Skip to Content

Síndrome De Dificultad Respiratoria En Recién Nacidos

LO QUE NECESITA SABER:

El síndrome de dificultad respiratoria (SDR) es una condición que provoca problemas respiratorios en los recién nacidos. Esta condición también se conoce como enfermedad de la membrana hialina. Podría comenzar de minutos a horas después del nacimiento del bebé. Es mas común en los bebés prematuros debido a que sus pulmones podrían no estar desarrollados completamente.

MIENTRAS USTED ESTÁ AQUÍ:

Consentimiento informado

es un documento legal que explica los exámenes, tratamientos, o procedimientos que usted podría necesitar. Un consentimiento informado significa que usted comprende que es lo que se va a realizar y que puede tomar decisiones sobre lo que usted desee. Usted da su permiso al firmar el formulario de consentimiento. Puede designar a otra persona para que firme este formulario por usted si usted no puede hacerlo. Usted tiene el derecho de comprender su cuidado médico en términos o palabras que usted pueda entender. Antes de firmar el documento de consentimiento, entienda los riesgos y beneficios de lo que se le hará. Asegúrese que todas sus preguntas sean contestadas.

Oxímetro del pulso:

Esta máquina le indica al médico cuál es el nivel de oxígeno del bebé en todo momento. Nunca apague el oxímetro de pulso, aún si la alarma está sonando.

Signos vitales:

Estos incluyen tomar la temperatura, presión arterial, pulso y respiración del bebé. Los médicos podrían usar la sonda del bebé o envolver un dispositivo pequeño alrededor del brazo del bebé para medir la presión arterial. Ellos podrían usar la sonda para medir la presión arterial del corazón del bebé. Los médicos escucharán el pulso y las respiraciones con un estetoscopio. Le tomarán la temperatura al bebé con una sonda pequeña que se pega a la piel o con un termómetro.

Vía arterial:

Este es un tubo pequeño que se coloca en la arteria (vaso sanguíneo) del brazo o pierna del bebé. Se conecta a una máquina que le administrará líquidos.

IV:

Este es un tubo IV pequeño que se coloca en la arteria (vaso sanguíneo). Se conectará la vía intravenosa del bebé a una máquina que le administrará al bebé líquidos y medicamentos.

Catéteres umbilicales:

Estos tubos pequeños podrían colocarse en los vasos sanguíneos del muñón del cordón umbilical. El muñón umbilical sobresale del ombligo. Este catéter ayuda a los médicos a medir presión sanguínea y arterial, extraer sangre y a administrar medicamentos, sangre y líquido. También podrían alimentar al bebé a través de este catéter.

Medicamentos:

  • Terapia de reemplazo del surfactante: El surfactante se administra a través de un tubo ET. Eso podría evitar el SDR o hacerlo menos severo. El bebé podría recibir 1 o mas dosis.
  • Broncodilatadores: Este podría administrarse para abrir las vías respiratorias del bebé de manera que pueda respirar mejor.
  • Diuréticos: Estos podrían administrarse para ayudar a que el cuerpo del bebé elimine el exceso de líquido o agua. Esto podría ayudar a que el bebé respire mejor.
  • Analgésicos: Estos podrían ayudar a mantener al bebé calmado y cómodo si tiene dolor.
  • Sedantes: Estos ayudan a que el bebé permanezca tranquilo mientras se mejora.

Exámenes:

  • Gasometría arterial: Este examen también es conocido con las iniciales GA (gases arteriales). La sangre para GSA podría extraerse del catéter umbilical del bebé. Podría tomarse de un arteria o de una vía arterial del brazo, muñeca, pierna o pie. Los resultados la gasometría arterial ayudan a los médicos a saber cuánto aumentar o disminuir el oxígeno del bebé.
  • Análisis de sangre: Estos ayudan a los médicos a saber mas de la salud del bebé. La sangre para estos exámenes usualmente se extrae del catéter umbilical del bebé o del talón.
  • Radiografías del pecho: Estas ayudan a los médicos a saber cómo están funcionando los pulmones y el corazón del bebé. Si el bebé tiene un ventilador, las radiografías también podrían mostrar si el tubo ET está en el lugar correcto.
  • Monitor cardíaco: También se conoce como electrocardiograma o ECG. Se colocan tres parches adhesivos en el cuerpo del bebé. Cada parche tiene un cable que se conecta a una pantalla. Esta pantalla muestra un trazo (imagen) de cada latido cardíaco. El corazón del bebé se vigila en todo momento para asegurarse de que está bien.

Tratamiento:

  • Oxígeno: El bebé necesitará oxígeno adicional para que pueda respirar mejor. El oxígeno podría estar tibio y húmedo (mezclado con vapor de agua). Los médicos podrían colocar una cámara de oxígeno sobre la cabeza del bebé. El bebé podría necesitar que le administren PPC (presión positiva continua en la vía aérea) a través de sondas nasales. Las sondas nasales se introducen cuidadosamente en las fosas nasales del bebé y se sujetan con cinta adhesiva. La PPC ayuda a que los pulmones del bebé se mantengan llenos de aire.
  • Tubo endotraqueal (ET): Al niño podrían colocarle un tubo ET por medio de la garganta o nariz. Un tubo plástico largo conecta el tubo ET a una máquina de respiración que se llama ventilador. Conforme el bebé mejora, los médicos le sacarán el respirador. Esto significa que revisarán si el bebé puede respirar sin ayuda del ventilador. Una vez que el bebé puede respirar sin ayuda del respirador, los médicos le quitarán el tubo ET.
  • Fisioterapia y succión del tórax: La fisioterapia y succión del tórax podría realizarse con frecuencia. Los médicos hacen esto para desprender la mucosidad de los pulmones del bebé y para mantener despejadas las vías respiratorias. Esto ayudará a que el bebé respire mejor. Un médico dará palmadas sobre el pecho del bebé, luego extraerá la mucosidad que se haya desprendido.

Cómo ayudar a su bebé mientras tiene SDR:

  • Usted podría sentarse al lado de la cama del bebé para reconfortarlo y apoyarlo. Puede hablar o acariciar suavemente a su bebé. Consulte con su médico acerca de las mejores formas de reconfortar su bebé.
  • Si usted planea alimentarlo, es importante comenzar a extraerse la leche de los senos lo mas pronto posible. Pídale al médico información sobre cómo usar un extractor de leche para almacenarla y que el bebé la ingiera después.

RIESGOS:

  • Muy rara vez, el tubo ET podría provocar que las cuerdas bucales del bebé dejen de funcionar por un tiempo. El bebé podría desarrollar fugas de aire en los tejidos del pulmón o el pecho. Las sondas umbilicales que se usan durante el tratamiento podrían provocar un coágulo de sangre.
  • Sin tratamiento, los problemas respiratorios del bebé podrían empeorar. El bebé podría tener sangrado interno en la cabeza o en los pulmones. El podría contraer una infección o desarrollar problemas estomacales y cardíacos. El SDR podría provocar que el bebé desarrolle problemas médicos de larga duración. Estos incluyen problemas de los pulmones, visión mala y ceguera. Estos también incluyen problemas de aprendizaje y coordinación (movimiento) o daño cerebral. Con o sin tratamiento, el SDR severo podría representar una amenaza para la vida.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación del cuidado de su bebé. Informarse acerca del estado de salud del bebé y la forma como puede tratarse. Discuta las opciones de tratamiento con el médico de su bebé para decidir el cuidado que usted desea para él.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide