Skip to Content

Tétano En Los Niños

CUIDADO AMBULATORIO:

Tétano

es una enfermedad provocada por una infección bacteriana. La bacteria por lo general se encuentra en la tierra, polvo y en las evacuaciones intestinales de algunos animales y humanos. La bacteria podría entrar en el cuerpo de su niño a través de una herida en la piel. Una madre también puede transmitir la bacteria a su bebé durante un parto vaginal. La bacteria produce una toxina que daña los nervios. Esto provoca espasmos musculares severos. Si se deja sin tratamiento, el tétano puede representar una amenaza para la vida.

Los signos y síntomas comunes son:

Es posible que su niño tenga los músculos rígidos y débiles solamente en el área de la herida. Esto se conoce como tétano localizado. Los síntomas podrían desaparecer sin tratamiento. Su bebé recién nacido podría comenzar a presentar signos de 3 a 14 días después de su nacimiento. Su niño mayor podría desarrollar signos o síntomas dentro de días o meses de contraer la infección. Los siguientes son signos y síntomas comunes del tétano:

  • En los bebés recién nacidos, dificultad para succionar y llanto constante
  • Trismo, un espasmo muscular en la mandíbula y cuello que traba la mandíbula
  • Espasmos musculares que son intensamente dolorosos, con frecuencia se provocan con el ruido, la luz o el tacto
  • Músculos faciales rígidos, o cejas levantadas con una sonrisa sardónica
  • Abdomen, músculos del brazo o de la pierna rígidos
  • Dificultad para respirar o tragar
  • Problemas urinarios
  • Sentirse inquieto o irritable, o latido cardíaco o respiración acelerados
  • Dolor de cabeza o convulsiones
  • Sudor o fiebre baja

Busque atención médica de inmediato si:

  • Su hijo tiene dificultad para respirar o tragar.
  • El latido cardíaco de su niño está muy acelerado o no es regular.
  • Su hijo tiene espasmos musculares en su cara.
  • Su niño comienza a sentir calambres o espasmos musculares cerca de una herida.
  • Su hijo tiene una herida que es grande o que no se puede limpiar.

Consulte con su médico sí:

  • Su hijo tiene una herida abierta o una herida de punción.
  • Usted no sabe si las vacunas contra el tétano de su niño están actualizadas.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes acerca de su condición o cuidado.

Tratamiento:

Si la infección se vuelve general, su niño necesitará recibir tratamiento en un hospital. A él lo mantendrán en un cuarto oscuro y tranquilo para evitar los espasmos musculares. Él también podría necesitar lo siguiente:

  • Medicamentos, Podrían administrarse para detener o evitar las convulsiones y los espasmos musculares. Podrían darle antitoxina para detener la propagación de la toxina al cuerpo de su niño. Podrían administrarle medicamento para combatir una infección bacteriana o para controlar el dolor. El médico de su niño también podría darle a su niño una dosis de vacuna contra el tétano.
  • Cirugía podría usarse para remover el tejido afectado por el tétano. El desbridamiento es un tipo de cirugía que se usa para limpiar una herida y remover el tejido muerto. Los objetos como la tierra o el vidrio también serán removidos.

Evite el tétano:

  • Hable con el médico de su niño acerca de la vacuna contra el tétano. La vacuna contra el tétano se administra a los niños en varias dosis. Una infección por tétano no va a hacer a su niño inmune a la toxina del tétano. Si usted está embarazada, consulte con su médico acerca de la vacuna. Esta se administra durante la segunda mitad del embarazo para evitar que el tétano se transmita a su bebé durante el parto.
  • Limpie cada herida inmediatamente. Aplique presión a la herida de su niño para detener cualquier sangrado. Limpie la herida con jabón y agua. Quite la tierra u otros objetos de la herida. Cambie el vendaje a diario, y también si se moja o se ensucia.
  • Limpie el muñón del cordón de su bebé como se le indique. Siempre lávese sus manos antes de limpiar el muñón del cordón de su bebé. Lave cuidadosamente el muñón y la piel alrededor de éste con jabón suave y con agua tibia durante cada baño. Seque el muñón tocándolo suavemente después del baño del bebé. Si el muñón se ensucia con orina o evacuaciones intestinales, lávelo inmediatamente. El médico de su bebé podría sugerir que usted use alcohol o agua y un hisopo de algodón para limpiar el muñón. Limpie con cuidado desde la base hasta la punta del muñón. Limpie el muñón en cada cambio de pañal.

Programe una cita con su médico de su niño como se le haya indicado:

Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

© 2017 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide