Skip to Content

Portoenterostomía Hepática En Bebés

LO QUE NECESITA SABER:

¿Qué necesito saber acerca de una portoenterostomía hepática?

La portoenterostomía hepática o procedimiento de Kasai, es una cirugía para tratar la atresia biliar. La atresia biliar es la obstrucción de los conductos biliares (tubos) que trasportan la bilis del hígado a la vesícula biliar. La bilis es un líquido producido por el hígado para ayudar con la digestión.

¿Cómo preparo a mi bebé para la cirugía?

  • El cirujano de su bebé hablará con usted acerca de cómo preparar a su niño para la cirugía. Su bebé no podrá comer ni tomar nada por unas horas después de su cirugía. El cirujano de su bebé le dirá cuántas horas deben pasar antes de alimentarlo.
  • Informe al cirujano de su bebé acerca de todos los medicamentos que toma actualmente. El cirujano le dirá si su bebé necesita dejar de tomar algún medicamento para la cirugía y cuándo debe hacerlo. Le indicará cuáles medicamentos darle a su bebé y cuáles no en el día de la cirugía.
  • Su bebé podría necesitar exámenes de sangre, orina o de las evacuaciones intestinales antes de su cirugía. El médico también puede necesitar radiografías, un ultrasonido o gammagrafías del hígado y la vesícula biliar. Consulte con el cirujano de su bebé sobre estas u otras pruebas que podría necesitar. Anote la fecha, hora y lugar de cada examen.

¿Qué sucederá durante la cirugía de mi bebé?

La anestesia general mantendrá a su bebé dormido y sin dolor durante la cirugía. El cirujano de su bebé realizará una incisión en el lado derecho superior del abdomen de su bebé. Removerá los conductos biliares obstruidos. El hígado de su bebé estará conectado a su intestino delgado. Esto crea un nuevo conducto para drenar la bilis del hígado de su bebé. El cirujano de su bebé podría inyectar un tinte para revisar cualquier goteo en el nuevo conducto. La incisión será cerrada con puntos de sutura o con grapas. Se colocará un vendaje sobre la incisión.

¿Cuáles son los riesgos de la cirugía?

Su bebé podría sangrar más de lo esperado o contraer una infección. Se puede acumular presión o líquido en los vasos sanguíneos o el abdomen. Su bebé podría presentar un aumento en el riesgo de una mala nutrición o escaso crecimiento. El hígado de su bebé podría cicatrizar o dejar de funcionar apropiadamente. El nuevo conducto podría dejar de funcionar y su bebé podría necesitar otra cirugía.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación del cuidado de su bebé. Informarse acerca del estado de salud del bebé y la forma como puede tratarse. Discuta las opciones de tratamiento con el médico de su bebé para decidir el cuidado que usted desea para él.Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.

Hide