Skip to Content

Reemplazo Total De Cadera

CUIDADO AMBULATORIO:

Lo que usted necesita saber sobre el reemplazo total de cadera:

El reemplazo total de la cadera es una cirugía para reemplazar una articulación de la cadera dañada por el uso, lesión o enfermedad. También se le llama artroplastia total de cadera. La articulación de la cadera es donde se sitúa la parte superior del fémur (hueso de la cadera) en la cavidad del hueso pélvico. La articulación está unida por ligamentos y músculos. La parte superior del fémur tiene forma de bola y está cubierta de cartílago. El cartílago es un tejido que ayuda a que las articulaciones se muevan.

Preparación para la cirugía de reemplazo total de cadera:

  • La semana antes de la cirugía:
    • Pídale a un familiar o amigo que lo lleve a su casa cuando a usted le den la salida del hospital. Pídale a alguien que se quede con usted durante la primera y segunda semana después de su cirugía, en caso de que usted necesite ayuda.
    • Lo más probable es que usted necesite mover sus muebles para tener suficiente espacio para sus artículos de asistencia personal que usted utilizará después de su cirugía. Puede que usted necesite muletas o una andadera para movilizarse de forma segura.
    • Mantenga todos los artículos de cuidado personal y los artículos de uso común a mano. Después de la cirugía usted tendrá que evitar agacharse o tratar de alcanzar cosas por encima de su cabeza.
    • Después de su cirugía usted no se va a poder sentar o levantar después de haber estado sentado a un nivel bajo. Revise sus sillas o servicios sanitarios para ver si le van a causar alguna dificultad.
    • Pregúntele a su médico sobre otras cosas que usted puede hacer para hacer de su hogar un lugar más seguro.
  • Su médico podría indicarle que usted no coma ni tome nada después de la medianoche del día de su cirugía. Le dirá qué medicamentos puede tomar el día de la cirugía.

Qué pasará durante el reemplazo total de cadera:

  • Su médico seguramente usará anestesia general o un bloqueo espinal. La anestesia general lo mantendrá dormido y sin dolor durante la cirugía. Pregúntele a su médico cuál de los siguientes procedimientos es correcto para usted:
    • El reemplazo tradicional de cadera requiere de una incisión. Su médico hará la incisión ya sea a lo largo del lado frontal, al costado o parte trasera de su cadera.
    • La cirugía mínimamente invasiva de reemplazo de cadera requiere de una incisión más pequeña de aproximadamente 4 a 8 pulgadas de longitud. Puede que su médico haga una incisión a lo largo del frente, costado o parte trasera de su cadera. El médico usará la fluoroscopía (un tipo de rayos X) para guiarse durante la cirugía.
  • La bola del fémur y la cavidad de su pelvis serán extirpados. Un implante de cadera reemplazará los huesos que fueron removidos. Es probable que su médico use cemento médico para asegurar las partes del implante. Puede que use un implante con una superficie porosa. La superficie permite que su propio hueso crezca y llene los poros del implante. También es probable que su médico use los dos, el cemento médico y el implante poroso para la cavidad para así mantener la bola del fémur en su lugar debido. Puede que le coloquen un drenaje para remover la sangre y líquidos adicionales del área de la cirugía. Le cerrarán la incisión con puntos o grapas y la cubrirán con una venda.

Qué pasará después del reemplazo total de cadera:

Lo más probable es que usted tenga que quedarse en el hospital por hasta 5 días. Sus médicos le enseñarán lo importante que es toser y respirar profundo después de su procedimiento. También le enseñarán cómo usar un espirómetro de incentivo. Cuando usted tose, respira profundo y usa el espirómetro de incentivo, usted disminuye su riesgo de neumonía. Sus médicos le enseñarán como sentarse y moverse sin causarle daños a su cadera. Usted usará una almohada especial entre sus piernas para evitar que se crucen y causen daño a su cadera. Usted podrá caminar en algún momento del día después de la cirugía. También le enseñarán a usar muletas o una andadera para ayudar a no poner presión sobre sus caderas. Le enseñarán ejercicios para mantener sus piernas fuertes y reducir el riesgo de coágulos de sangre. Usted usará calcetines de compresión para ayudar a promover el flujo sanguíneo y prevenir los coágulos.

Riesgos del reemplazo total de cadera:

  • Es probable que su implante se suelte o salga de lugar. Si esto sucede, usted probablemente necesitará otra cirugía para reemplazar el implante. Puede ser que usted necesite cirugía para remover el tejido infectado. También usted puede necesitar cirugía para remover el implante si usted tiene una reacción alérgica a los materiales. Se le podría formar un coágulo sanguíneo en la extremidad. Esto podría poner en peligro su vida.
  • Usted puede tener más dolor en la cadera, o puede empezar a sentir rigidez o entumecimiento en la articulación de la cadera. El movimiento de su articulación puede no ser tan estable como era antes de su cirugía. Usted puede sufrir pérdida ósea o los huesos cerca del área del implante pueden quebrarse o agrietarse. Usted podría sangrar más de lo esperado o contraer una infección. Sus nervios, vasos sanguíneos, ligamentos o músculos pueden sufrir daños durante la cirugía.

Cuidados personales:

  • Use un bastón, andadera o muletas según indicaciones médicas. Estos aparatos le ayudarán a disminuir su riesgo de caídas.
  • Use medias de compresión. Estos son calcetines largos y ajustados que ejercen presión en las piernas y promueven el flujo sanguíneo para evitar coágulos.

  • No suba y baje gradas. Esto pone demasiada presión sobre su cadera e incisión. Su médico le dirá cuándo es correcto subir y bajar gradas.Haga sus ejercicios varias veces al día.
  • Haga sus ejercicios varias veces al día. Los ejercicios fortalecen y previenen los coágulos de sangre.

Prevenga la dislocación de su implante de cadera:

  • No se apoye hacia adelante cuando está en cama. Siéntese con las piernas estiradas hacia el frente.
  • No se siente en una silla baja. Use los apoya brazos cuando se levanta después de haber estado sentado para disminuir la fuerza y presión sobre sus caderas.
  • No se siente en un sofá, sillas mecedoras o bancos altos.
  • No cruce sus piernas. Mantenga sus rodillas separadas. Coloque una almohada o un cojín de espuma en medio de sus rodillas al estar sentado o acostado.

Acuda a sus consultas de control con su médico según le indicaron.

Tendrán que removerle los puntos o grapas. Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

Siga las instrucciones de su médico sobre el cuidado de sus heridas:

Trate de que no se le moje la incisión hasta que haya sanado por completo. Pregúntele a su médico cuándo está bien mojarse la incisión. Cámbiese la venda según indicaciones y si se moja o ensucia.

Fisioterapia:

Un fisioterapeuta le puede enseñar ejercicios para ayudarle a mejorar el movimiento y la fuerza, y para disminuir el dolor. Si usted no se siente seguro en su propio hogar, lo más probable es que lo admitan en un centro de rehabilitación.

© 2016 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide