Skip to Content

Síndrome De Dificultad Respiratoria En Recién Nacidos

LO QUE NECESITA SABER:

El síndrome de dificultad respiratoria (SDR) es una condición que provoca problemas respiratorios en los recién nacidos. Esta condición también se conoce como enfermedad de la membrana hialina. Podría comenzar de minutos a horas después del nacimiento del bebé. Es mas común en los bebés prematuros debido a que sus pulmones podrían no estar desarrollados completamente.

INSTRUCCIONES SOBRE EL ALTA HOSPITALARIA:

Medicamentos:

  • Broncodilatadores: Este podría administrarse para abrir las vías respiratorias del bebé de manera que pueda respirar mejor.
  • Diuréticos: Estos podrían administrarse para ayudar a que el cuerpo del bebé elimine el exceso de líquido o agua. Esto podría ayudar a que el bebé respire mejor.
  • Administre a su niño su medicamento como se le haya indicado: Llame al proveedor de salud de su niño si piensa que el medicamento no esta funcionando como se había esperado. Infórmele si su niño es alérgico a algún medicamento. Mantenga una lista vigente de los medicamentos, vitaminas, o hierbas que toma su niño. Incluya la cantidad que toma, la forma y la razón porque los esta tomando. Traiga la lista o los recipientes de las píldoras a sus visita de seguimiento. Mantenga la lista con usted en caso de emergencia.

Oxígeno:

El niño podría necesitar oxígeno adicional para ayudarlo a respirar mejor. Podría administrarse a través de una máscara plástica sobre la boca o nariz. También podría administrarse a través de un par de tubos cortos y delgados que se colocan justo adentro de la nariz. Informe al pediatra del niño si la nariz se reseca o si tiene enrojecimiento o úlceras en la piel.

Programe una cita con el médico del niño como se le indique:

El niño necesitará seguimiento constante. Pregunte cuándo debería llevar al niño a su próxima cita. Escriba las preguntas que tenga par que recuerde hacerlas durante las visitas del niño.

No exponga al niño al humo:

Esto incluye al humo del cigarro y otros tipos de tabaco. Nunca fume o deje que otros fumen alrededor del niño porque esto puede irritar los pulmones del niño.

Comuníquese con el pediatra del niño si:

  • El niño tiene fiebre.
  • El niño no está comiendo tanto como debería.
  • Usted cree que el niño está perdiendo o no está aumentando de peso.
  • Tiene preguntas o inquietudes acerca de la condición o cuidado del niño.

Busque cuidado inmediatamente o llame al 911 si:

  • El niño tiene dificultad para respirar o tiene pausas en la respiración.
  • El niño tiene los labios o uñas de las manos azules.
  • Los síntomas del niño no mejoran o empeoran.

© 2015 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide