Skip to Content

Quemadura De Segundo Grado

LO QUE USTED NECESITA SABER:

¿Qué es una quemadura de segundo grado?

Una quemadura de segundo grado también se conoce como quemadura de grosor parcial. Su piel consiste de 3 capas. Una quemadura de segundo grado ocurre cuando se quema la primera capa y parte de la segunda capa. Típicamente, este tipo de quemadura sana dentro de 2 a 3 semanas y presenta poca cicatrización.

¿Cuáles son los tipos de quemaduras de segundo grado?

  • Una quemadura de segundo grado superficial incluye la primera capa y parte de la segunda capa. No se presenta daño en las capas más profundas, ni en las glándulas de sudor o las glándulas productoras de grasa.
  • Una quemadura de segundo grado profunda incluye daños en la capa media y en las glándulas de sudor o las glándulas productoras de grasa.

¿Qué causa una quemadura de segundo grado?

La exposición directa al calor o fuego es la causa más común de una quemadura de segundo grado. La exposición incluye el contacto con objetos calientes o fuego, como una plancha, una sartén, alquitrán, cigarrillos o fuegos artificiales. Los siguientes también pueden llegar a causar una quemadura de segundo grado:

  • Químicos fuertes, como productos de limpieza, ácido de batería para carro, gasolina o cemento
  • Cables eléctricos dañados o tomas de corriente eléctricos
  • Agua o vapor caliente
  • Exposición a rayos dañinos del sol o de camas de bronceado

¿Cuáles son los signos y síntomas de una quemadura de segundo grado?

  • Quemadura de segundo grado superficial: La piel presenta enrojecimiento, humedad, dolor al tacto y ampollas. Las áreas enrojecidas se vuelven blancas al aplicar presión. Sin embargo, recupera el color rojo al retirar la presión.
  • Quemadura de segundo grado profunda: La piel presenta una combinación entre color rojo y blanco ceroso, húmeda y sin ampollas. Las áreas enrojecidas podrían volverse blancas al aplicar presión. Es posible que se recupere el color rojo lentamente o nada en absoluto cuando se retira la presión del área.

¿Cómo se diagnostica una quemadura de segundo grado?

Su proveedor de salud le preguntará como fue que se quemó. Dígale sobre sus síntomas. El le examinará su quemadura y determinará cuan severa es. Se podría utilizar escáneres láser para revisar el flujo de sangre en su piel.

¿Cómo se trata una quemadura de segundo grado?

  • Se puede usar medicamentos para disminuir el dolor, prevenir infecciones o ayudar a sanar su quemadura. Pueden aplicarse en píldora o ungüento en la piel.
  • Una cirugía puede remover el tejido dañado, reemplazar o cubrir piel quemada, o aliviar la presión y mejorar el flujo sanguíneo. La cirugía puede ayudar a prevenir infecciones, disminuir la inflamación y mejorar la sanación. También puede mejorar la apariencia de su piel y reducir las cicatrices.

¿Cómo cuido de mi quemadura de segundo grado?

  • Lave sus manos con agua y jabón y quítese las vendas viejas. Es posible que sea necesario empapar el vendaje con agua antes de removerlo para evitar que se pegue a la lesión.
  • Limpie el área quemada cuidadosamente con un jabón suave y séquela cuidadosamente. Busque cualquier inflamación o enrojecimiento alrededor del área quemada. No rompa las ampollas que están cerradas porque puede aumentar el riesgo de contraer una infección.
  • Aplique crema o pomada al área quemada con un bastoncillo de algodón. Coloque un vendaje antiadherente sobre el área quemada.
  • Envuelva una capa de gasa alrededor del vendaje para mantenerlo en su lugar. La envoltura debe ser ajustada pero no apretada. La envoltura está demasiado apretada si usted siente hormigueo o pierde la sensibilidad en esa área.
  • Si comienza a sangrar, aplique presión leve por unos minutos.
  • Eleve su brazo o pierna quemada por encima del nivel de su corazón lo más que se pueda para reducir la inflamación y el dolor. Apoye su brazo o pierna quemada sobre almohadas o cobijas dobladas para mantenerla elevada cómodamente.

¿Por qué podría requerir de terapia física?

Es probable que sus músculos y articulaciones no funcionen bien después de una quemadura de segundo grado. Un terapeuta físico le enseña a usted ejercicios para ayudarle a mejorar el movimiento y la fuerza, y para reducir el dolor.

¿Cómo puedo prevenir quemaduras de segundo grado?

  • No deje tazas, jarros o tazones con líquidos calientes en el borde de una mesa. Gire las agarraderas de las ollas a la parte posterior de la estufa.
  • No deje cigarrillos encendidos desatendidos. Deséchelos correctamente. Mantenga los encendedores y las cerrillas en un sitio donde no presentan peligro a los niños.
  • Gradúe el calentador de agua a temperatura baja o media.

¿Cuándo debo buscar cuidados inmediatos?

  • Usted tiene los latidos del corazón o su respiración rápida.
  • Usted no orina.

¿Cuándo debo comunicarme con mi proveedor de salud?

  • Usted tiene fiebre.
  • Usted presenta más enrojecimiento, entumecimiento o inflamación en el área quemada.
  • Su herida o vendas están drenando pus y huelen mal.
  • Su dolor no se alivia o más bien empeora aún después de tomar su medicamento para el dolor.
  • Usted tiene la boca o los ojos secos.
  • Usted siente demasiada sed o cansancio.
  • Usted tiene orina color amarillo oscuro u orina menos de lo normal.
  • Usted tiene dolor de cabeza o se siente mareado.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes sobre su condición o cuidados.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación de su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta con sus médicos sus opciones de tratamiento para juntos decidir el cuidado que usted quiere recibir. Usted siempre tiene el derecho a rechazar su tratamiento. Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

© 2015 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Hide