ayudar a mejorar su estado de ánimo:

  • Consuma alimentos saludables.
  • Haga actividad física todos los días, como caminar o correr.
  • Salga a la luz del día.
  • Duerma lo suficiente.
  • Céntrese en cosas positivas, incluso las pequeñas cosas.
  • Lleve un diario.
  • Utilice la música o el arte para ser creativo.
  • Pase tiempo con personas positivas.
  • No consuma drogas ni alcohol.

Acuda a sus consultas de control con su médico según le indicaron.

Lleve su diario. Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.

Hide