Skip to Content

Neumonía Por Aspiración

LO QUE NECESITA SABER:

La neumonía por aspiración es una infección pulmonar que se desarrolla después de aspirar (inhalar) alimentos, líquidos o vómito en los pulmones. También puede producirse cuando los alimentos o líquidos suben del estómago por el esófago. Si usted no puede toser y expulsar el material aspirado, existe la posibilidad de que las bacterias crezcan en sus pulmones y causen una infección. Su riesgo es más elevado si usted es mayor de 75 años de edad o vive en un hogar de ancianos o un centro de cuidados prolongados. Es posible que su nivel de actividad disminuya a medida que usted envejece o que deba guardar cama. Es posible que usted no pueda tragar o toser bien. Los músculos que nos ayudan a tragar pueden debilitarse con la edad o a causa de algunas enfermedades. Su riesgo también aumenta si su sistema inmunológico está debilitado.


INSTRUCCIONES SOBRE EL ALTA HOSPITALARIA:

Busque atención médica de inmediato si:

  • A usted le duele el pecho.
  • Usted está confundido o no puede pensar con claridad.
  • Usted tiene más dificultad para respirar o su respiración parece ser más acelerada que de costumbre.

Comuníquese con su proveedor de salud si:

  • Usted tiene fiebre.
  • Sus síntomas no mejoran después de 2 o 3 días de tratamiento.
  • Usted tiene alguna pregunta o inquietud sobre su condición o cuidado.

Medicamentos:

  • Se administran antibióticos para tratar la neumonía causada por una bacteria.
  • Los esteroides pueden ayudar a abrir las vías aéreas para que usted pueda respirar con mayor facilidad. No deje de tomar estos medicamentos sin antes consultar con su proveedor de salud. Podría presentarse algún problema si usted deja de tomarlos por su cuenta.
  • Tome sus medicamentos como se le haya indicado. Llame a su proveedor de salud si usted piensa que su medicamento no le está ayudando o si tiene efectos secundarios. Infórmele si es alérgico a cualquier medicamento. Mantenga una lista vigente de los medicamentos, vitaminas, y hierbas que toma. Incluya las cantidades, la frecuencia con que los toma y por qué los toma. Traiga la lista o los envases de sus medicamentos a las citas de seguimiento. Mantenga la lista consigo en caso de una emergencia. Bote las listas viejas.

Programe una cita de seguimiento con su proveedor de salud como le indiquen:

Es posible que usted deba tomarse otra radiografía de tórax dentro de 6 a 8 semanas. Programe una cita con su patólogo del habla y lenguaje, dietista o terapeuta ocupacional como le indiquen. Anote las preguntas que tenga para no olvidarse de hacerlas durante las consultas de seguimiento.

Evite o mantenga bajo control la neumonía por aspiración:

  • Asista a las sesiones de terapia del habla como le indiquen. Un terapeuta del habla puede enseñarle ejercicios para fortalecer los músculos que usted usa para tragar.
  • Coma sentado. Nunca coma acostado de espaldas. Si debe guardar cama, mantenga la cabecera de la cama un poco elevada (aproximadamente a un ángulo de 30° a 45°) mientras come. Coma bocados pequeños, coma lentamente y trague con el mentón hacia abajo.
  • Coma alimentos y bebidas espesados. Un dietista puede enseñarle a espesar sus alimentos a fin de que tenga menos dificultad para tragarlos. Tome los líquidos con una pajita o popote, o use una cuchara para sorberlos lentamente.
  • Cuide de sus dientes y su boca. La higiene bucal puede ayudar a eliminar las bacterias dañinas de la boca para que usted no las aspire. Siéntese y lávese los dientes a diario durante 2 minutos después de desayunar y de cenar. Cepíllese la lengua. Si usted no tiene dientes, cepíllese cuidadosamente las encías con un cepillo de cerdas suaves. Si tiene una dentadura postiza, quítesela y límpiela con un cepillo de dientes eléctrico y agua después del desayuno y la cena. Ponga la dentadura postiza en remojo en una solución de limpieza durante la noche. Asista en forma regular al dentista para que le hagan una limpieza de los dientes y las encías.
  • No tome sedantes o disminuya la cantidad que toma. Estos medicamentos aumentan el riesgo de aspiración porque le secan la boca y le provocan somnolencia. Use menos medicamentos antihistamínicos, ya que estos también resecan la boca.
  • No fume. La nicotina y otras sustancias químicas que contienen los cigarrillos y cigarros pueden dañar los pulmones. Pida información a su proveedor de salud si usted fuma y necesita ayuda para dejar de hacerlo. Los cigarrillos electrónicos y el tabaco sin humo o rapé contienen nicotina. Consulte con su proveedor de salud antes de usar estos productos.

© 2015 Truven Health Analytics Inc. Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or Truven Health Analytics.

Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Hide