Skip to Content

Otitis En Niños

CUIDADO AMBULATORIO:

La infección del oído

también se llama otitis media. Las infecciones del oído pueden ocurrir en cualquier momento del año. Son más comunes durante los meses de invierno y primavera. Su niño podría sufrir de una infección de oído más de una vez.

Anatomía del oído

Causas de una infección de oído:

Las trompas de Eustaquio obstruidas o hinchadas pueden causar una infección. Las trompas de Eustaquio conectan el oído medio a la parte posterior de la nariz y la garganta. Estas drenan el líquido del oído medio. Es posible que a su niño tenga acumulación de líquido en el oído. Los gérmenes se acumulan en el líquido y se produce una infección.

Anatomía del oído

Los signos y síntomas comunes son:

  • Fiebre
  • Dolor de oído o estirar, tirar o frotar la oreja
  • Disminución del apetito debido a succión dolorosa, por tragar o masticar
  • Irritabilidad, agitación o dificultad para dormir
  • Líquido o pus de color amarillo que sale del oído
  • Dificultad para oír
  • Mareos o pérdida del equilibrio

Busque atención médica de inmediato si:

  • Su niño parece estar confundido o no puede permanecer despierto.
  • Su hijo tiene rigidez en el cuello, dolor de cabeza y fiebre.

Llame al médico de su hijo si:

  • Usted nota sangre o pus que drena del oído de su niño.
  • Su hijo tiene fiebre.
  • Su hijo aún no come ni bebe después de 24 horas de haber tomado el medicamento.
  • Su hijo tiene dolor detrás de la oreja o cuando usted le mueve el lóbulo de la oreja.
  • La oreja de su niño sobresale de la cabeza.
  • Su hijo aún tiene signos y síntomas de una otitis después de 48 horas de haber tomado los medicamentos.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes sobre la condición o el cuidado de su hijo.

Tratamiento para una otitis

podría incluir cualquiera de los siguientes:

  • Medicamentos:
    • Acetaminofén alivia el dolor y baja la fiebre. Está disponible sin receta médica. Pregunte qué cantidad debe darle a su niño y con qué frecuencia. Siga las indicaciones. Lea las etiquetas de todos los demás medicamentos que esté tomando su hijo para saber si también contienen acetaminofén, o pregunte a su médico o farmacéutico. El acetaminofén puede causar daño en el hígado cuando no se toma de forma correcta.
    • Los AINE, como el ibuprofeno, ayudan a disminuir la inflamación, el dolor y la fiebre. Este medicamento está disponible con o sin una receta médica. Los AINE pueden causar sangrado estomacal o problemas renales en ciertas personas. Si su niño está tomando un anticoagulante, siempre pregunte si los AINE son seguros para él. Siempre lea la etiqueta de este medicamento y siga las instrucciones. No administre este medicamento a niños menores de 6 meses de vida sin antes obtener la autorización de su médico.
    • Las gotas para los oídos ayudan a tratar el dolor de oído de su hijo.
    • Los antibióticos ayudan a tratar una infección bacteriana.
  • Tubos auditivos se utilizan para evitar que se acumule líquido en los oídos de su niño. Su niño puede necesitar estos tubos para evitar las infecciones de oído frecuentes o la pérdida de la audición. Solicite a su médico más información sobre tapones para los oídos.
    Tubo para el oído

El cuidado del niño en el hogar:

  • Acueste a su hijo con el oído infectado hacia abajo para permitir que el líquido drene del oído.
  • Aplique calor en el oído de su hijo durante 15 a 20 minutos, 3 a 4 veces por día, o como se le haya indicado. Usted puede aplicar calor con una almohadilla térmica eléctrica, una botella con agua caliente o una compresa tibia. Siempre coloque una tela entre la piel de su niño y el paquete térmico para evitar quemaduras. Esto ayuda a disminuir el dolor.
  • Aplique hielo en el oído de su hijo durante 15 a 20 minutos, 3 a 4 veces por día durante 2 días, o como se le haya indicado. Use una compresa de hielo o ponga hielo triturado en una bolsa de plástico. Cúbralo con una toalla antes de aplicarlo sobre el oído de su niño. El hielo disminuye la inflamación y el dolor.
  • Pregunte sobre las maneras de mantener el agua fuera de los oídos de su niño cuando se baña o nada.

Evite la infección del oído:

  • Lave sus manos y las de su niño con frecuencia para ayudar a evitar la propagación de gérmenes. Pida a todos en su casa que se laven las manos con agua y jabón. Pídales que se laven las manos después de usar el baño o de cambiar un pañal. Recuérdeles lavarse antes de preparar o comer alimentos.
    Lavado de manos
  • Mantenga a su niño lejos de personas con enfermedades, como los compañeros de juego enfermos. Los gérmenes se transmiten muy fácil y rápidamente en las guarderías.
  • Si es posible, alimente a su bebé con leche materna. Su bebé podría ser menos propenso a contraer otitis si lo amamanta.
  • No le dé el biberón a su hijo mientras esté acostado. Esto podría provocar que líquido de las fosas nasales se filtre hacia las trompas de Eustaquio.
  • Mantenga a su hijo alejado del humo del cigarrillo: El humo puede empeorar una infección de oído. Aleje a su niño de las personas que están fumando. Si actualmente usted fuma, no lo haga cerca de su hijo. Solicite a su médico más información si usted quiere ayuda para dejar de fumar.
  • Pregunte sobre las vacunas. Las vacunas pueden ayudar a prevenir infecciones que pueden causar una otitis. Haga que su hijo se aplique una vacuna anual contra la gripe tan pronto como se recomiende, normalmente en septiembre u octubre. Pregunte por otras vacunas que su hijo necesita y cuándo debe recibirlas.
    Calendario de vacunación

Acuda a las consultas de control con el médico de su niña según le indicaron:

Anote sus preguntas para que se acuerde de hacerlas durante sus visitas.

Learn more about Otitis En Niños (Ambulatory Care)

Associated drugs

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.